• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Una visita al cráter histórico que acabó con los dinosaurios

Hoy esas límpidas aguas acarician tanto el baño de los veraneantes como el inocente ombligo de Apolo / Foto EFE

Hoy esas límpidas aguas acarician tanto el baño de los veraneantes como el inocente ombligo de Apolo / Foto EFE

Chicxulub Puerto, en la península de Yucatán, es el punto marcado en el mapa por los científicos como el del impacto de un meteorito contra la Tierra hace 65 millones de años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Chicxulub Puerto es una pequeña localidad costera de la península mexicana de Yucatán y no pasaría de ser otro destino vacacional más salvo por una peculiaridad: es el punto marcado en el mapa por los científicos como el del impacto de un meteorito contra la Tierra hace 65 millones de años, que supuso la extinción de muchas especies animales, entre ellas los dinosaurios, según información de EFE para Noticias Terra.

La parada de la expedición de la Ruta BBVA en Mérida, a unos 35 kilómetros de distancia, permite acercarse hasta este rincón perdido, en el que ningún cartel anuncia la llegada a un lugar clave en la evolución del planeta y mucho menos indica que en una céntrica plaza hay un monolito que evoca aquel suceso.

En realidad, el diámetro calculado por los científicos es de 200 kilómetros con una profundidad de 16 kilómetros. El impacto, causado por un objeto de unos 10 kilómetros de circunferencia, tuvo un efecto equivalente al de 5.000 millones de bombas atómicas y provocó tsunamis de un kilómetro de altura que llegaron hasta Texas.

El denominado por los expertos “invierno nuclear” causó la bajada de las temperaturas, la obstrucción de la fotosíntesis, la desaparición de plantas y la muerte de animales por inanición.

Aunque los científicos investigan actualmente más detalles sobre el cráter -a comienzos de junio acabaron los trabajos de perforación a gran profundidad frente a las costas de Progreso de la denominada Misión 364, en la que colaboran expertos internacionales, y que ahora continúa en laboratorios de Alemania-, lo cierto es que la caída del meteorito en este rincón del planeta cambió la historia.

El cráter de Chicxulub no puede verse porque quedó anegado. Hoy esas límpidas aguas acarician tanto el baño de los veraneantes como el inocente ombligo de Apolo.

 

https://noticias.terra.com.co/ciencia/el-ombligo-de-apolo-reposa-en-las-limpidas-aguas-del-crater-de-chicxulub,984b3fb28e1e64c85689bbc0ecaa5ed6n2getmwy.html