• Caracas (Venezuela)

Yoli Caballero

Al instante

Mejor que una novela de Leonardo Padrón

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Es de conocimiento público, nacional e internacional, que Venezuela durante ya un largo período de tiempo, ocupa el puesto número uno en el top list de los países más controversiales del mundo, y aunque esto parezca un conteo común de los que hacen en E! Entertainment Television, pues es tan verídico como que la cuenta de Twitter de Luis Chataing, fue hackeada por un chivo pesado, literal. Por esta razón, es necesario destacar que somos un país tan controversialmente famoso, que no hay novela, reality show, ni discurso xenofóbico y/o racista de Donald Trump, que nos opaque.

En este sentido, y recapitulando los hechos ocurridos en Venezuela, en tan solo una semana, podemos llegar a la conclusión de que definitivamente somos una nación rica en el ámbito artístico, y como ejemplo de ello tomo a Leonardo Padrón. Conocido escritor y guionista venezolano –entre otras cosas que también sabe hacer–, que quizás las amas de casa y señoras del personal de limpieza, lo asocien mejor por los nombres “Amantes de luna llena”, “Cosita rica”, “Ciudad Bendita” y “La mujer perfecta”, cuatro telenovelas criollas del puño y letra de este artista, que si bien generaron una audiencia popular-masiva, ypremios de orgullo, no superan, ni en contenido, ni en público, la nueva producción nacional: “Como Nacho’s a la candela”.

Esta nueva historia, que sin duda ha tenido un éxito extraordinario, no sólo en casa sino también fuera de nuestros límites, cuenta el cuento de cómo un joven no tan joven, quien a pesar de tener una carrera establecida como cantante de música urbana, no le gusta improvisar, logró, mediante un discurso magistral leído, callarle la boca a todo un club de FOCAS –Falsos Obreros Capitalistas, Anti-derecha y Soberbios–, quienes al igual que las focas (el animal), son tan escandalosos que hasta entre ellos mismos se aturden, y a quienes, pese a su porte de payasos de circo, muchos les tienen miedo.

Este impactante comienzo, desata un sinfín de acontecimientos no inesperados, en los que las palabras“prisión”, “crisis”, “expropiación”, “aumento”, “gasolina” y “Twitter”, se salen de control. En dicha novela, participanlas figuras del momento Antonio Ledezma, Lorenzo Mendoza, Jesús Miranda, mejor conocido como “Chino”, Winston Vallenilla y Miguel Ignacio Mendoza, mejor conocido como Nacho. Por su parte, cabe resaltar que ésta es una historia basada en hechos reales, la cual a su vez, cuenta con la colaboración de otros personajes, pero sus nombres son tan trillados y repetitivos, que es mejor omitirlos. ¿Notan cuán emocionante es este material? Mucho más que cualquier obra de Leonardo Padrón… o algo así.

Volviendo a la realidad, no es secreto para nadie que ‘Venezuela’, es una novela. El acontecer diario se nos hace cada vez más común, tan común como las típicas historias de Venevisión, Televen y antiguamente de RCTV, en las que el rico se enamoraba de la pobre y al final, esta última se entera que siempre fue rica por un meollo todo rebuscado. Pues así pasa aquí en mi país, tu país, y quizás sea éste el motivo por el que las creaciones de Leonardo Padrón perdieron ese auge que solían tener, porque ahora todo es tan frecuente, que si nos pica un zancudo y nos da Zica, nos reímos de ello. Todo es tan frecuente, que si nos aumentan la gasolina, hacemos memes, los volvemos virales y además, alegamos que ese aumento era justo y necesario. ¿Es acaso justo y necesario vivir en miseria también?

Como una novela, o al menos en su mayoría, los malos terminan perdieron y los buenos viven felices para siempre, pero, ¿quién se atreve a escribir esa historia para nosotros los venezolanos, tomando en cuenta 6.085,56% de aumento en todos y cada uno de los recursos de producción, que implican a todos y cada uno de los canales de distribución, con los que se trasladan todos y cada uno de los materiales que se necesitan para redactar unas cuantas líneas? “He aquí la cuestión”.