• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Un viaje al pasado en Boston

Boston es seguramente una de las ciudades más patrióticas de Estados Unidos y el Freedom Trail | Foto: Greater Boston Convention & Visitors Bureau

Boston es seguramente una de las ciudades más patrióticas de Estados Unidos y el Freedom Trail | Foto: Greater Boston Convention & Visitors Bureau

El Freedom Trail, un circuito señalizado con una línea roja, lleva de gira por los tiempos de la guerra de la independencia y también por lo mejor de la ciudad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una línea roja pintada en la calle es la mejor compañera para salir de paseo por la capital de Massachusetts, 350 kilómetros al norte de Nueva York. Con ella al lado (o abajo) no hay que pararse para mirar el mapa en cada esquina ni preocuparse si se sigue en la dirección correcta o no. Solo dejarse llevar para caminar a lo largo de 4 kilómetros por los mejores sitios, muchos históricos, de esta ciudad universitaria a orillas del río Charles.

Boston es seguramente una de las ciudades más patrióticas de Estados Unidos y el Freedom Trail (Sendero de la Libertad), como se llama este circuito que revive la época de la revolución, es uno de los principales atractivos. La línea se pintó por primera vez en 1958 y cada año la repasan. Por la raya roja se descubre la historia de la ciudad en la época revolucionaria, el Tea Party, las torres del centro, ese estilo tan europeo en las construcciones que la asemejan a Londres, y sobre todo se confirma que Boston es la ciudad más "caminable" de Estados Unidos.

Kilómetro cero. El sendero rojo comienza en Boston Common, un gran parque en el centro, y hace escala en 16 sitios históricos, incluyendo algunos museos. Se trata del parque público más antiguo del país, existe incluso antes de la declaración de la independencia, desde 1634. En Boston, los sitios no son los más nuevos ni más altos del país, pero sí se escuchará varias veces de lugares más antiguos, como restaurantes, comercios y hasta la Biblioteca Pública, la más antigua de Estados Unidos que se puede visitar frente a la plaza Copley.

El Freedom Trail parte exactamente a pasos de la oficina de información turística del parque, donde se puede obtener un mapa del circuito con los sitios históricos. Allí, además, comienza un sendero por la herencia negra (Black Heritage Trail) por la zona de Beacon Hill.

La línea continúa por la puerta de las iglesias antiguas Park Street y King's Chapel. Después se verá la que fue la Boston Latin School, fundada en 1635, la escuela pública más antigua de América y una estatua de Benjamin Franklin, estudiante de la escuela, aunque no se graduó.

El motín del té. Más adelante se verá la Old Corner Bookstore, construida en 1718 y que fue la librería más antigua del país, centro de la industria editorial durante el siglo XVIII. Ahora es un restaurante de la cadena Chipotle Mexican Grill.

La Old South Meeting House, otro de los hitos del Freedom Trail, construida en 1729, era la casa más grande en la Boston colonial y fue el lugar donde se ideó el Boston Tea Party (Motín del Té), en diciembre de 1773, en el que se lanzó al mar un cargamento de té que debía pagar impuestos para entrar en América. Fue un acto de protesta de los colonos americanos contra Inglaterra, un precedente de la guerra de la independencia de Estados Unidos. Ahora la casa es un museo.

Otro de los museos del circuito es The Old State House, donde invitan a los visitantes a sumarse a la revolución por la libertad con propuestas interactivas. Desde el balcón del segundo piso, adornado con banderas, se realizó la primera lectura pública de la declaración de independencia el 18 de julio de 1776.

Aunque todavía no se haya caminado ni la mitad del recorrido, la zona del histórico Faneuil Hall y el Quincy Market, cerca del puerto, obliga a hacer una parada para recargar energías.

El Quincy Market es como una gran feria de comidas, con sabores de diferentes lugares del mundo y precios accesibles: sushi, langosta, pizza, fideos, que cuestan entre 10 y 15 dólares. Un buen lugar para probar la famosa clam chowder (sopa de almejas), típica de Boston.

Cuando queda atrás esta zona comercial se entra en el North End, el barrio italiano. Entre las calles angostas y los restaurantes italianos se destaca la casa del patriota Paul Revere, construida en 1680, la estructura más antigua del centro de Boston, con mobiliario de la época del siglo XVIII.

Después la línea roja lleva hasta el puente Charlestown para cruzar el río Charles, con vistas panorámicas. Queda menos: aquí la línea se bifurca, para un lado el obelisco y el museo, que recuerda la batalla de Bunker Hill, una de las más importantes en la guerra revolucionaria, y para el otro la visita al USS Constitution.

Pasajes y entradas

Boston cuenta con 5 líneas de Metro. El pasaje individual cuesta 2,65 dólares. Hay un pase de 12 a 19 dólares para una semana de viajes en subterráneo, autobús y ferry. Menores de 11 años, gratis.

El circuito Freedom Trail es gratuito, pero la entrada a los museos e iglesias va de 5 a 10 dólares.

Más información en www.bostonusa.com.