• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Vientos, cerros y mares de la agreste Paraguaná

Moruy, el pueblo más antiguo de la península de Paraguaná

Moruy, el pueblo más antiguo de la península de Paraguaná

La parte norte del estado Falcón es un destino fascinante para los viajeros de rústicos, montañistas y fanáticos del kite y windsurf

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Paraguaná es ocre, seca, pero no por eso infecunda. En sus paisajes el ojo y el alma se nutren de lo bello del estado más septentrional de Venezuela. Desde el “cuello” de esta península que va de Coro hacia Punto Fijo, puede sentirse la inmensidad que empieza con las arenas de los médanos de Coro y concluye en el cabo San Román.

Uno de los sitios que hay que visitar es el cerro Santa Ana, pero una de las condiciones para subir los 850 msnm es estar en forma. El ascenso en grupo resulta una verdadera experiencia. Con un guía de Inparques puede iniciarse el ascenso a una hora temprana. Existen unas cuerdas instaladas allí para que los más osados hagan escalada en algunas de las formaciones rocosas más empinadas. Desde su cima pueden verse los extensos terrenos de siembras de sábila, auyamas, melones, patillas así como poblaciones de la península.

Además de montaña, también cuentan con playas y Adícora lo es por antonomasia. Un pueblo de pescadores y comerciantes lo aguarda a orillas del mar. Hay posadas y alquiler de habitaciones en casas de arquitectura tradicional. En una encantadora iglesia puede escuchar la misa del domingo con el batiente mar como música de fondo. Impone gran respeto la limpieza y armonía de su fresca y artística estructura.

Adícora Norte y Sur son extensas y con viento fuerte y constante, perfectas para practicar windsurf y kitesurf. Muy cerca de aquí está otra playa estupenda: Buchuaco. Está un poco más retirada de Adícora y lejos del ruido de las zonas pobladas.

 

Rumbo al norte. Sentir la brisa frenética en el punto más al norte que tiene Venezuela en tierra firme es maravilloso. En el cabo San Román no hay más que un gran faro, brisa, aridez y unos blanquísimos médanos. Pero eso en un mismo paisaje se convierte en maravilla. Desde las poblaciones aledañas como Piedras Negras o desde posadas que han ido instalándose muy cerca del cabo, pueden verse de noche las luces de la ciudad de Aruba y su refinería. Su playa no es como tal un balneario por su fuerte oleaje, pero resulta ser un paisaje grato y perfecto para contemplar las puestas de sol. Lo mejor es llegar en vehículo rústico.

Al noreste de Paraguaná está una aridez distinta: las Salinas de Las Cumaraguas. Se sitúa en los cortes de carretera entre las poblaciones de El Vínculo-Las Cumaraguas. Sorprende el azul del mar a un lado y al otro la fuerza roja de los taninos imponiéndose en el agua de las salinas. Queda aproximadamente a 20 kilómetros de Adícora y aquí también se puede hacer windsurf.

Algo que impresiona al visitante son las ruinas que se encuentran a pocos metros del lugar. Son los vestigios de la capilla y la antigua casa del mariscal Juan Crisóstomo Falcón nativo de la población de Jadacaquiva, personaje relevante de la Guerra Federal, quien fue presidente provisional de Venezuela en 1863. En las ruinas aún se puede apreciar el arte andaluz en el que fueron edificadas. El lugar fue centro de vigía entre los siglos XVI y XVIII, pues posee una vista privilegiada al mar, justo después de las salinas.

En el mismo municipio Falcón está Moruy, el pueblo más antiguo de la península, donde hay muchas casas de artesanos que trabajan el barro. Justo detrás de la iglesia están las mejores muestras de artesanía de la zona. Su hermoso templo dedicado a San Nicolás de Bari tiene libros que datan de 1681 e imágenes de los siglos XVI al XIX. El 6 de diciembre es la fiesta del patrono y desde que comienza el mes empiezan las celebraciones con el “rompimiento”: lanzan cohetes a medianoche y se da inicio a fiestas, actos culturales y diversas manifestaciones artísticas. Moruy, con Santa Ana y Pueblo Nuevo, son los primeros pueblos fundados en la península de Paraguaná.


¿Cómo llegar?

Por tierra: se pueden tomar los autobuses de varias líneas desde el Terminal de Pasajeros La Bandera, desde Caracas, así como en los distintos terminales terrestres, especialmente desde la zona central y occidental del país.

Por avión: Aserca, Conviasa y Aeropostal llegan al Aeropuerto Internacional Josefa Camejo de Paraguaná.