• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

La magia de Disney en dos parques

Disney

Disney

Los parques temáticos son tan grandes y mágicos que pueden resultar abrumadores. El mapa y una buena organización son la clave para recorrerlos en su totalidad, tomarse las fotos de rigor y disfrutar sus espectáculos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El deseo de casi todo niño es ir a Walt Disney World; ese mundo lleno de magia y fantasía en el que los sueños se vuelven realidad. Ahora que se acerca la época de vacaciones, Orlando sigue siendo uno de los destinos preferidos para ir en familia y divertirse en los parques; un viaje que cautiva a grandes y pequeños por igual.

Walt Disney World está integrado por el Downtown, MagicKingdom, Animal Kingdom, Epcot y Hollywood Studios, además de los parques acuáticos Blizzard Beach, River Country y Typhoon Lagoon. Decidir qué visitar y qué hacer puede ser una tarea ardua para que el tiempo y el presupuesto rindan.

Los parques más visitados son Magic Kingdom, donde está el castillo de Cenicienta, ícono indiscutible del mundo Disney; y Epcot, con sus viajes en el tiempo y recreaciones de distintos países. Si se organizan bien, cada uno puede ser recorrido en su totalidad, en un día. Sólo basta con anotar uno que otro dato que hará que la visita sea mucho más agradable y llevadera.

Magic Kingdom, el mundo ideal

Let the memories begin” –“¡Que comiencen los recuerdos!”– es lo que se lee en la entrada junto a una imagen de Mickey Mouse, el ratón más famoso del mundo. Allí comienza la magia en este parque que no es el más grande de Walt Disney World –esa distinción se la lleva Animal Kingdom– pero sí el más visitado.

Quizá sea una buena idea comenzar el recorrido subiendo al tren que está a pocos pasos de la entrada, sobre todo para llevarse una visión general del parque si se va por primera vez. El paseo dura aproximadamente 15 minutos y tiene varias paradas; pero lo ideal es volver al punto de partida para comenzar a recorrerlo en orden y cubrir todas las atracciones durante un mismo día.

Al bajar del tren, puede pasar por el Town Square Theather, en el que con un poco de paciencia, se hace la fila para ver a Mickey Mouse y tomarse una foto con él. Un clásico. Luego, el camino lleva hacia el castillo de Cenicienta, ese que arranca las fotos obligadas para el recuerdo y donde está una de las estatuas de Walt Disney sonriendo al lado de Mickey, su amigo inseparable. Una vez allí, hay que decidir qué camino tomar para comenzar a pasear por las atracciones y está comprobado que la mayoría opta por ir hacia la izquierda, por lo que si quiere encontrar menos gente en colas, entonces mejor vaya hacia la derecha.

¿Qué no se debe perder?

Hay varias atracciones clásicas por las que es preciso pasar para traerse un buen recuerdo. Una de ellas es It’s a Smallworld, un paseo por los distintos países, en una embarcación al ritmo de la melodía “Qué pequeño el mundo es”. También Dumbo, el elefante volador; La mansión encantada, Piratas del Caribe, BuzzLightyear, Mad Tea Party y para los amantes de las montañas rusas las infaltables Splash Mountain, Big Thunder y Space Mountain.

Actualmente, MagicKingdom pasa por un proceso de ampliación y desde el pasado mes de diciembre se pueden visitar nuevas atracciones al llegar a la zona de Fantasyland. Lo más nuevo es Underthejourney of the Little Mermaid, un paseo pintoresco por la historia de La Sirenita; Enchanted Tales with Belle, una recreación del pueblo francés en el que se desarrolla la película de La Bella y La Bestia; y Dumbo del que ya existe una modalidad, pero que se diferencia del original por tener una sala de espera llena de entretenimiento. Para 2014 se espera que esté terminado el Princesa Fairytale Hall, donde se podrán ver todas las princesas de Disney y tomarse fotos con ellas; además de una montaña rusa de Goofy y la Seven Dwarfs Mine, un paseo musical por la mina de los siete enanitos de Blancanieves.

Durante el día se realizan dos desfiles importantes en el parque. En la tarde cobra vida el Celebrate a Dream Come True (“Celebra un sueño hecho realidad”) con todos los personajes de Disney y en la noche, antes del cierre, el Electrical Parade durante el que se apagan todas las luces del parque y las carrozas se llenan de colores. Después del Electrical Parade busquen sitio cerca del castillo de Cenicienta para ver “The Magic, The Memories and You” (“La magia, los recuerdos y tú”), un show de luces que se proyectan en las paredes del castillo, que recrea a varios personajes y en el que se muestran al menos 500 fotos que los visitantes hayan tomado ese día. Luego de esto, viene el cierre perfecto con los fuegos artificiales.

Epcot y sus países

Sólo con entrar a este parque lo que se lleva la atención es la gran esfera que distingue a Epcot de cualquier otro y que siempre llena de curiosidad. Allí adentro hay un paseo tranquilo e instructivo sobre la evolución del universo y que es una buena manera de comenzar el recorrido, que exige mucha atención y ganas de caminar.

No hay que pasar por alto Misión Space y The Seas with Nemo and Friends, un paseo en el que los niños se divierten buscando a Nemo, el conocido pez payaso; además de Turtle Talk (recomendable sólo para quienes entiendan inglés) y Soarin, un simulador en el que se vuela en parapente por diversos paisajes del mundo y que es uno de los que tienen las filas más largas para entrar.

Si algo distingue a Epcot es la recreación de varios países. En cada pabellón se puede degustar la comida típica de la región, escuchar su música, ver su arquitectura y participar en distintas actividades. Para los niños es muy divertido tener el pasaporte que venden en cualquier tienda del parque (cuesta 15 dólares) y que lo van sellando al salir de cada país; incluso pueden realizar alguna pequeña tarea que los involucre con la historia de ese lugar en específico. Así, pueden pasear por Canadá, Reino Unido, Italia, China, México, Marruecos, Francia y varios países más.

Al final de la noche, un juego de luces y fuegos artificiales llenan el parque para terminar de ponerle el toque mágico a un paseo sin igual.

Toma nota

-Entradas. Los tickets para Magic Kingdom tienen un costo de $95 (adultos) y $89 (niños) por un solo día, mientras que para Epcot los precios son $90 (adultos) y $84 (niños). Sin embargo, para visitar estos dos parques en el mismo viaje, lo más recomendable es adquirir el ticket que permite entrar a un parque diario. En ese caso el costo sería de $184 (adultos) y $179 (niños). Si quieren ampliar la visita a los demás parques, pueden comprar los multitickets y ajustar el presupuesto (www. disneyworld.disney.go.com)

-Hospedaje. Alojarse en un hotel dentro de Walt Disney World da la ventaja de tener acceso al sistema de transporte de Disney, que es gratuito y funciona casi las 24 horas del día entre los parques, los hoteles y el Downtown.

-Fastpass. El fastpasses es un pase que está incluido con la entrada a cualquier parque de Walt Disney World y permite ahorrar tiempo entre un sitio y otro. Con la entrada, solicite el ticket en las máquinas dispuestas en esa atracción en la que no quiere hacer fila y vuelva a la hora indicada para pasar directamente. Sólo se puede solicitar un fastpass a la vez.

-Wi Fi. Los parques de Disney cuentan con este servicio en todas sus instalaciones. A pesar de ser un ambiente al aire libre, funciona muy bien.

-Downtown. Para 2016, Downtown Disney tendrá un nuevo concepto con boutiques exclusivas, más tiendas, restaurantes y entretenimiento.