• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Vuelve el esplendor a la plaza más bella del mundo

La Grand Place es desde 1998 Patrimonio de la Humanidad de la Unesco / Foto www.solarworlds.co.uk

La Grand Place es desde 1998 Patrimonio de la Humanidad de la Unesco / Foto www.solarworlds.co.uk

Culminaron las obras de restauración de fachadas en la Grand Place de Bruselas, el principal atractivo turístico de la capital

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La última vez que podía verse la icónica Grand Place de Bruselas sin obras de restauración en sus fachadas la Unión Soviética aún existía y una joven Madonna hacía bailar al mundo con “Like A Virgin”, pero 30 años después del inicio de las renovaciones la turística plaza por fin luce al completo.

Mundialmente conocida por su abundancia ornamental, que le hace ser el atractivo turístico principal de Bruselas, la Grand Place es desde 1998 Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y está considerada como una de las plazas más bellas del mundo.

Los trabajos de restauración comenzaron en 1985 en el edificio de los Duques de Brabante, y dos años después se trasladarían al Ayuntamiento.

El proceso no finalizó hasta el pasado martes, cuando empezaron a desmontar los últimos andamios que cubrían las fachadas contiguas al Museo de la Ciudad de Bruselas, aunque fue este viernes cuando la plaza ya lució libre de cualquier atisbo de obras.

“Hemos trabajado sobre un patrimonio clásico, con edificios que tienen más de 600 años, por lo que la restauración era muy particular y difícil”, explicó el concejal de Urbanismo de Bruselas, Geoffrey Coomans de Brachène.

En total, treinta fachadas de la plaza han sido restauradas durante estas tres décadas, unas reformas que además de lentas han sido costosas. En algunas fachadas el Ayuntamiento ha llegado a gastar más de un millón de euros.

El trabajo realizado permitirá ahora la conservación de los edificios en esta plaza “durante los próximos 50 o 60 años”, según las estimaciones del concejal.El siguiente paso consistirá en la renovación del suelo de la plaza, que presenta bastantes irregularidades en los adoquines, pero el proceso será lento y meticuloso ya que “hasta el suelo de la plaza es Patrimonio de la Humanidad”, contó Coomans.

La restauración completa de la Grand Place llega en un momento difícil para la industria turística de Bruselas, que debe volver a atraer a visitantes tras las caídas propiciadas primero por la alerta terrorista y luego por los atentados del 22 de marzo.