• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Los viajes largos pueden afectar la coagulación

Inflamación, dolor al caminar, calambres y coloración roja en la piel son algunos síntomas que se producen por la trombosis venosa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Estar sentado mucho tiempo en un avión, al igual que en el trabajo, en el carro e incluso frente a la computadora tiene sus consecuencias. La inmovilidad prolongada puede ocasionar la obstrucción de las venas en las piernas y producir trombosis venosa profunda (TVP).

Esta enfermedad es conocida por la aparición de un coágulo de sangre en una vena de las extremidades inferiores. La principal causa es que los procesos de coagulación normal de la sangre son interrumpidos por una lesión, cirugía, inmovilidad, terapias hormonales (estrógenos) o cáncer.

La TVP puede perjudicar no sólo las piernas sino cualquier parte del cuerpo, advierte Carlos Felipe Fernández, especialista en cirugía cardiovascular periférica de la Policlínica Metropolitana. "Algunas venas profundas del organismo pueden ser afectadas por esta enfermedad. Eso se debe a que la sangre no circula o que es muy espesa", indica.

Los síntomas son inflamación, dolor en la pierna al caminar o hacer un esfuerzo, calambres y coloración roja o azul en la piel. Los que están más propensas a padecer TVP por inmovilidad son las personas mayores de 60 años de edad y los adolescentes que pasan mucho tiempo sentados frente a la computadora sin levantarse a caminar.

El surgimiento de esta afección en viajes largos pasó mucho tiempo inadvertido porque los coágulos que se formaban en las piernas comenzaban a desprenderse en pequeños pedazos de uno a dos días después del periplo.

Muchos pacientes acudían a la emergencia sospechando un posible ataque cardíaco.

A moverse.

Para evitar este tipo de enfermedad, Fernández recomienda que durante los viajes largos se hagan pausas para caminar y estirar las piernas. Especialistas de la Asociación Americana del Corazón aconsejan que se evite el uso de medias apretadas y tratar de no sentarse con las piernas cruzadas mucho rato.

Ingerir abundante agua también ayuda a contrarrestar el problema. La deshidratación hace que los vasos sanguíneos se estrechen y que la sangre se haga más espesa, lo que incrementa el riesgo a padecer TVP. Además, se debe disminuir el consumo de alcohol y de café, que contribuyen a la deshidratación.

Otro método preventivo para los viajeros es el uso de medias de compresión graduada, las cuales le dan un soporte firme al tobillo y el pie, lo cual permite que la sangre circule correctamente, explicó Fernández.

Uno de los tratamientos para los pacientes con TVP son los anticoagulantes. "Esos medicamentos se toman vía oral. Su función es disolver el trombo e impedir que el coágulo se propague", señaló Fernández.

En este caso, las personas propensas pueden tomarse una aspirina antes de viajar, pues funciona como anticoagulante. Sin embargo, los expertos de la Asociación Americana del Corazón aseguran que no existe evidencia confirmada de que tomar ese fármaco garantice la prevención de una trombosis venosa.

A las personas que hayan padecido TVP, Fernández les aconseja usar las medias de compresión graduada un año después del incidente.