• Caracas (Venezuela)

Vladimir Villegas

Al instante

Samper y la reactivación del diálogo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ex presidente colombiano Ernesto Samper, ahora secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas, ha sacado del olvido el tema del diálogo en Venezuela, y sus declaraciones en torno a esta materia indican que hará, o ya viene haciendo, los esfuerzos destinados a lograr que se retome esta iniciativa.

Han pasado varios meses desde que se hicieron fallidos intentos por un diálogo fructífero en Venezuela. No se logró el objetivo, no se pudieron alcanzar los acuerdos destinados a entrar en una nueva etapa del país. La violencia no pudo imponerse como forma de lucha en la oposición. La mayoría de sus componentes se deslindó de la llamada “salida”, y sin embargo fue imposible que el gobierno y sus adversarios sacaran con éxito la tarea de darle buenas noticias al país.

Coincido con Henry Ramos Allup en cuanto a que el expresidente Samper puede, desde sus nuevas responsabilidades, convocar a la comunicación permanente entre el gobierno y la oposición. Imagino que el nuevo secretario general de la Unasur debe tener alguna señal clara por parte del gobierno de Nicolás Maduro para haber planteado la retoma del diálogo político. La agenda que pudiera establecerse es realmente ilimitada. No debe haber tema tabú para los interlocutores, pero tampoco precondiciones que signifiquen en sí mismas obstáculos para que el diálogo se concrete. Algunas de esas precondiciones serían más bien el resultado del proceso, aunque hay decisiones, sobre todo en materia de libertades, indultos o medidas humanitarias, que no deberían demorarse más.

De nuevo se requiere que las partes no solo se comprometan a sentarse, sino, además, a no interrumpir las conversaciones. Se trata de un asunto muy serio, como serios son los problemas que tenemos en nuestro país. Los cancilleres de Colombia, Ecuador y Brasil hicieron un buen trabajo, le dedicaron tiempo a escuchar a las partes y a entender con claridad la complejidad del proceso político venezolano. Ojalá ellos puedan seguir actuando a favor del entendimiento entre los venezolanos.

El gobierno debería retomar el espíritu que lo llevó a convocar la Conferencia de Paz a la cual asistimos venezolanos del mundo profesional, político, empresarial, religioso, militar y social. Tal vez no esté planteado reunir nuevamente esa conferencia en el formato de ese momento, pero sí llamar de nuevo a todos los que atendieron la convocatoria. Por una sencilla razón, los objetivos trazados no se cumplieron, y estoy seguro de que muchos de sus participantes se quedaron con las ganas, y aún las tienen, de hacer aportes concretos para la solución de los problemas del país.

Hay muchos asuntos que reclaman salidas por la vía del diálogo. La inseguridad, la insatisfacción laboral tanto en el sector público como en el privado, los desequilibrios de nuestra economía, los temas ambientales, la educación, la crisis del sector salud, el contrabando, el rentismo, los casos de jóvenes detenidos, la corrupción, entre otros. Es decir, no es asunto exclusivo de la dirigencia política oficialista y opositora, pero es obvio que a ella le corresponde la tarea de enviar una señal concreta, y sobre todo creíble, de que sí hay plena disposición a reconocer en el otro a un interlocutor legítimo y válido y tomar en cuenta sus ideas y propuestas.

En el campo económico, insisto en el planteamiento de crear un Consejo de Asesoría Económica de carácter permanente, con la incorporación de las más variadas visiones en este campo. Le serviría al gobierno para un debate de calidad en torno a este tema, y pasar de los asuntos meramente burocráticos o administrativos a la gran discusión en torno a cómo lograr pasar del rentismo a un modelo realmente productivo, y cómo llevar a la práctica el modelo económico previsto en la Constitución de 1999.

 

Pedro Guevara

La semana pasada falleció en Valencia el profesor Pedro Guevara, ex director del liceo José Ávalos –en la parroquia El Valle– hombre ligado a la lucha social durante largos años, y quien hizo de su ejercicio docente un verdadero apostolado. Paz a sus restos y nuestra solidaridad con sus familiares. 

vvillegas45@gmail.com