• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Un nuevo enfoque para el enoturismo uruguayo

El proyecto invita a visitar seis distintas bodegas a pocos minutos de Montevideo, con una nutrida serie de espectáculos y manifestaciones cada fin de semana / Foto captura pantalla

El proyecto invita a visitar seis distintas bodegas a pocos minutos de Montevideo, con una nutrida serie de espectáculos y manifestaciones cada fin de semana / Foto captura pantalla

34º Sur es un proyecto para que los visitantes degusten vino y disfruten de teatro, stand-up e improvisación, cine, música y pintura en vivo, acrobacias y hasta actividades para niños, en plena vendimia uruguaya

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Llevar propuestas culturales innovadoras en un formato “multidisciplinario” con el fin de dar un diferencial al enoturismo en Uruguay es la apuesta del proyecto 34º Sur, ideado por un grupo de jóvenes que buscan acercar la “movida” del vino a la mayor cantidad de personas en plena vendimia.

Así lo dijo Bruno Antúnez, uno de los integrantes de Foresta, el equipo de gestores culturales detrás de este ciclo que invita hasta el 20 de marzo a visitar seis distintas bodegas a pocos minutos de Montevideo, con una nutrida serie de espectáculos y manifestaciones cada fin de semana.

Por el precio de 250 pesos (7,5 dólares) por adulto y 100 por niño (3 dólares), los visitantes podrán degustar tres distintos tipos de vino y disfrutar de teatro, stand-up e improvisación, cine, música y pintura en vivo, acrobacias, actividades para niños, entre otras iniciativas que darán color a la vendimia uruguaya.

Dentro de este precio se incluye también, para un cupo limitado de participantes que varía según la bodega, el transporte desde y hacia Montevideo, que muchas veces cuesta más que el precio del ticket básico, dijo Antúnez.

Una vez superado el cupo, los interesados pueden contar con un servicio de traslado por un costo ventajoso.

Precisamente, la asequibilidad de 34º Sur con respecto a otras propuestas es uno de sus pilares, ya que de este modo garantizan “abarcar un espectro lo más amplio posible” tanto en materia de intereses, debido a la variopinta programación, como de posibilidades económicas del público, indicó el organizador.

Aunque cada actividad está pensada para atraer ya sea “a una familia entera, a una pareja, a personas mayores” o a grupos de amigos, existe un especial énfasis en los jóvenes, un nicho “donde está gran parte de los consumidores de vino”.

La diversidad en la programación también permite que los asistentes puedan perfectamente la experiencia, ya que la oferta de una fecha es distinta de la otra y cambia con la impronta de cada bodega, tanto en el plano gastronómico como en la personalidad del establecimiento.

“Cada actividad va en función del tipo de propuesta que la bodega ya tiene. Hay algunas que apuntan más a la movida joven, otras son más familiares, otras que son más para personas mayores. Nosotros tomamos la concepción de cada una y lo mezclamos con nuestro espíritu”, explicó el gestor cultural.

Y si bien el enoturismo ya tiene bastante ruta en Uruguay y logra adeptos tanto locales como extranjeros, 34º Sur es la primera propuesta con un formato multidisciplinario innovador con estas características, matizó Antúnez.

Además, otro de los objetivos del proyecto es incluir a la población local en la iniciativa, que tendrá la oportunidad de mostrar a los turistas los productos de la zona en torno a un “punto de encuentro”: la bodega.

El colectivo también se propone estimular el consumo responsable de alcohol, por lo que al final de cada instancia hará juegos con premios y sorpresas para que los conductores designados de cada familia o grupo puedan asegurarse de que pueden circular “dentro de los límites” de la ley, que establece la barrera en 0 gramos de alcohol por litro de sangre.

“No tenemos la autoridad de no permitir la ingesta pero como actores sociales generar conciencia”, concluyó el integrante de Foresta.