• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Los viajes de Valentina: Maracaibo bien vale una visita

Ciudad de Maracaibo

Ciudad de Maracaibo

La capital del Zulia es de las pocas ciudades en Venezuela que se ha ocupado de ser atractiva para la visita. Sólo basta hacer la ruta en el tranvía –saliendo desde el Paseo de la Vereda del Lago– para gozar lo más genuino de su gente. En las noches la rumba se arma en la calle Carabobo, con tarantines y bares para todas las edades. Todo el día es posible comer sus exagerados inventos gastronómicos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cómo llegar

Si van en avión es muy sencillo movilizarse en taxi, caminar o tomar el tranvía para todo lo importante. En carro pueden tomar la Lara-Zulia (agujereada y peligrosa) o llegar desde Mérida.

Si vive en Maracaibo seguramente es imperativa la mesura al comer. De lo contrario el colesterol invadirá con frenesí el torrente sanguíneo y sudará y sudará paseando la gordura por el Parque de la Vereda del Lago. Pero si va de visita, hay que darse el gusto de probar las comidas callejeras. Es una auténtica ausencia de contención. El reino de las salsas y la fritanga. En Que Pinchos –calle 72 entre avenidas 13 A y 14– intenten el patacón gratinado: patacón maduro con queso amarillo, queso de mano, jamón ahumado, aguacate, salsa tártara, salsa de tomate, rebosado de crema blanca preparada en casa y gratinado con queso mozarella. Hay una arepa full huevo: crujiente arepa frita cubierta con rodajas de huevo, jamón, queso y salsa. Las papitas revoltosas: papas fritas crujientes, revueltas en jamón, queso amarillo y salsa rosada.

Un par de amigos zulianos nos dieron su lista de comederos callejeros. La compartimos. En la avenida Bella Vista, al lado de Corpozulia, frente a la Unión –un clásico bar gay– se para una señora con sus empanaditas jueves, viernes y sábados desde las 4:00 am. Son mundiales. En El Cangurito hay que probar los cepillados clásicos como los hacían las abuelas. Sugerimos el de coco con crema arriba. Queda en la calle Belloso. Los yoyos son excelentes en la avenida El Milagro, Tostadas Cotorrera. Son tajadas de plátano maduro con queso que se envuelven en harina y huevo, se meten en una piscina de aceite, se abren por la mitad y se rellenan con carne.

En el mercado de Santa Rosalía se instala el chino Mario con la cocina pegada de la lata. Todo lo que tiene ahí lo saltea en un wok y le queda regio. Los sábados y domingos al mediodía deben buscar un toldito en la urbanización San Jacinto. Preparan mondongo, macarronada, chivo en coco y lomo con papa. En frente hacen arepitas de queso para acompañar. Las tostadas de los Hermanos López están en la calle 72 entre 3 F y 3 G, frente al Club Bella Vista. Aquí son estelares los tumbarranchos.

De madrugada los rumberos se acercan a comer shawarmas en Don Shawarma, calle 67 con ave 21, sector Indio Mara. En la Calle del Hambre –avenida Cecilio Acosta– busquen los tarantines Franco y A que Iván para que prueben los perros calientes y hamburguesas sombrero. Les ponen carne, jamón, queso amarillo, queso de mano, papitas ralladas, vegetales y sirven un botellón de refresco, al igual que el salchiqueso: perro caliente con queso de mano.

Las arepas cabimeras tienen que probarlas en la Calle del Hambre al lado de la catedral. Se trata de una arepa grandota, la fríen y la pican en 4. Encima le ponen jamón de pierna, huevo cocido, salsas, pollo, carne e iguana. Le dicen “la bomba”. Las arepas deconstruidas llevan camarones, salsa rosada y queso de año y las consiguen entre Santa Rita y Cabimas. En Loco Lindo se comerán las mejores mandocas del Zulia. Es una semirrosquita con plátano y papelón que deben acompañar de un pedacito de queso palmizulia. Aquí tienen que gozarse también las empanaditas crujientes con guiso de hallaca o queso frito. Queda en el sector Belloso, La Verita.

De rumba. En la visita más reciente a Maracaibo supimos que, en un empeño por recuperar la vida en el centro de la ciudad, unos cuantos bares se han instalado en la calle Carabobo, lo que quedó del viejo Saladillo, y que se empeñó en conservar su arquitectura de casas altas con ventanas y puertas grandotas y muchos colorinche. Empezó Caribe Concert hace unos cuantos años, con el Hotel Caribe y el bar, restaurante, rumba, tarima y conciertos. El hotel es básico. De una estrella tirando para media, pero barato y céntrico. Más para mochileros, jóvenes y gente de paso. Eso sí, tiene hasta piscina. El asunto se pone bueno en el bar. Un espacio abierto lleno de mesas, con una tarima enfrente donde se presentan grupos en vivo, personajes zulianos que caminan y departen con el público, una decoración peculiar con peroles de todas partes y los jueves de barra abierta: pagan 100 bolívares y tienen vodka, ron, cerveza y sangría desde las 9:00 pm hasta las 3:00 am. Puede haber un brindis de toma de posesión de la nueva directiva de la Cámara de Turismo en el salón de arriba, abajo está llegando la gente de barra libre y en el comedor hay comensales fascinados frente a una macarronada. Me encanta este lugar. Es muy pero muy zuliano.

En la misma calle queda el Wok, un restaurante donde sirven vegetales, carne, pollo o pescado al wok. Elija los ingredientes y se lo preparan. Es sencillo, lindo, en la parte de debajo de la casa. Arriba queda el Ateneo Pop, un bar extraordinario sobre el techo, hecho en madera reciclada de cajas de embalaje, con tarimas, bancos y mesas haciendo una especie de rompecabeza al aire libre. Es para un público más juvenil. Hay otro bar que se llama Calle Club, queda al fondo, después de una patio interno donde hay una tiendita de ropa vintage seleccionada por un par de muchachas de buen gusto. La tienda es lindísima y el bar me encantó. Eso sí, por estos predios la rumba arranca tarde.

Lo más sabroso es que en la calle Carabobo, frente a todos estos sitios, se instalan tarantines de perros calientes, arepas o shawarmas en sillas y mesas Manaplas, así que la gente come, entra en los bares, sale, pasa de uno a otro y departe a la única hora fresca de Maracaibo: la noche.

Otro sitio importante es Mombó, el restaurante de Erasmo Montenegro en el centro comercial Costa Verde. Los jueves y viernes se arman unas rumbas memorables en ese espacio extraordinario con muebles recuperados, espejos, matas y maniquíes en una decoración fascinante.

Los clásicos y lo nuevo. Sigue siendo un clásico en Maracaibo tomar el tranvía en el Paseo de la Vereda del Lago, sólo a partir de las 6:00 de la tarde. Hace un recorrido por lo mas interesante de la ciudad, se detiene un rato en la iglesia de La Chinita para rendirle honores a la patrona, pasan por Santa Lucía para que vean lo bonito que quedó el bulevar y entren al Museo de la Gaita con sus murales donde aparecen los rostros de cuanto gaitero famoso ha cantado por estas tierras. Pero lo mejor de la travesía son, sin duda, los guías. Un alarde pasión zuliana, convencidos de que son los creadores de lo mejor que existe en el planeta, los primeros y los únicos. Me encanta y envidio para bien su sentido de pertenencia. En este mismo Paseo de la Vereda del Lago pasean su gordura o buena forma los habitantes de la capital zuliana, ya sea al amanecer o al caer la tarde. Es su encuentro con la brisa del lago y su forma de mantener a raya los excesos gastronómicos o etílicos. Muy cerca queda el nuevo Hotel Intercontinental. Si les expropiaron el Intercontinental El Lago, abrieron éste, precioso, moderno, lujoso, con tremenda piscina, salones, habitaciones estelares y hasta mandocas en el buffet del desayuno. Como equipaje de regreso, como regalo a la familia, el dulce de hicaco de Alicia. No se les ocurra comprar dulce de hicaco en el aeropuerto. Son un desastre. Sólo recomiendo los de Alicia, con el melao grueso y el punto exacto.

Datos vitales

Intercontinental Maracaibo

Avenida 2 con calle 78, Dr. Portillo, Número 78-215

Sector El Milagro

Teléfonos: (0261) 790 7777, 412 5000

Correo: maracaibo@interconti.com,

Web: www.intercontinental.com

 

Caribe Concert

En el centro, en la calle Carabobo.

Teléfono: (0261) 722 6261

Correo: publicidad@caribeconcert.com

Web: www.caribeconcert.com

 

Mombo

Centro comercial Costa Verde, avenida Bella Vista.

Teléfonos: (0412) 172 1560, 172 1557

Desayunos, almuerzos y cenas


Sabor zuliano

Calle 74 con avenida 3H.

Teléfono: (0261) 793 6584

Web: www.saborzuliano.com

Todos los días de 7:00 am a 12:00 pm.


FeinKafee

Calle 78, esquina con avenida 3F.

 

Jeffrey’s

Calle 78, Dr. Portillo.

Teléfono: (0261) 791 0496

 

Los dulces de Alicia

Calle 78 esquina avenida 42.

Teléfonos: (0261) 756 1023, (0414) 639 8582