• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

El atractivo de los paisajes de Guilin

Jóvenes asomados al río en la ciudad de Guilin, en la provincia turística de Guangxi / Foto: Julia R. Arévalo

Jóvenes asomados al río en la ciudad de Guilin, en la provincia turística de Guangxi / Foto: Julia R. Arévalo

Cada vez más acogedora para el turismo extranjero, la ciudad de Guilin, en la provincia de Guangxi, en China, permite pasear por sus céntricas calles peatonales llenas de comercios, bares y restaurantes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El agua, la luz de colores y la música son el reclamo del crucero nocturno por el río Li en la ciudad china de Guilin: las luces iluminan casas de té en la ribera, las falsas pagodas de varios pisos del Sol y de la Luna, una sucesión de réplicas de famosos puentes como el de las Cadenas de Budapest, el Mathematical de Cambridge o varios de los que cruzan el Sena, hasta llegar a una recreación de un antiguo pueblo chino, con show musical incluido.

Cada vez más acogedora para el turismo extranjero, Guilin permite pasear por sus céntricas calles peatonales llenas de comercios, bares y restaurantes, un par de ellos de cadenas de comida rápida occidental, para acabar la jornada refrescándose a la ribera del río junto a familias que disfrutan del atardecer, parejas acarameladas y músicos callejeros.

“El paisaje de Guilin es el más bonito bajo el cielo”, dicen con orgullo los guías de turismo, aunque la ciudad hace tiempo que cedió ese honor a la vecina Yangshuo, a 80 kilómetros al sudeste, al permitir que el desarrollo chino dejara que las torres y los rascacielos compitan en altura con los peñascos, característicos de la orografía de todo este condado.

De ese desarrollo acelerado dan cuenta la flamante autopista Guilin-Yangshuo, los hoteles de lujo o el tren de alta velocidad en construcción (una red en tela de araña que cubrirá toda China, con casi 12.000 kilómetros construidos y otros tantos en proceso), dentro de la apuesta china por diversificar los polos turísticos en este gigante asiático.

A los funcionarios chinos les gusta alabar el turismo como fuente de inspiración para el desarrollo de la propia China tras décadas de férreo aislamiento y han encontrado en sus minorías y peculiares etnias un importante filón para atraer al visitante foráneo a provincias como Guangxi (20 millones de personas, o 40 % de su población, pertenecientes a minorías).