• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Los secretos de Marsella

El Museo de las Civilizaciones de Europa y el Mediterráneo en el viejo puerto / Foto Pixabay

El Museo de las Civilizaciones de Europa y el Mediterráneo en el viejo puerto / Foto Pixabay

Bohemia, talentosa en el arte y en la cocina, así es la segunda ciudad en importancia de Francia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Fundada por los griegos y enclave fundamental del comercio marítimo mediterráneo desde hace más de 25 siglos, Marsella es mucho más que sol, playa y mar. Ecléctica, contrastante y bohemia, la segunda urbe en importancia de Francia es notable ejemplo de la recuperación y renovación de espacios urbanos.


PARA CONOCER

Notre Dame de la Garde. De estilo romano bizantino. Ícono marsellés ubicado en la cima de una colina (excelentes vistas de la ciudad).

Vieux Port. Corazón de Marsella enmarcado por los fuertes de San Nicolás y San Juan (este último forma parte de la zona restaurada del malecón e incluye el Museo de las Civilizaciones de Europa y el Mediterráneo).

Le Panier. Pintoresco barrio de calles estrechas y pequeñas plazoletas en el casco antiguo; imperdible la Vielle Charité que integra los Museos de Arqueología Mediterránea y de Arte Africano, Oceánico y Amerindio.

Palacio Longchamp. Señorial edificación de principios del siglo XIX, sede de los Museos de Bellas Artes y de Historia Natural, así como del observatorio y parque botánico.

Cité Radieuse. En el bulevar Michelet, complejo habitacional construido por Le Corbusier (centro de arte contemporáneo MAMO del diseñador Ora-ito en el último piso, una parada obligada).

L’Estaque. Pequeño y bohemio puerto que inspiró a grandes maestros del movimiento impresionista y cubista. Tiene fantásticas panorámicas del golfo marsellés.

Castillo y parque Borély. Al sur de la metrópoli y a un lado del mar; el primero alberga el Museo de Artes Decorativas, Moda y Cerámica; el segundo es un agradable espacio verde, especialmente frecuentado por los locales.

Isla y castillo de If. En el archipiélago de Frioul (perteneciente al Parque Nacional de Calanques), escenario inmortalizado por Alejandro Dumas en El Conde de Montecristo.

Abadía de San Víctor. De estilo medieval y uno de los lugares más venerados por los marselleses. Cerca se encuentra la panadería más antigua de Marsella donde se elaboran las tradicionales navettes, galletas en forma de barcos.

 

PARA DORMIR

Le Petit Nice Passédat. Encantadora villa de propiedad familiar convertida en moderno y cómodo hotel boutique. Fabulosas vistas a la isla de If. Excelente gastronomía. Ideal en plan romántico. Anse de Maldormé, Corniche JF Kennedy. www.passedat.fr

 

PARA COMER

AM. Cocina de autor. Al frente está su chef y propietario Alexander Mazzia, quien presenta su cocina evolutiva con twist oriental en un feudo de elegancia contemporánea. 9 Rue Francois Rocca.

Peron. Pescados y mariscos. Constancia y frescura de sus insumos lo han consolidado como un clásico en espectacular setting. Ideal para cenar al atardecer. 56 Corniche JF Kennedy.

Une table au sud. Cocina francesa. Vanguardista propuesta en el corazón del Vieux Port que integra técnicas actuales y productos locales a cargo de un joven matrimonio: él se encarga de la cocina y ella es la sommelier. 2 Quai du Port.