• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

El turismo que se puso de moda en Londres

Foto visitlondon.com

Foto visitlondon.com

Los compradores de lujo se dan la gran vida en Londres tras el Brexit 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una de las pocas certezas del Brexit es que comprar los artículos de lujo que abundan en Londres es mucho más barato por la devaluación de la libra, algo que no ha pasado inadvertido a legiones de turistas.

Según la oficina de turismo de Londres, las compras exentas de impuestos de los visitantes extranjeros aumentaron un tercio al final del verano (boreal). “Calculamos que en los últimos cuatro meses, venir de compras aquí es un 12% más barato para los europeos. Nunca hubo un mejor momento para viajar a Londres”, dijo Chris Gottlieb, director de Visita Londres.

La decisión británica de abandonar la UE llevó a los inversores a darle la espalda a su moneda, y la libra esterlina ha registrado la peor devaluación de cualquier moneda en 2016. Ahora cuesta 1,17 euros, en vez de 1,30 antes del referéndum del 23 de junio, y 1,25 dólares en vez de 1,49.

Como resultado, Londres es ahora la ciudad del mundo donde algunos productos de lujo son los más baratos, si comparamos su precio en dólares, según la firma de investigación de Deloitte. En la muy turística Carnaby Street, el golpe de suerte no pasó desapercibido a los visitantes.

“Estaremos aquí cuatro días, y, sin duda, gastaremos más dinero de lo que pensábamos”, admitió riendo Radostina Nonova, una turista búlgara. “No esperábamos hacer muchas compras, pero los precios son muy bajos, es obvio, así que compraremos, pero además comemos fuera, que es algo que no podíamos permitirnos hace unos pocos años” recuerda.

“Toda nuestra producción se realiza al otro lado del Atlántico”, dijo Denis Sagajevs, que trabaja en una tienda de la firma de relojes estadounidense Shinola. “Sin embargo, nuestros productos son más baratos aquí que en Estados Unidos, especialmente para los turistas no europeos, que pueden reclamar la devolución del IVA”.

“Antes, los turistas europeos solían ser parejas, que hacían una escapada romántica y algunas compras. Ahora, vemos a grupos de amigos que vienen a la tienda y compran todo lo que se pueden llevar”, explicó el gerente de una tienda de alta gama del mismo barrio que Carnaby Street, y que quiso ser identificado sólo como James. Esto ha llevado a su cadena de tiendas a cambiar sus técnicas de publicidad. En lugar de anuncios en los periódicos, consultados por los británicos, da volantes en las salidas de metro más cercanas. La pregunta es por cuánto tiempo Londres se beneficiará del efecto de la moneda. “No vamos a contratar más gente para la Navidad. El consumo de nuestros clientes británicos disminuyó y no sabemos cuánto tiempo va a durar la afluencia de turistas, especialmente si el gobierno opta por un Brexit duro”, precisó James.