• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Las visas y la contaminación castigan al turismo en China

Contaminación en China | Foto: Cortesía

Contaminación en China | Foto: Cortesía

El pasado año se registró un notable descenso de turistas foráneos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ni la inmensidad de la Gran Muralla ni la belleza de la Ciudad Prohibida son incentivos suficientes para atraer a los turistas extranjeros que, ante los obstáculos para obtener un visado o los problemas ambientales que padece China, están optando por otros destinos más “fáciles” del sureste asiático.

La revalorización del yuan o la censura de Internet son otros factores que afectan al turismo en el gigante asiático, mientras que el país vive un fenómeno a la inversa y cada año se bate un nuevo récord de turistas chinos que salen al extranjero.

China acogió durante los primeros 11 meses del pasado año a 117 millones de turistas (extranjeros y residentes de Hong Kong, Taiwán y Macao) y experimentó un notable descenso respecto a años anteriores: 130 millones (2013), 132 millones (2012) y 135 millones (2011).

En Pekín, de los 4,4 millones de turistas de fuera de China continental que visitaron la ciudad, 3,7 millones eran extranjeros, 5% menos que en 2013, según datos difundidos por la Administración Nacional de Turismo en China.

Los propios medios y expertos oficiales reconocen que el complicado sistema de concesión de visados y la elevada contaminación ambiental de las grandes ciudades se muestran como los principales elementos disuasorios.


La primera dificultad aparece al solicitar el visado. China exige a los turistas que aporten una reserva del hotel, un plan detallado de su estancia y los boletos de avión de ida y vuelta, o en su defecto una carta de invitación de un ciudadano u organización china, o de un extranjero que resida allí legalmente.

La fuerte contaminación que envuelve muchas de las metrópolis chinas, sobre todo en el norte y el este, donde la presencia de refinerías, fábricas y plantas químicas es mayor, es otro de los problemas que hacen replantearse una visita al país asiático. El alcalde de Pekín, Wang Anshun, calificó recientemente la capital china de “inhabitable” por la contaminación del aire y al elevado índice de partículas 2,5 PM, las más peligrosas para la salud humana debido a que penetran directamente en los pulmones.

Para algunos, la censura de Internet –cada vez mayor por parte del régimen comunista– también es un problema, al no poder navegar durante su estancia por las redes sociales favoritas, leer medios internacionales de información o incluso abrir el correo de Gmail.


El dato

En detrimento de China, Vietnam, Malasia, Japón y Tailandia son los países asiáticos que han ganado una mayor popularidad al ser unos destinos más “agradecidos” que ofrecen más facilidades administrativas a los turistas y escenarios exóticos a un precio menor.