• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Una vuelta por Galipán (y III)

Los galipaneros reciben a la visita en sus casas de siempre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Habitan estas montañas bastantes años antes de que El Ávila fuera decretado Parque Nacional. Hay quienes vendieron, pero casi todos conservan sus hogares, algunos convertidos en restaurantes o posadas. Saben que el clima, la vista y el aire puro son su mayor fortaleza

Cómo llegar

Pueden subir por el teleférico y luego tomar los carros 4x4 que conducen hasta Galipán. Ir hasta Cotiza para tomar el transporte directo. O tomar las camionetas en la entrada del Hotel Ávila en San Bernardino. Hay quienes suben caminando por Cotiza –tremenda cuesta– y luego continúan camino hasta El Picacho

Galipán es un poblado autóctono. Sus pobladores habitaban estas montañas desde mucho antes de que fuera decretado Parque Nacional. Tienen propiedad sobre sus terrenos y viviendas. Eso significa que están en su derecho de vender o negociar como se les antoje. Pero nadie vende. Los únicos que carecen de propiedad son aquellos que tuvieron que ser reubicados después del deslave. Es un asunto pendiente. Quieren resolverlo y tienen razón. Quienes tienen negocios por aquí es porque son galipaneros o están asociados con uno de ellos.

Nos explica Jesús Viana –el conductor ejemplar– que el tratamiento de las aguas servidas es estricto. El consejo comunal de Manzanares hizo un proyecto muy serio para calcular el sistema y vigilan que se cumpla. A medida que se construye, hay que hacer los pozos sépticos con las regulaciones de ley. Se utilizan sumideros de cala para las aguas de lavamanos y fregadero. Hay restricciones para los abonos. El gallinazo fue prohibido. La carretera está perfecta porque la mantienen ellos mismos. Mucho mejor la que va de Cotiza a Galipán que la que baja a La Guaira. La segunda se hizo con menos rigurosidad en los materiales. La mayor bondad de Galipán –aparte de su geografía y ubicación– es la seguridad. Hay dos puertas de entrada, ambas controladas por la Guardia Nacional. Antes de que cualquiera logre escapar, hay tiempo de avisar. Han entendido que viven del turismo. Protegen su entorno y sus visitas. 

Pequeños y acogedores. Llegamos al restaurante Brisas de Don Julio en el sector San Antonio. Nos reciben Mildred González y su esposo Carlos González. Es pequeño, pulcro, lindo, con sus mesas y sillas de madera, una barra al fondo y una entrada llenita de matas rozagantes. Es notorio el orgullo de la pareja por su negocio. Nos cuentan que sirven salmón, solomo, papas al romero, vegetales salteados, pollo a la cala, crema de auyama y ensalada césar. El menú con crema, principal y postre cuesta Bs 200. Subimos para ver las 4 habitaciones, todas matrimoniales con su baño privado, agua caliente y televisor con los canales nacionales. Sencillos, con lo necesario y su pared de piedra al fondo. Lindos y limpiecitos. Cuestan Bs 500. El desayuno se paga aparte, criollito y suculento. La posada se llama Calas de Galipán. Justo cuando nos vamos a despedir sale Paula de La Cruz, la mamá de Mildred. Serena se asoma a observar el paisaje que la recibe y despide cada día. Presumo que debe ser una divinidad pasar la vejez con este aire tan limpio.

Por un caminito bien precario llegamos hasta El Rinconcito, justo debajo del hotel Humboldt, cuyo edificio luce imponente desde el patio. Sentados en el borde de esta terraza generosa en espacio y vista, conversan junto a un café Salomón Denis, María y Ambrosia. Ninguno parece tener motivo de mortificación. Les comento lo malandro de la carretera. “Es cuestión  de costumbre. Con todo y eso la gente llega hasta aquí”. El restaurante es muy sencillo, pero grande. Se acomodan hasta 100 personas. Sirven parrilla mixta, mondongo, hervido, cochino frito y cachapas. Abren sábados y domingos desde las 8:30 am hasta las 7:00 pm. Al fondo, pasando por el lavandero y subiendo una escalerita, junto al baño de visitas, hay una habitación con cama matrimonial, litera y su baño. Es básica.

En el sector Vista Caracas, subiendo de El Guamito hacia Boca de Tigre, queda un local bastante nuevo que se llama Vista Turística Galipán. Es el único en esta subida. Pertenece a Alberto Pérez y su esposa Delia Gómez, abren de 8:00 am a 6:00 pm de lunes a viernes y sábados y domingos se quedan hasta las 7:30 pm. El mayor deleite es la vista. Como lo saben, hay una barra dispuesta para comer, beber o conversar viendo hacia el mundo. Sirven cachapas, sándwiches de pernil, cochino frito y sopas. Mesitas redondas de hierro forjado y topes de cerámica con dibujitos, de lo más lindo.

No puede faltar en una reseña de Galipán el emblemático Merendero, el precursor delos sándwiches de pernil y los jugos de mora y fresas. Ha crecido, pero mantiene intacto tanto su espíritu como la gentileza de sus dueños. Adoro detenerme aquí para recordar mis primeras visitas, cuando muy pocos nos aventurábamos por estos parajes. 

Dos posadas de galipaneros de siempre. La Posada de Teresa fue una de las primeras en Galipán. Empezaron como restaurante pero fueron construyendo habitaciones hacia la parte de abajo, todas muy de montaña, con sus camas estupendas, baño privado, televisor y agua caliente. No recomiendo hospedarse en las que hizo detrás del restaurante. Son encerradas y ruidosas.

La Posada de Norma es muy amplia, en el sector San Isidro, con vista franca y generosa al mar y la montaña desde las habitaciones, el comedor y un salón espléndido donde se organizan tremendas rumbas con cierta frecuencia. Sus dueños son Norma Rondón de Pérez y su marido Roberto, quien fue presidente de la extinta asociación de vecinos durante muchos años. Tienen 5 habitaciones, una casita con 2 habitaciones y cocina y una habitación tipo suite con su cocina, todas con Direct TV, agua caliente y su baño privado. Las triples cuestan Bs 750 con desayuno para la pareja, la suite con kitchenette y sofa-cama matrimonial sale por Bs. 950 y la matrimonial en Bs 650. La casita cuesta Bs 1.500. Me encantó una habitación en una esquina con forma triangular, con su balconcito a la vista. El salón principal tiene muebles imponentes, espejos grandes, sofás mullidos, sillas grandes, chimenea y mucha construcción en piedra como toda la posada. Funcionan sólo con reservación tanto para el restaurante como para las habitaciones. Sirven degustaciones de carnes: cordero, lomo de cerdo, churrasco, lomito, pollo, en diferentes preparaciones.

Con aroma de cacao. No es galipanera de siempre, pero la montaña la adoptó como suya. Es Nela Moser, la creadora de Picacho, chocolate artesanal. En una casita preciosa vive junto a su marido y al lado tiene su taller de chocolates y tiendita. Todo es tan menudo y esmerado como ella. Ama nuestro cacao venezolano, descubrió que el clima del cerro Ávila es perfecto para trabajarlo, tiene la temperatura que lo conforta y mantiene en su punto. Los grupos de excursionistas que van al Picacho se detienen aquí antes o después de la excursión. Les explica el proceso y ofrece degustación. Sus leales compañeras cacaoteras son Marisol y Marisela. Se aparecen a las 6:30 am, se instalan a crear bombones, conocen todos los trucos, arman cajitas, atienden encargos corporativos, elaboran el Picacho late para derretirlo en leche caliente y salen dichosas, cubiertas de chocolate, levitando en dulce, cuando son las 2:00 pm. Ahora es que les queda vida por delante. Picacho es una visita gloriosa, chocolateada, infantil, lúdica, muy gourmet.

Datos vitales

Restaurante Brisas de Don Julio
Sector San Antonio
Teléfonos:
(0212) 317 7990/ (0416) 424 0255
Correo:
scarletyanet@gmail.com

Posada Calas de Galipán
Sector San Antonio
Teléfonos: (0212) 317 7990/ (0416) 424 0255
Correo: scarletyanet@gmail.com

Chocolates Picacho
Web: www.picacho.com.ve
Teléfonos: (0212) 318 4082/ (0414) 263 3487

Posada de Norma
Sector San isidro
Teléfonos: (0416) 5174187/ (0426) 226 5353
Correo: Roberto_bgc@hotmail.es

La Posada de Teresa
Sector San Isidro
Teléfonos: (0212) 324 2220/ 395 7801/ 831 9936/ (0416) 824 8639

Restaurante El Rinconcito
Sector San Isidro
Teléfonos: (0212) 893 8513/ (0414) 018 5645

Vista Turística Galipán
Sector El Helechal
Teléfonos: (0412) 964 6424 

Bodega San Isidro o Merendero de Galipán
Calle Principal, Sector La Chivera, San Isidro
Teléfonos: (0212) 377 2408/ (0416) 710 1586

Jesús Viana
Conductor
Teléfono: (0426) 804 6205