• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Un destino lleno de desiertos y lagunas en Brasil

Lagunas cromáticas rellenas de agua pluvial

Lagunas cromáticas rellenas de agua pluvial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Parque Nacional de los Lençóis Maranhenses se encuentra en el estado de Maranhao, a unos 1.500 kilómetros al norte de Salvador de Bahía, en Brasil. De una belleza natural fascinante,  comprende  los municipios de Barreirinhas, Humberto de Campos, San Amaro y Primera Cruz, y abarca una extensión de más de 150.000 hectáreas en las que hay 70 kilómetros de playas.

Aunque se puede visitar durante todo el año, la temporada propicia para acercarse a esta maravilla de la naturaleza es tras finalizar la época de las lluvias, que rellenan los lagos y abren la posibilidad de darse un chapuzón, entre mediados de junio hasta agosto.

Se trata de una zona de desierto en la que, año tras año, llegan las lluvias, con lo que se conforman miles de lagunas de diferentes tamaños con un agua cristalina, que pintan una paleta de colores entre el azul y el verde, y con las dunas de arena finísima como límite.

La sede del parque se encuentra muy próxima a la localidad de Barreirinhas, de donde parten la mayoría de las excursiones a este área, bien en barca o por tierra a través de  automóviles cuatro por cuatro, aunque también se puede acceder por San Amaro.

También se le llega en carro particular partiendo de la capital del estado, San Luis, que se encuentra a 250 kilómetros, con un recorrido de una duración aproximada de tres horas, o en autobús, que suele tardar un poco más.

Pero  lo mejor es acceder a  Lençóis Maranhenses en avión o avioneta, que se alquilan en San Luis, y que suele llevar unos 50 minutos de vuelo. Desde el aire se obtiene una vista de la zona inmejorable y espectacular.

Las lagunas más contempladas por los visitantes son las denominadas Esmeralda,  Azul y la de la Paz. Más alejada, pero muy interesante, es la denominada Lagoa do Peixe (del Pez) que lleva ese nombre porque es la única que, aunque llegue hasta allí en la estación seca, nunca la encontrará sin agua y además tiene peces permanentemente en sus aguas.

RECUADRO

Las actividades

Este lugar propone múltiples planes como paseos a caballo y rutas de senderismo que atraviesan la zona y ofrecen espectaculares panorámicas del entorno.

Los amantes del windsurf encontrarán en la aldea de Atins, frente al río Preguiças, una interesante alternativa para practicar este deporte y sus variantes.