• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Viajar con presupuesto solidario

Cada vez más viajeros eligen algunas de las plataformas que ayudan a recorrer el mundo por mucho menos | Foto GDA

Cada vez más viajeros eligen algunas de las plataformas que ayudan a recorrer el mundo por mucho menos | Foto GDA

Los turistas ahora pueden conseguir alojamiento gratuito, hacer carpooling y cuidar casas, con el objetivo de recorrer el mundo de otra manera

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Magalí estuvo un año seguido viviendo en diferentes lugares del mundo, sin pagar alojamiento. Angie trabajó en un hostal coreano a cambio de comida y Gilda se alojó gratis en la casa de una familia de Valparaíso.

Aunque parezca una contradicción en una sociedad capitalista, cada vez es más fácil viajar sin pagar. O pagando poco o reduciendo mucho los gastos. La llave al mundo está en manos de la economía colaborativa o compartida, tan mencionada en los últimos tiempos, que aporta buenas ideas para viajar por menos.

En palabras simples es como el antiguo trueque, donde se intercambian productos y servicios, se comparten consumos, se paga directamente al proveedor, pero claro, adaptado a estos tiempos, donde el antiguo mercado se sustituyó por Internet, que funciona como plataforma fundamental para el encuentro entre las partes en diferentes comunidades virtuales.

Por ejemplo, alquilarle el auto a un viajero, la bicicleta o hasta incluso la casa, cuando no uno no lo está usando. O prestársela a cambio de trabajo o intercambiarla en vacaciones en simultáneo con otra familia. Compartir un viaje en auto y cocinar en casa para extranjeros, entre infinidad de propuestas, pero siempre con la premisa de que sea de un igual a otro igual y que las dos partes tengan un beneficio.

Y por supuesto, con una página web mediante, que oficia de resguardo y que da confianza y seguridad para que la transacción sea exitosa. De alguna manera, una vuelta también a las relaciones más humanas, a aprender a confiar en el otro y viajar de otra manera.

Controversiales. Una de las pioneras fue Couchsurfing, que desde hace más de 10 años reúne viajeros que buscan alojamiento con locales que les brindan de manera gratuita un espacio en su casa para dormir y disfrutar del intercambio cultural. Otras páginas destacadas son Airbnb, Homeaway, Uber, blablacar, Sidecar.

El mundo formal de los viajes mira este creciente sistema con malos ojos porque considera que es una competencia desleal. Los prestadores de servicios de la economía colaborativa no pagan impuestos, no le pagan sueldos a empleados y demás requisitos, que ellos sí están obligados a cumplir.

Pero más allá de las controversias, cada vez más viajeros eligen algunas de las plataformas que ayudan a recorrer el mundo por mucho menos.

En muchos casos hay que suscribirse, cargar los datos personales, intereses, búsquedas y pagar una membresía anual (suelen rondar entre 30 y 50 dólares por año). En otros es todo gratuito.

Comunidades que unen viajeros

Alojamiento gratuito. Couchsurfing fue la primera, pero hay otras como Bewelcome.org, hospitalityclub.org, globalfreeloaders.com y Cosmopolite Home. Para ciclistas, warmshowers.org

Alquileres temporarios. Diferentes plataformas ofrecen alojamiento en habitaciones de casas o en departamentos independientes preparados para recibir turistas, pero fuera del circuito formal y registrado. La más conocida es Airbnb que ofrece alojamiento en 34.000 ciudades del mundo en 190 países. También se puede alquilar por Segundohogar, VRBO, House Trip, HomeAway y Wimdu.

House sitting. La propuesta es cuidar casas y mascotas a cambio de alojamiento. Se usa para estadías prolongadas de un mes en adelante. Se puede buscar propiedades y cargar el perfil en trustedhousesitters.com, housecarers.com y mindmyhouse.com

Alojamiento a cambio de trabajo. Hay varias opciones para trabajar como voluntarios (sin sueldo) a cambio de alojamiento y comida, como plantaciones orgánicas, hostels y hasta veleros que dan la vuelta al mundo. Se puede usar Helpx, wwoof y Workaway

Intercambio de casas. Se suele realizar en simultáneo. Por ejemplo, una familia de Buenos Aires le deja su casa a otra de París y viceversa. Tienen que coincidir las fechas y los destinos buscados. Se puede buscar en homeforexchange.com, www.intercambiocasas.com, homeforhome.com

Comer con locales. Permite a los viajeros comer comida casera en casas de locales. En muchos casos postean fechas y menú, y suelen cobrar por el servicio. Se puede chequear Eatwith. Eatwhitalocal y Colunching. Comparto Plato, Meal Sharing.