• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Viña del Mar entre mares y palacios

Viña del Mar

Viña del Mar

La ciudad es conocida por el famoso Festival Internacional de la Canción, pero su atractivo turístico va más allá del emblemático concurso. Playas, vida nocturna y actividades culturales la convierten en el destino predilecto de la tierra de los vinos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A sólo 120 kilómetros de la capital chilena se erige como bastión frente al mar la comuna Viña del Mar, perteneciente al llamado Gran Valparaíso, una ciudad que con los años se ha convertido en uno de los ejes de desarrollo turístico y comercial de ese país sureño. Las aguas del océano Pacífico llegan a sus orillas y, aunque por las bajas temperaturas no invitan a bañarse, ofrece a los visitantes la cálida hospitalidad típica de las ciudades costeras.

Las playas de Viña del Mar son perfectas para las caminatas, sus arenas grisáceas destacan por su limpieza, los visitantes tienen prohibido ingerir bebidas alcohólicas y casi siempre se eximen de consumir cualquier tipo de alimentos, lo que ayuda a mantener la higiene del lugar.

La fauna marina es otro de los grandes atractivos de esta costa. A tres kilómetros del balneario de Reñaca, aproximadamente, entre el muelle Vergara y el camino borde costero, está el mirador de lobos marinos desde donde se pueden apreciar estas voluptuosas criaturas reposando bajo el sol en grandes rocas durante los días verano y retozando en el agua en el invierno.

A lo largo del borde costero pequeños puestos de artesanos locales ofrecen a los transeúntes marroquinería, bisutería y souvenirs de toda clase, en su mayoría con incrustaciones de lapislázuli, piedra semipreciosa emblemática de Chile.

Viña del Mar está rodeado de restaurantes ideales para degustar las tradicionales empanadas chilenas rellenas de mariscos, queso o pino (carne) y platos a base de frutos del mar que podrá acompañar con una amplia selección de exquisitos vinos chilenos.

La vida nocturna de la ciudad es variopinta. Los visitantes tienen varias opciones para disfrutar: románticas caminatas por las playas, paseos en carrozas tiradas por caballo y, por qué no, la noche también invita a ir de compras en los centros comerciales. Pero la atracción vespertina más conocida es el Casino Municipal de Viña del Mar, una imponente estructura que alberga toda clase de juegos de envite y azar. Entre las particularidades de este recinto, inaugurado en 1930, destaca que fue declarado lugar de interés histórico y arquitectónico por el Consejo Municipal de la ciudad en el año 2000, por tanto es propiedad estatal. Actualmente, es regentado por compañías privadas a las que se les otorga una concesión para operar el casino durante algunos años.

 

Tiempo, naturaleza y cultura

A los pies del cerro Castillo se encuentra el emblemático Reloj de las Flores, uno de los lugares más visitados por los turistas en Viña del Mar. Es un reloj jardinizado que se ubica en una pendiente; está elaborado en flores y plantas de diversos colores de aproximadamente 10 centímetros de alto, lo que facilita el movimiento de las agujas. El mecanismo de rotación de las agujas es de diseño suizo y está elaborado en bronce, eso ha permitido que se conserven en perfecto estado por más de 50 años.

Fue construido en 1962 con motivo de la celebración del Mundial de Fútbol que ese año se disputó en Chile y que tuvo en Viña del Mar una de las sedes. La tradición turística refiere que si un visitante se fotografía junto al reloj volverá a la ciudad; por ello el lugar es un paseo ineludible.

Otro emblema es la famosa Quinta Vergara, un parque que alberga amplios jardines y el Palacio Vergara, una construcción de estilo gótico veneciano en el que cada febrero se celebra el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar. El resto del año, estos espacios son sede de actividades y exposiciones culturales.

Originalmente, la Quinta Vergara era la casa del fundador de Viña del Mar, José Francisco Vergara, pero sucumbió al terremoto que sacudió la comuna en 1906. Cuatro años después del sismo, en 1910, la familia Vergara decidió construir el nuevo palacio para reemplazar la antigua casa familiar.

Los que disfrutan de ver grandes construcciones antiguas no deben dejar de visitar el Palacio Carrasco, otra de las paradas culturales que ofrece la localidad. Es una imponente estructura que alberga el Centro Cultural de Viña del Mar, la Biblioteca Municipal Benjamín Vicuña Mackenna y el Archivo Histórico de la ciudad, y que fue declarado Monumento Histórico de Chile junto con el parque que rodea la construcción y la escultura La Defensa, de Auguste Rodin, que se encuentra en el frente de la propiedad.


Festival Internacional de la Canción

El anfiteatro de la Quinta Vergara es la casa del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, acontecimiento musical considerado como el más importante de América Latina y el de mayor difusión.

La edificación al aire libre cuenta con un aforo para 15.000 personas, dividido en 4 secciones: palco, platea, galerías y los box privados. El escenario, totalmente hecho de madera, es una especie de concha acústica que distribuye el sonido a todo el lugar. En las 54 ediciones del concurso se han otorgado galardones en los reglones folklórico e internacional, y Chile es el país que más veces ha ganado en ambos géneros.


Paseos en carruaje

Pasear en carretas tiradas por caballos es uno de los principales atractivos turísticos de Viña. Su popularidad radica en que es la forma más sencilla y agradable de conocer las avenidas más transitadas de la ciudad, pues quienes prestan el servicio se encargan de relatar, a medida que transcurre el paseo, detalles de la localidad.

El recorrido comienza en las inmediaciones del hotel Mar, en la avenida Victoria, y sigue hacia la avenida Perú, bordeando el frente costero hasta la playa Acapulco. Continúa hasta el muelle Vergara, donde la gente se baja y se toma fotos en el lugar. A partir de allí comienza el tour por el interior de la ciudad, oportunidad para apreciar la variopinta arquitectura que va desde modernos edificios hasta construcciones góticas y chalet rodeados de jardines.

El paseo continua por la avenida Libertad y atraviesa la avenida 3 norte para volver al punto de partida, no sin antes hacer una parada en el imponente Casino Municipal donde es infaltable la foto de recuerdo.   


¿Cómo llegar?

El aeropuerto de Viña del Mar no está en funcionamiento actualmente. Para llegar a la ciudad se puede ir por vía terrestre desde Santiago o desde otras ciudades del país. Si viaja desde Venezuela, el grupo Latam ofrece vuelos directos de Caracas a Santiago. Una vez en la capital chilena se puede dirigir al terminal San Borja y conectarse con Metro Estación Central o directamente al terminal Estación Central, en Alameda, y conectarse con la estación Metro Universidad de Santiago.

Web: www.lan.com

 

¿Dónde hospedarse?

* El Panamericana Hotel O’Higgins, situado en el sector plaza Vergara, está a pocos metros de la Quinta Vergara y a dos kilómetros de las playas. Web: www.panamericanahoteles.cl/ohiggins.html

* El complejo hotelero Enjoy Viña del Mar, en la avenida San Martín, le permitirá disfrutar en el mismo recinto del Casino Municipal de la ciudad, una discoteca y un spa.

Web: http://www.enjoy.cl/enjoy-vina-del-mar

 

¿Dónde comer?

Si desea probar las exquisitas empanadas tradicionales (rellenas de ostiones, machas, camarones, maricos surtidos y pino) o platos a base de pescados y frutos del mar no deje de visitar el restaurante D’ La Mari, que cuenta con un ambiente al aire libre y otro techado. Pregunte por la carta de vinos chilenos.

 

¿Cómo moverse?

El Metro de Viña del Mar cruza la ciudad desde el puerto de Valparaíso hasta Limache. Si desea recorrer el centro de la ciudad la mejor alternativa son los microbuses. Otra opción es el alquiler de bicicletas (para dos o cuatro personas) que ofrecen en la avenida Victoria.