• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Viajar proporciona felicidad

Embarcarse en una nueva aventura a lo desconocido es estimulante / Foto Pixabay

Embarcarse en una nueva aventura a lo desconocido es estimulante / Foto Pixabay

Un estudio de la Universidad Estatal de San Francisco fundamenta la felicidad en las experiencias y eso es lo que proporcionan los viajes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La felicidad no reside en los bienes materiales que poseemos, sino en todo lo contrario, la clave está en los recuerdos almacenados, al menos a largo plazo. Es la conclusión de un estudio de la Universidad Estatal de San Francisco, y citado por el portal La Vanguardia.

Thomas Gilovich, responsable de la investigación y profesor de psicología, afirma que “somos la suma total de nuestras experiencias”, y que “nuestras mayores inversiones deberían dedicarse a crear recuerdos en base a experiencias y vivencias personales”, como los que se generan viajando.

El portal de La Vanguardia completó las ideas de la investigación con las declaraciones del psicoterapeuta César de la Hoz, experto en resolución y afrontamiento de conflictos, inteligencia emocional y terapia, quien habló de lo enriquecedor de la experiencia de viajar.

1. Nuevas emociones

La idea de conocer nuevos lugares, hacer amigos, probar comidas exóticas y diferentes, descubrir paisajes increíbles, ver puestas de sol fantásticas... En definitiva, embarcarse en una nueva aventura a lo desconocido es estimulante.

2. Romper con la rutina

Viajando las preocupaciones y las tensiones se desvanecen por un tiempo, la rutina diaria queda lejos. Pero además de relajar, viajar implica hacer un ‘break’ en la vida, regalarse tiempo y darle un respiro al cerebro.

3. Compartir. Es una experiencia donde son importantes las relaciones e intereses sociales.

4. Beneficios inmediatos. Mientras se dedica tiempo a planear la aventura, uno se relaja y deja volar la imaginación pensando en lo que va a pasar “por lo que este proceso de visualización ya es de por sí beneficioso”, y la sensación de bienestar que se crea durante el viaje también lo es.

Fuente: La Vanguardia