• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Lo real y lo ficticio se funden en Reino Unido

La Abadía de Westminster, en pleno centro de Londres | FOTO EFE

La Abadía de Westminster, en pleno centro de Londres | FOTO EFE

Isabel II llleva más de seis décadas en el trono y durante ese lapso, ha visto al Reino Unido convertirse en una potencia turística

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El reino que heredó Isabel II cuando accedió al trono aún se recuperaba de sus heridas. Habían pasado siete años desde el final de la Segunda Guerra Mundial cuando fue coronada en la Abadía de Westminster. Aquel 2 de junio de 1953 cientos de personas abarrotaron las calles de Londres para presenciar la procesión real.

Para celebrar, se permitió a los británicos una cantidad extra de azúcar y margarina. Eran tiempos difíciles y se racionaban los alimentos. Pero luego de la carestía vinieron años mejores y hoy Reino Unido se ha convertido en destino preferido de millones de turistas de todo el mundo.

 

Por excelencia. Londres es una ciudad cosmopolita. Uno de sus puntos más concurridos es el Palacio de Buckingham, lugar de residencia de la reina Isabel II. El cambio de guardia que se celebra en la entrada principal es uno de los reclamos turísticos más famosos de la metrópoli.

Sin embargo, los visitantes que quieran recorrer el interior del edificio, solo podrán hacerlo entre el 25 de julio y el 27 de septiembre, pues el resto del año permanece cerrado al público.

Otro de los edificios emblemáticos de Londres es el Palacio de Westminster, que alberga el Parlamento británico. Además, aquí se encuentra el famoso Big Ben.

Otra visita imprescindible es la Abadía de Westminster, lugar de coronación de los monarcas británicos, que alberga tumbas de antiguos reyes y de personajes célebres de la historia de Reino Unido. La Catedral de San Pablo es otro de los templos emblemáticos de Londres y, junto con la Torre de Londres, una de las visitas recomendables para todo viajero que llegue a la capital de Inglaterra.

 

El mayor del mundo. A menos de una hora de viaje por carretera desde Londres se yergue uno de los lugares más representativos de la monarquía británica: el castillo de Windsor, considerado el mayor castillo del mundo en uso.

Tiene 900 años de historia y es una de las residencias oficiales de Isabel II. Por su proximidad a Londres, la monarca suele utilizarlo durante los fines de semana.

Las Salas de Estado del castillo están decoradas con destacadas obras de arte de la colección real, entre ellas, pinturas de Rembrandt, Rubens, Canaletto y Gainsborough.

La fortaleza también alberga la Capilla de San Jorge, donde se encuentran las tumbas de varios monarcas, entre ellos Enrique VIII, conocido por ser quien rompió la unidad religiosa con Roma y por el gran número de esposas que tuvo.

 

Ciudad inspiradora. Un destacado centro de estudios es la Universidad de Oxford. Son muchos los grandes nombres que han pasado por sus aulas. Uno de ellos es Lewis Carroll, autor de Alicia en el país de las maravillas.  De hecho, la protagonista está basada en una persona real, Alice Liddell, una de las hijas del deán de la Christ Church de Oxford.

Quienes visiten Oxford pueden seguir las huellas literarias de Alicia a lo largo de la ciudad. Por ejemplo, se cree que la puerta al país de las maravillas es la del jardín catedralicio y que el árbol en el que descansaba el gato de Cheshire es uno de los que se encuentran en el jardín de la casa del padre de Alice.

La mayor parte de los "colleges" y los edificios universitarios están situados en el centro de la urbe por lo que se pueden recorrer simplemente dando un paseo.

Célebre college

Lewis Carroll vivió en el Christ College, uno de los centros universitarios más famosos de Oxford. Este edificio, además, sirvió de inspiración para crear los decorados de Hogwarts, la escuela de magia de Harry Potter. Incluso algunas escenas de Harry Potter y la piedra filosofal se rodaron en el propio Christ College.