• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

El turismo ornitológico tiene su meca en Karavasta

Es la única colonia reproductora de pelícanos dálmata en Albania / Foto balkansgeotourism.travel

Es la única colonia reproductora de pelícanos dálmata en Albania / Foto balkansgeotourism.travel

La laguna forma parte del parque nacional natural Divjak-Karavasta, que acoge al mayor número de aves en Albania, entre 70.000 y 80.000 ejemplares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La laguna costera de Karavasta se está convirtiendo, tras años de degradación, en un destino ideal para los amantes del turismo ornitológico, gracias a la resurrección de la única colonia reproductora de pelícanos dálmata en Albania.

Hasta hace poco desconocida por la mayoría de albaneses, esta laguna forma parte del parque nacional natural Divjak-Karavasta, que acoge al mayor número de aves en Albania, entre 70.000 y 80.000 ejemplares, de 242 de las 330 especies que existen en todo el país.

Este lugar de naturaleza virgen, con playas arenosas, densos bosques de pinos y pantanos, situado en la costa occidental del Adriático, se ha convertido en punto de peregrinaje para el turismo ornitológico.

Muchos turistas son extranjeros y vienen de lejos para observar aves, especialmente a los pelícanos dálmata (Crispus), un turismo incipiente en Albania, país excomunista que permaneció aislado durante casi medio siglo, entre 1944 y 1991.

De los 6.000 turistas extranjeros que visitaron en 2015 el parque, 1.200 lo hicieron únicamente para avistar aves, según Ardian Koçi, el director del parque.

“Hace tres años, cuando empecé a trabajar aquí, era inimaginable ver a turistas extranjeros. El bosque estaba desierto. Ni siquiera se oían cantos de pájaros. Mi oficina la cubrían matorrales y otras plantas espinosas”, añade.

El director señala también que han trabajado duramente para devolver la serenidad a la fauna del paraje, animales como zorros, chacales, ciervos, ruiseñores, ardillas o conejos.

Pero el mayor logro es el aumento de la colonia reproductora de pelícanos dálmata, una especie protegida en todo el mundo por estar en peligro de extinción.

De 34 parejas reproductoras en 2014, el número aumentó a 46 en 2015 y a 53 este año, según afirma Koçi, que esta semana fue anfitrión de la fiesta dedicada al pelícano, símbolo del parque.

Los vigilantes controlan día y noche para que nadie se acerque a la pequeña isla en el medio de la laguna donde nidifican los raros pelícanos, que no la han abandonado desde el inicio de 1900, época en la que había unas 250 parejas.

La reducción empezó a partir de los años 60, para alcanzar su mínimo histórico en el 2000, cuando habían quedado tan solo 18 parejas de pelícanos.

La moratoria a la caza impuesta en 2014, con probabilidad de una extensión de otros 5 años, y la creación en 2015 de la Agencia de Zonas Protegidas con personal especializado, ha mejorado la situación de la fauna local, explica Zamir Dedej, director de esta agencia estatal.

La intención de la agencia es dejar atrás un pasado caótico, lleno de caza ilegal, para convertir este parque de 4.300 hectáreas, el mayor del país, en un lugar ecológicamente sostenible y de interés turístico durante todo el año.

“Estoy muy feliz de que al fin se esté defendiendo al pelícano. La masacre contra ellos empezó tras la caída del comunismo, en 1991. Los campesinos los mataban y robaban los grandes huevos para comérselos”, dice Marie Shkoza.

Además del pelícano, en el pantano se crían cormoranes y garzas, cuyas colonias reproductoras podrían ser “las únicas en Albania”, según explica el ornitólogo Taulant Bino, si se consigue repetir la reproducción por segundo año consecutivo.

La erosión de la isla, el calentamiento del clima, la caza y pesca ilegal, la falta de fondos y planes de construcción son algunos de los factores que amenazan la recuperación de los pelícanos y demás aves en la laguna de Karavasta, que está en la lista Ramsar de humedades de importancia internacional.