• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

¿Viajas solo? Alquila ‘amigos’ en principales destinos turísticos del mundo

Según el estudio Cities of Opportunity 2012, elaborado por PwC, Nueva York es la capital con mayor proyección del mundo. El informe se ha elaborado con base en 60 indicadores y subindicadores que recogen aspectos económicos, sociales y culturales

Nueva York es la capital con mayor proyección del mundo

Página web ofrece la compañía de personas que conocen a la perfección los principales atractivos de ciudades como París, Berlín o Nueva York, entre otras

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Existen muchas maneras de descubrir una ciudad cuando estamos de viaje: hay quienes prefieren dejar todo en manos de una agencia que planifique al detalle todo un recorrido, otros que prefieren descubrir por su cuenta todos los rincones de un destino (los conocidos y las ‘joyas escondidas’) y otros tantos que buscan siempre un servicio personalizado que los salve de los grandes grupos pero que les sirva de orientación.

Es precisamente pensando en este último grupo de viajeros que se puso en marcha hace dos años “Rent a local friend”, una página web que permite a los turistas contratar ‘amigos’ locales en los principales destinos del mundo para que los acompañen en tours de acuerdo a los intereses de los usuarios.

“Solamente mezclándonos con las personas locales podemos conocer la gente de ciudad, su gastronomía, cultura y sus lugares secretos”, explica la creadora de esta página, la periodista portuguesa-brasileña Alice Moura, en declaraciones reproducidas por la agencia Europa Press.

“Rent a local friend” tiene una red de guías-amigos en 32 de los principales destinos turísticos del mundo, entre ellos París, Berlín, Río, Buenos Aires, Nueva York, Londres, Barcelona, Madrid y Roma.

Los precios para contratar a uno de estos guías dependen de la ciudad y del tiempo de duración de los paseos (pueden ser de 4 u 8 horas). Los gastos de transporte y costo de entrada a lugares turísticos deben ser asumidos por el visitante, mientras que los alimentos ya dependen de la generosidad –o del presupuesto- del contratante.