• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Una vuelta por el corazón de Río

El barrio de Lapa reúne lo mejor de la ciudad | Wikipedia

El barrio de Lapa reúne lo mejor de la ciudad | Wikipedia

El barrio de Lapa reúne lo mejor de la ciudad: la samba, el arte, la arquitectura y la vida bohemia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para encontrar el corazón de Río de Janeiro no hay que buscar entre las olas rebeldes de Copacabana o Ipanema. Tampoco hay que lanzarse inmediatamente a los brazos del Cristo Redentor. El latido está en el sector de Lapa, en el meneo de caderas sueltas durante una clase callejera de samba. 

Lapa es un barrio bohemio de casonas coloniales convertidas en hostales, bares disfrazados de tiendas y un tranvía amarillo que se desplaza por lo más alto del acueducto que alguna vez llevó agua al centro urbano desde el río Carioca. Le llaman bondinho de Santa Teresa. Cada 20 minutos, el bondinho pasa por la zona para llevar, sin costo, a locales y viajeros a Santa Teresa, en lo alto de un morro. Desde ahí se puede ver la larga Escalera de Selarón. Es un atractivo en las calles Joaquim Silva y Teotonio Regadas. 

A simple vista se ven más de 200 escalones. Son los mismos que subió U2 en el video Walk On y que puso a Lapa en el mapa del mundo en el año 2000. 

Más de 2.000 azulejos de colores forran los peldaños de esa escalera empinada creada por Jorge Selarón, un chileno de aspecto hippie cuyo cuerpo fue encontrado en 2013 al pie de su obra. Quienes conocen la historia, hacen una reverencia antes de subir el primer escalón para rendir tributo al artista. 

Es una pasarela histórica con escenas que van de la conquista portuguesa hasta la vida en una favela. 

También es la conexión con Santa Teresa, un barrio que ha servido de refugio a pintores, músicos y diseñadores que ya no encontraron hogar en Lapa. La vida intelectual que trajeron a estos r i ncones hace que los barrios sean llamados los Montmartre cariocas, en alusión a esta zona artística de París, pero versión tropical. 


La vida carioca. Aquí los bares se lla- man botecos y tombados, y algunos son considerados Patrimonio Cultural de la Nación. Armazém do Senado es uno de ellos. El local está abierto desde 1907 y es una pieza importante en el paisaje de Lapa: su decoración, entre mesas viejas sobre la banqueta, refrigeradores que suenan como locomotoras, anuncios antiguos de refrescos y botellas empolvadas, le da una atmósfera decadente. Se puede beber parado en la banqueta, como si se estuviera en la tiendita de una esquina. 

La caipiriña no es la reina del lugar, sino el chope gelato, o lo que es lo mismo, una cerveza de barril bien fría. 

Cuanto más avanza la tarde, más vida cobra el barrio. Las casonas antiguas comienzan a encenderse con luces neón. Al abrir sus puertas, sorprende que en una sola propiedad se concentren una cafetería, una galería de arte, un cine independiente y un salón para escuchar bossanova. 

En Barzhino tocan éxitos pop del momento. Entrada la medianoche, llega la batucada. No hay mejor despedida que tener el honor de bailar con algunos integrantes de las 12 mejores escuelas de samba. Lapa es donde ensayan, confeccionan el vestuario y crean las carrozas que desfilarán en el próximo carnaval. 

en el paisaje de Lapa: su decorac entre mesas viejas sobre la banqu refrigeradores que suenan com comotoras anuncios antiguos d