• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Una fábrica de ideas y arte en Lisboa atrae un millón de visitantes al año

El complejo tiene una calle principal y otras secundarias, en las que se aprecian las estéticas diferentes de cada comercio / Foto: EFE

El complejo tiene una calle principal y otras secundarias, en las que se aprecian las estéticas diferentes de cada comercio / Foto: EFE

LX Factory es referencia mundial en rehabilitación de estructuras de fábricas y hoy exhibe más de 200 locales de empresarios residentes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lisboa.- En la antigua zona industrial de Lisboa, al margen del río Tajo, una estrecha callejuela da paso al universo inventivo de LX Factory, la célebre "isla creativa" de la capital lusa, que también es referencia mundial en rehabilitación de estructuras de fábricas.

La edificación nació a mediados del siglo XIX para acoger la Compañía de Hilos y Tejidos de Lisboa, una de las mayores industrias de la época, y pasó por varios usos hasta que en 2008, en plena crisis económica en Europa, se convirtió en lo que es ahora.

El proyecto LX Factory, desarrollado por la empresa Mainside Investments, acoge una vasta oferta comercial y cultural, lo que le convierte en un verdadero polo de creatividad.

Cafés, talleres de artistas, restaurantes, estudios de tatuaje, de fotografía o de diseño, oficinas de coworking y hasta una librería que figura entre las más originales del mundo y en todas las guías turísticas, llamada Ler Devagar, se mezclan en este peculiar espacio.

En cifras, son más de 200 locales para empresarios residentes, que emplean a cerca de 1.000 personas y atraen a más de 1 millón de visitantes al año.

"Desde el inicio, Lx Factory quiso potenciar la aparición de redes de conocimiento entre los residentes. De ahí, la creación de un espacio que aglomera diversas actividades complementarias", explica la arquitecta y promotora del proyecto, Felipa Baptista.

Aunque la mayoría de los residentes pertenece a la industria creativa, el complejo acoge también actividades de áreas más convencionales, como contabilidad o abogacía.

Por eso, los servicios y proyectos que nacen en la "fábrica", muchas veces, acaban por ser transversales.

"Cuando se juntan cosas muy diferentes unas de otras, siempre hay una ganancia", comenta Fernando Mendes, uno de los residentes y presidente de la empresa Cowork Lisboa.

El espacio de Cowork Lisboa, una inmensa sala muy bien equipada tecnológicamente, en el cuarto piso del edificio principal, aglutina en el mismo ambiente diseñadores, científicos, traductores, programadores, arquitectos, fotógrafos o agentes de mercadotecnia.

"Me gusta la diversidad y aquí la consigo. Diversidad de profesiones, de orígenes geográficos y de proyectos, que incluso colaboran entre sí", destaca Mendes.

Además de Lisboa, hay otras ciudades europeas que también albergan proyectos de "fábricas resucitadas". La revista Condé Nast Traveler menciona, por ejemplo, las alemanas Berlín, Dortmund y Hamburgo; y las españolas Madrid (espacio Matadero), Barcelona (Fabrica Moritz, CaixaForum) y Bilbao (La Alhóndiga).

LX Factory se encuentra en Alcântara, un barrio en el que los residentes convencionales conviven con edificaciones obsoletas, antiguos almacenes y fábricas, que reportan a un período en el que la actividad industrial era la principal en Lisboa.

Hoy, ya más orientada al turismo, la capital lusa enfrenta los desafíos de recuperar y revalorizar los espacios históricos degradados.

En la entrada a LX Factory, situada bajo uno de los extremos del icónico puente 25 de Abril, un letrero iluminado anuncia los 23.000 metros cuadrados dedicados a "iluminar" ideas y experiencias.

La estructura del complejo - con una calle principal y otras secundarias -, invita a recorrer todos sus laberintos y a visitar cada establecimiento con estéticas y experiencias muy diferenciadas, unos más al estilo vintage, por ejemplo, mientras otros siguen un estilo más underground.

Siete años después de su creación, LX Factory figura ya en las principales rutas turísticas de la ciudad y cuenta con gran flujo de visitantes específicos por sus murales de arte urbano y sus eventos abiertos al público.

Los domingos recibe el mercado LXMarket y dos veces al año realiza el Open Day o día de puertas abiertas con conciertos, exposiciones, instalaciones, intervenciones de arte urbana o demostraciones gastronómicas, dentro y fuera de los establecimientos.

"Es muy auto-organizativo y funciona, a veces, con un clima un poco caótico, pero la intención es que la persona camine y descubra todo lo que el espacio ofrece", cuenta Fernando Mendes.