• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Los paseos turísticos gratis sí existen

La opción de tours guiados gratuitos ha aparecido en París, Berlín, Roma, Barcelona o Madrid / Foto Pixabay

La opción de tours guiados gratuitos ha aparecido en París, Berlín, Roma, Barcelona o Madrid / Foto Pixabay

Aumenta la oferta de rutas turísticas gratuitas en las grandes metrópolis, una opción cuya remuneración depende de la satisfacción del cliente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Dependes de hacerlo extremadamente bien, porque si no lo haces, no ganas dinero”, cuenta Néstor Rosas, fundador de una empresa de freetour, un modelo de rutas turísticas gratuitas muy rentables para los visitantes pero que obliga a los guías dar lo mejor de sí para recibir la recompensa a su trabajo.

Ya sea en París, Berlín, Roma, Barcelona o Madrid, no deja de asombrar que siempre hay alguien en sus puntos más turísticos con un cartel en todo lo alto que reza, “paseo turístico gratis”.

Como es normal, semejante reclamo enseguida atrae a turistas que, después de una crisis que ha vaciado sus bolsillos, no encuentran en estas rutas una mala solución. “La verdad es que con mi sueldo tampoco me puedo permitir mucho más”, explica Iñaki Menéndez, un joven turista español que se encontraba por la madrileña Plaza Mayor para aprovechar unos días libres.

Precisamente allí empiezan algunas de las rutas de la empresa que fundó hace poco más de dos años el propio Rosas, quien después de una vida dedicado al mundo del turismo y con la prestación por desempleo a punto de acabar, encontró en los paseos turísticos gratuitos una forma de ganarse la vida.

“Empecé yo solo, con un cartel que me costó 20 céntimos, en la Plaza Mayor”, recuerda el emprendedor, quien hoy en día encabeza Madrid a Pie, una empresa que ofrece más de 20 rutas que renueva cada poco tiempo a los turistas.

Según explica a Efe, la mayoría de sus clientes son españoles -alrededor del 80%-, quienes parecen encantados, puesto que Rosas no duda a la hora de señalar que “la mayoría repite”.

Rosas admite que ahora mismo el perfil del guía es muy variopinto después de la liberalización del sector. Comúnmente eran estudiantes los que realizaban estas rutas como forma de ganarse unos ahorros extra durante su estancia universitaria, aunque en Madrid a Pie la panoplia de guías es muy amplia. “Hay desde abogados, ex guardias civiles, profesores..." enumera Rosas, quien revela que lo único que exige a la persona que acude a su despacho a proponerle una nueva ruta es "que sea una apasionada de Madrid”.

Este trabajo da “para sobrevivir”, no para “irte todos los veranos al Caribe”, señala el empresario, quien sin embargo alaba las virtudes del mismo. “Al fin y al cabo no trabajas ocho horas y trabajas con gente que siempre está de buen humor, porque el turista viene a pasárselo bien”, manifiesta Rosas, consciente de que este empleo tiene otras ventajas, de carácter más emocional que material.