• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Cómo ser un mochilero venezolano sin rendirte en el intento

Una pareja abandonó su trabajo, vendieron sus posesiones y se lanzaron a la aventura de recorrer el mundo. Ahora comparten sus experiencias en la página andamosdeviaje.com y disfrutan de conocer nuevos lugares sin gastar mucho

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para un venezolano, hacer un viaje de bajo costo al extranjero se ha convertido, cuando menos, en un reto a la paciencia. Se debe sortear con varios obstáculos antes de iniciar la travesía: la escasez de pasajes, el alto precio de los boletos aéreos y tener una tarjeta de crédito (para contar con el deseado cupo de Cencoex), son solo algunos de ellos.

Una pareja de criollos, Jorbelys Pérez y Luis García, decidió recorrer el mundo como mochileros, guiados por la necesidad de conocer lo que está más allá de las fronteras y percibirlo con todos los sentidos. Sus vivencias quedaron plasmadas en su blog, titulado andamosdeviaje.com.

Vía correo electrónico, desde Tailandia, relataron sus experiencias y ofrecen sus consejos para emprender este reto, con bajo presupuesto. Para ellos, viajar no se limita a tomar un avión para ir de un país a otro. En su camino han conocido a parejas que han cruzado Suramérica “pidiendo cola”, a amigos que atravesaron África en moto e, incluso, a otros más arriesgados que eligieron la bicicleta para pasear por Asia.

El trayecto en el que están actualmente lo iniciaron en abril.  Para materializar la idea,  vendieron su carro, renunciaron a sus trabajos (ella de analista fisicoquímico y él de desarrollador web) e invirtieron todos sus ahorros en su sueño.

“La mayoría piensa que un mochilero es alguien que vaga por el mundo, sin dinero ni aspiraciones. En nuestro caso, ambos somos profesionales y hemos conocido en la ruta a psicólogos, periodistas, médicos y hasta familias con niños pequeños viajando con sus mochilas al hombro”, dicen Pérez y García.

La organización para trasladarse a otro país a veces no es indispensable. Consideran que lo más importante es tener una visión del objetivo del viaje y no ser demasiado estrictos. “Siempre estamos abiertos a cualquier cambio de rumbo”, manifiestan.

La estrategia parece funcionarles. En Europa han visitado España, República Checa, Alemania, Francia, Portugal, Países Bajos e Italia; en América recorrieron Colombia, República Dominicana, Cuba, Panamá y Curazao; en África visitaron Marruecos y en Asia,Indonesia, Camboya, Malasia, Tailandia y Vietnam. En total, 18 países en los cinco años que tienen viajando por el mundo.

Sorteando los obstáculos

Para quienes deseen seguir sus pasos, los consejos comienzan en la planificación de cómo salir del país. La poca oferta de boletos aéreos en Venezuela es el primer reto a superar para quienes elijan viajar con poco dinero.

Comprar el pasaje de avión es uno de los temas en los que más se enfocan, pues “dejarlo para después” puede producir que el precio aumente o no se consiga para la fecha planeada.

“Pensar en destinos menos cotizados se traduce en boletos aéreos más económicos. Dentro de nuestro continente países como Argentina, República Dominicana, Brasil, Colombia, Jamaica o Costa Rica ofrecen una rica oferta turística o cultural. Sin embargo, son pocos los venezolanos que optan por viajar a lugares como estos”,  afirman.

El limitado cupo de divisas que otorga el Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex) para viajar al extranjero (un máximo de $ 3.000, según el destino) no es un impedimento para este par de trotamundos, y expresan que “viajar puede ser tan costoso o tan económico como el viajero lo decida”.

Reconocen que aunque hay restricciones han podido superarlas: “En nuestro primer viaje a Europa recorrimos 6 ciudades en 3 países distintos con un solo cupo y, entre los dos, gastamos solo un poco más de 2.000 dólares”.

A pesar de que algunos países resultan más costosos que otros, sus experiencias anteriores los han ayudado a administrar el dinero. De hecho, apenas invierten 20 dólares diarios en habitación, alimentación e hidratación.

Opciones de hospedaje

Bajo este criterio de ahorro, confiesan que los hoteles siempre son su última opción para decidir dónde pernoctar.

Aconsejan utilizar hostales o posadas con habitaciones compartidas. Algunos de estos lugares permiten cocinar.

Otra opción es una página llamada Homelidays.es, en la que una persona renta su casa o apartamento. “Además de ser más económico que un hotel, son hogares totalmente amoblados”, indican. La opción se promociona en la web como un sitio de alojamiento ideal, en la cual se pueden hallar domicilios en alquiler entre más de 100.000 anuncios

También sugieren usar una red social llamada Couchsurfing.org, donde se ofrecen alojamientos gratuitos a extranjeros, como gesto de hospitalidad y para compartir su cultura.

Con Venezuela presente

Jorbelys Pérez y Luis García han recorrido un largo camino y coinciden en que su país favorito, de los que han visitado, es Tailandia. Las mejores experiencias de viaje las han vivido allí; además, su gente y sus paisajes naturales les recuerdan a Venezuela.

Aunque no han concluido esta experiencia, ya se ilusionan con las que vendrán. Ella quiere conocer más de Italia, mientras que él sueña con conocer a Venezuela de punta a punta en bicicleta.

Más que recuerdos, tantas vivencias construidas en tan poco tiempo les han dejado un aprendizaje: “Creemos en la humanidad porque hemos visto su lado amable”, sentencia Pérez.

Más allá de rutas y sugerencias de alojamiento, el consejo más valioso que dan a quienes deseen ser mochileros es empezar por conocer su propio país.

“Nuestro primer viaje juntos nos llevó al tope del Roraima. Eso cambió nuestra visión de los viajes para siempre”, concluyen.

Si deseas viajar junto a esta pareja, puedes leer sus relatos o conocer los tips y recomendaciones de viaje para venezolanos en el sitio web:http://andamosdeviaje.com o en sus perfiles en Twitter, Facebook e Instagram: @AndamosDeViaje."