• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Las maravillosas formas naturales de Yangshuo

Una iglesia en la montaña de Yangshuo, al margen del río Li / Foto: Julia R. Arévalo

Una iglesia en la montaña de Yangshuo, al margen del río Li / Foto: Julia R. Arévalo

El viajero no sale de su asombro ante la inagotable sucesión de peñascos, riscos y colinas que bordean el cauce fluvial de la ciudad china de Yangshuo, en la provincia de Guangxi, en los que la imaginación de algunos alcanza a visualizar formas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El destino más popular hasta ahora de la provincia china de Guangxi es Yangshuo, una población rural enclavada en uno de los paisajes más hermosos del mundo, muy semejante al de la bahía de Halong en la vecina Vietnam, con la que Guangxi comparte frontera.

A Yangshuo se accede popularmente por barco tras un crucero por el río Li -río de agua cristalina, en chino- en el que el viajero no sale de su asombro ante la inagotable sucesión de peñascos, riscos y colinas que bordean el cauce fluvial, en los que la imaginación de algunos alcanza a visualizar formas.

La Colina de los Nueve Caballos, la de los Cinco Dedos, la Pezuña de Cabra, el Prado, la Manzana o el Loto Verde. Incluso si el viajero no alcanza a ver las caprichosas formas que el tiempo ha moldeado en los peñones, es imposible dejar de admirarse ante tan bello paisaje y su reflejo en el agua.

Desde el embarcadero, se entra a Yangshuo por un mercadillo que desemboca en la muy turística West Street, la calle del Oeste: restaurantes, tiendas de ropa, carteras de imitación, calzado, artesanía, pequeñas antigüedades, baratijas de Mao y souvenirs varios que llevar de recuerdo aunque, eso sí, habrá que regatear duro para conseguir buenos precios.

En una década, Yangshuo ha cuadruplicado el número de turistas que llegan a visitarla -ya son 12 millones al año, dos millones extranjeros- y se ha convertido en una inmejorable carta de invitación a la provincia de Guangxi.

Descubierta en la década de 1970 por los primeros mochileros de Occidente que se aventuraron por esta parte de China, Yangshuo dispone hoy de 60.000 plazas hoteleras en una población total de 300.000 personas, incluyendo los pueblitos de toda la comarca, donde hasta los campesinos se han apuntado al negocio turístico y dan albergue a visitantes junto a los campos de arroz.

Para completar la experiencia, no hay que perderse el asombroso espectáculo de luz y sonido “La tercera hermana Liu”, del director Zhang Yimou, el mismo que dirigió las ceremonias de inauguración y clausura de las Olimpiadas de Pekín, en 2008: ante 3.500 espectadores, 600 actores recrean una historia de amor, con el trasfondo bucólico de la vida de un pueblo de pescadores, en un escenario sobre el agua y con los peñascos iluminados de Yangshuo como telón de fondo.