• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Los postres de Azucart se ponen a salto de vista

Azucart | Foto: Cortesía

Azucart | Foto: Cortesía

Galletas, shots, torticas y profiteroles son algunas de las opciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las preparaciones dulces con las que ha ganado fama Azucart –servicio de catering en Caracas– se ofrecerán en el salón de Gourmet 54, bodegón que abrirá sus puertas los próximos días, en el centro comercial Paseo Las Mercedes.

“Los interesados podrán adquirir nuestros postres por unidad”, explica David Egui, diseñador gráfico y aficionado a la cocina, encargado de la promoción del servicio, del estudio de tendencias y de la investigación del mercado, antes de aclarar que algunos de los dulces que comercializan deben adquirirse por decenas. ¿Ejemplos? Galletas, shots, torticas y profiteroles –que se ofrecen en picnchos– entre ellos.


En estos renglones se lucen las polvorosas de nueces, los macarrons de chocolate rellenos con helado de pistacho, el cheesecake –para nada común pues se elabora con queso azul y lleva caviar de mora–, los shots de quesillo con coco y el de dulce de piña.

Pero la estrella de la casa es la Torta Desnuda: de 19 centímetros de alto, y compuesta  por 3 bizcochos de vainilla, con reducción de frutos rojos entre cada uno de ellos, lleva crema blanca en el tope –la receta es secreto de la casa– además de frutos rojos. ¿Variaciones? Puede pedirse de chocolate o cubierta de crema de pistacho.

Azucart comenzó actividades en 2012. Leonor Zambrano, socia de Egui, aprovechó su experiencia en Malabar, restaurante en el que trabajó con el chef pastelero Pascal Cherance– fue su pasante y a los tres meses, después de desarrollar la actitud necesaria para trabajar en una cocina, la contrató–; en el local que atendieron los cocineros José Luis Saume y Lisselotte Salinas en Choroní, y en el bistró Amouse Bouche, donde trabajó con el chef Chucho Rojas, cuyas vitrinas le permitieron  dar a conocer sus preparaciones. 


“De Amuse Bouche me retiré a causa del tráfico capitalino. Tenía que cruzar Caracas de lunes a sábado. Cualquiera puede entender por qué se decide cambiar de actividad”, dice Zambrano, que en realidad sólo cambió de local pues siguió dedicada a la pastelería. “Comencé  a ofrecer mi apoyo a Caracas Catering, empresa de Eduardo Egui, el mayor de mis hijos,  al que sigo prestando apoyo”, explica la experta, quien se asoció con el menor –David– en Azucart.

¿Resultados? Les ha ido bien. A muy corto plazo –antes de final de mes– los productos estarán a la venta en el bodegón y el plan a mediano plazo es abrir local propio. Mientras, Zambrano y Egui seguirán ofreciendo su servicio de catering.



Para eventos

Los interesados deben notificar a Azucart fecha del evento, el lugar donde se celebrará y la cantidad de invitados: se calculan siete postres por persona.

Información: pedidosazucart@gmail.com e IG @azucart