• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

La gran ruta vampírica

La conmemoración de los 165 años del nacimiento y los 100 de la muerte del escritor inglés Bram Stoker, autor de Drácula, junto con el estreno de Amanecer 2 crea la ocasión perfecta pensar en viajes que acompañan las andanzas de los vampiros surgidos de la literatura, el cine o la televisión. Lleve ajos, crucifijos y estacas de madera en la mochila. Por si acaso

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

1. Duelo de vampiros en la Columbia Británica, Canadá

La película Amanecer parte 2, último capítulo de la saga Crepúsculo, se desarrolla en la Columbia Británica, Canadá. Allí, entre bosques, nieve e impresionantes montañas, los Cullen, junto con otros clanes vampiros, luchan contra los Vulturi. El equipo de rodaje pasó por Squamish y Pemberton Valley, donde se alojó. Y a tiro de piedra, Vancouver.

Páginas web de interés: www.hellobc.com, www.tourismpembertonbc.com y www.tourismsquamish.com.

 

2. De Piccadilly a Highgate, Londres

El drácula que Bram Stoker –nacido hace 165 años y fallecido hace 100– escribió en 1897 viaja de Transilvania a Londres y se aloja en una casa de Piccadilly. La empresa Transilvania Live invita a seguir sus pasos en una caminata llamada Drácula Tour que pasa por el victoriano cementerio de Highgate, con su propio vampiro y su bosque, escenario de ritos ocultistas y satánicos en los años setenta, y termina en un banquete medieval. Una pena que la adaptación al cine de Coppola, considerada la más fiel a la novela de Stoker, no sirva como guía de viajes: se rodó íntegramente en estudio. Web: www.visitlondon.com/es.

 

3. Sangre fresca en Luisiana, Estados Unidos

Chupasangres y humanos de True Blood conviven, más o menos, en Bon Temps, un ficticio pueblo de la América rural recreado, en buena parte, en estudio, y en California, pero con algunos exteriores localizados sobre el terreno de Luisiana. En poblaciones como Clinton, Shreveport (en una plantación situada a 20 millas vive el vampiro Bill), Doyline, el Parque Nacional del lago Bistineau, o incluso Baton Rouge. Hasta tal punto ha dejado huella la serie de televisión que hay un portal turístico que invita a visitar Bon Temps. Más información en www.crt.state.la.us/tourism y www.welcometobontemps.com.

 

4. La Habana con colmillos, Cuba

El inventor del Vampisol, que permite a los vampiros soportar la luz del sol, se marcha a Cuba porque necesita altas dosis de ron y piña colada para su fórmula. A partir de aquí, la disparatada trama del filme de animación Vampiros en La Habana (1985) permite reconocer, dibujadas, las callejuelas de la Habana Vieja, o el Malecón, escenario de los tiras y aflojas de su protagonista, el trompetista Pepito, con su novia. Web: www.cubatravel.cu.

 

5. El castillo de Nosferatu, Eslovaquia

Murnau rodó los exteriores de su Nosferatu (1922) en escenarios naturales, aunque no de Transilvania sino de Eslovaquia: la cordillera del Alto Tatra, frontera con Polonia, con sus 11 picos por encima de los 2.500 metros; el valle de Vrátna; el Váh, afluente del Danubio, el río más largo del país. Y el castillo Orava, encaramado sobre un risco del río del mismo nombre, donde en temporada alta, organizan visitas nocturnas con títulos tales como Drácula o La noche del conde sangriento. Más datos en: www.slovakia.travel y www.oravamuzeum.sk.

 

6. En un suburbio de Estocolmo, Suecia

Blackeberg es el suburbio de Estocolmo en el que se desarrolla Déjame entrar (Let The Right One In), estrenada en 2008: es la historia de un chico de 12 años de edad, maltratado por sus compañeros e ignorado por sus padres divorciados, que traba amistad con una niña vampiro a principios de los ochenta. Desde su estación de Metro, diseñada por Peter Celsing e inaugurada en 1952, se puede viajar sin transbordo hasta Södermalm, con Gamla Stan, el casco antiguo, a tiro de piedra. Web: www.visitstockholm.com/es.

 

7. Gótica Praga, República Checa

La segunda entrega de la saga Blade (2002) se desarrolla en una ciudad muy gótica que no es otra que Praga, irreconocible entre tanta negrura, tanta sangre y tanta patada. La escena inicial se rodó en la calle Sokolovska, en Karlin; hay acción en el túnel de Letná; también se atisba la plaza Wenceslao (desde un helicóptero), o los alrededores del Monasterio Emaús. Web: www.praguewelcome.cz/en.

 

8. Bar de vampiresa Mojave, Estados Unidos

La fachada del Titty Twister, el bar de Abierto hasta el amanecer (1996), donde baila la vampiresa Salma Hayek, se construyó (y luego fue destruida por un fuego) en pleno desierto de Mojave, en California, cerca de la ciudad fantasma de Calico, vestigio de un poblado minero del viejo Oeste. El equipo rodó también en las ciudades vecinas de Barstow y Lancaster. Web: www.barstowca.org y www.nps.gov/moja.

 

9. El cementerio de Lestat, Estados Unidos

Lestat (Tom Cruise) muerde a Louis (Brad Pitt) en el cementerio de Lafayette Nº 1 de Nueva Orleans. La secuencia pertenece a Entrevista con el vampiro (1994), basada en la novela homónima de Anne Rice, aunque el camposanto tiene imán suficiente sin necesidad de celuloide: es una de las grandes atracciones turísticas de la ciudad, con sus criptas de piedra parecidas a casitas, la mayoría familiares. Aquí se han celebrado bodas y se organizan rutas guiadas para visitantes y turistas. Web: www.lafayettecemetery.org y www.neworleansonline.com.

 

10. Incierto Kiseljevo, Serbia

Kiseljevo, Kisiljevo o Kisilova es un pequeño pueblo ausente del portal turístico de Serbia y dentro de la municipalidad de Veliko Gradište, que sí figura como lugar para disfrutar de la naturaleza y del bonito lago Srebrno. A falta de descripción oficial, valga la de Fred Vargas, autora francesa de novela negra cuyo comisario Adamsberg viaja a Kisilova buscando vampiros (Un lugar incierto, Siruela, 2010). “Paredes coloridas, techos apiñados, el campanario blanco plantado en medio de las colinas y el Danubio brillando a sus pies”. La localidad está asociada a la historia de Peter Plogojowitz, un campesino que murió en 1725 y era sospechoso de ser vampiro. Web: www.serbia.travel.