• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

La serenidad de San Rafael de Mucuchíes

San Rafael de Mucuchíes

San Rafael de Mucuchíes

En el pueblo es una postal viva del paisaje andino en el que se funden la tranquilidad, el frío y la grandeza de las montañas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En pleno páramo merideño se encuentra el pueblo de San Rafael de Mucuchíes, a 3.122 metros sobre el nivel del mar, por lo que es considerado uno de los más altos del país.

Se ubica en la cordillera oriental de los Andes del norte, a orillas de la carretera Trasandina y muy cerca de la cuenca superior del río Chama. Las cumbres y lagunas que lo rodean sirven de marco para paseos y excursiones inolvidables.

Aparte de turístico, éste es un pueblo agrícola por lo que es muy común encontrarse con plantaciones de hortalizas como zanahoria, ajo y papa.

En sus calles se pueden comprar variados souvenirs hechos a mano por sus propios habitantes. Tiendas de artesanías y antigüedades, sillas, cobijas, sombreros, ruanas y piezas en madera tallada ofrecen mercancía para llevarse un recuerdo de este pintoresco pueblito.

Hay posadas y sitios de comida con platos típicos: pizca andina, sopas de papa y arvejas, lomo de cerdo en ron, arepas de trigo y los famosos pastelitos y hallaquitas andinas acompañados de nata y quesos artesanales.

Paseos por la montaña

Lo más recomendable para recorrer las cercanías es contratar algún guía conocedor de la zona que lo lleve a las lagunas y lomas. Es importante no intentar hacer los recorridos por cuenta propia, pues corre el riesgo de perderse y desorientarse si repentinamente sufre de mal del páramo.

Se pueden hacer excursiones a las lagunas El Potero, Michurao, El Hoyo y la Lagunita de Afuera. En estos paseos se debe ir muy bien abrigado porque suelen tomar bastante tiempo de ida y vuelta.

En la montaña de El Tisure se encuentra un sitio emblemático de San Rafael de Mucuchíes: la capilla de piedra en honor a la Virgen de Coromoto, decretada Patrimonio Cultural de Venezuela. El templo fue hecho completamente a mano por el artista Juan Félix Sánchez –oriundo del pueblo– utilizando piedras y rocas, con ayuda de algunos lugareños.

El artista donó la casa que compartía con su esposa Epifanía Gil para que se construyera el Museo de los Andes. Se encuentra al lado de la capilla de piedra y, actualmente, alberga gran cantidad de las obras de Sánchez, quien obtuvo el Premio Nacional de Artes Plásticas en 1989. Frente a la casa y la capilla se puede visitar la Biblioteca Juan Félix Sánchez y Epifanía Gil.

Si dispone de tiempo, no deje hacer un corto viaje hasta el Observatorio Astronómico Nacional de Llano del Hato, ubicado un poco más arriba del pueblo. Su emplazamiento a 3.600 metros sobre el nivel del mar lo hace uno de los más altos del mundo y su privilegiada posición geográfica, cercana a la línea del Ecuador, permite observar y estudiar astros en ambos hemisferios.

En las visitas guiadas se recorre el pequeño museo astronómico y se da un paseo por las cúpulas de observación para conocer los telescopios. Hay algunas restricciones para visitas dependiendo de la época del año y las condiciones climáticas. Sin embargo, cuando son favorables, permiten observar por los telescopios durante la noche para ver la superficie de la luna.

Celebraciones en el páramo

Los lugareños cultivan la tradición de celebrar grandes fiestas patronales en honor a San Rafael. Entre el 24 y el 26 de octubre de cada año las pintorescas calles se llenan de alegría, música, comida y celebración. Otra de las costumbres típicas es el tradicional baile Los Giros de San Benito, que se realiza el primer domingo de cada año.

Raza histórica

La raza de perros mucuchíes, también llamado “perro gocho”, es originaria de los páramos merideños y su historia se remonta a la época de la Colonia. Se presume que resultó de una mezcla de mastín español, mastín del Pirineo y mastín argelino; razas traídas por los conquistadores. Simón Bolívar, en su paso por los páramos, adoptó un perrito mucuchíes llamado Nevado que lo acompañó en su campaña y en muchas batallas hasta que murió el 24 de junio en la Batalla de Carabobo. Nevado y su indio cuidador Tinjacá tienen una estatua en la plaza Bolívar de Mucuchíes.

¿Cómo llegar?

San Rafael de Mucuchíes queda a orillas de la carretera Trasandina entre las poblaciones de Mucuchíes y Apartaderos y a 55 kilómetros de la ciudad de Mérida. La carretera es bastante estrecha, empinada y tiene poca luz. Hay que se precavido si se viaja con vehículo propio.

Al Observatorio Astronómico Nacional Llano del Hato se puede llegar por la vía Apartaderos-Puerto Nuevo-Llano del Hato o por La Toma-Mitivibó-Llano del Hato. Ambas rutas son accesibles desde San Rafael de Mucuchíes. Visite la sección del Observatorio Astronómico Nacional en: www.cida.gob.ve.