• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Viajar hace a la gente más sexy

Un auténtico viajero siempre tiene mil experiencias e historias que contar acerca de sus aventuras / Foto Pixabay

Un auténtico viajero siempre tiene mil experiencias e historias que contar acerca de sus aventuras / Foto Pixabay

Viajar y exponerse a situaciones que hay que resolver y aventuras alrededor del mundo hace a la gente má confiada en sí misma, libre de prejuicios y muy feliz

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Como si los atractivos de viajar fueran pocos, ahora se agrega lo que la revista digital Traveler.es asegura es otro de los beneficios de ser un trotamundos: te vuelve más sexy. Y para eso se apoya en una serie de razones que a continuación enumeramos sobre las ventajas de viajar.

1.- Proporciona más confianza en ti mismo

Nadie quiere salir con alguien que se ahoga en un vaso de agua, con el que, después de una hora, no es capaz de decidir qué plan de sábado quiere. En cambio los viajeros en situaciones difíciles resuelven. El artículo reflexiona: ¿En serio crees que se van a preocupar por un antiguo amor o les va a parecer un problema a qué cine ir? ¡Están muy por encima de eso! Y eso es terriblemente sexy.

2.- Ayuda a tener una mente abierta

El viajero se ha sentado a hablar con todo aquel que tiene algo que decir y ha dinamitado en una sola conversación todos sus prejuicios (así que sabe que no tiene sentido tenerlos); la viajera ha hecho amigos en todo el mundo, y ha aprendido a respetar -y a veces, incluso a amar- tradiciones que, en principio, podrían parecerle ridículas.

3.- Da infinitos temas de conversación

Tiene un vasto conocimiento del mundo a disposición de cualquier conversación, en un despliegue que dejará obnubilado al oyente.

4.- Quien viaja siempre es apasionado

Nadie recorre el mundo de punta a punta por pasar el rato; el viajero saborea cada instante de sus recorridos, desde que empiezan a dibujarse en su cabeza hasta que vuelve a casa y los rememora una y otra vez. Siempre hablarán con pasión de todo lo que han conocido y de su próxima aventura-

5.-Permite estar continuamente activo

Esto es porque el cuerpo es, en cierta manera, como un dinamo: cuanta más energía gasta a través del ejercicio físico, más energía posee. Y tener el cuerpo sano (y pocas cosas hay que pongan las extremidades más a punto que un viaje) es exudar energía... y sustancias como serotonina. ¿Y sabes para qué placentero menester es muy necesario tener alta la serotonina?, pregunta Traveler.

6.- Aumenta los niveles de felicidad

Lo contrario a una persona amargada podría ser, sin lugar a dudas, una persona viajera: ellos hacen de las vacaciones, el momento más alegre del año para cualquiera, una forma de vida.

7.- Da un toque de misterio

Todo el mundo tiene un pasado, pero a veces, ese pasado es un rollo. Y por muy guapo que te haya parecido alguien al principio, conforme te va hablando de cómo ha hecho todo lo que se esperaba de él, de que no ha salido de su ciudad natal más que para ir a ver a sus abuelos al pueblo y de que sus amigos siguen siendo sólo y exclusivamente los del colegio, a ti se te va vaciando la barrita de amor. En cambio, alguien que te cuenta que se fue a otro país a vivir durante un tiempo, que ha estado en no sé cuántas partes del mundo y que tiene tres viajes más planeados para este año, hace que tu corazoncito de trotamundos lata muy rápido.

8.- Te permite conocerte a ti mismo

Viajar te ofrece el tiempo y las circunstancias suficientes para saber quién eres en realidad, y si le preguntas por sus planes de futuro, un nómada te soltará algo así como que no tiene muy claro qué hacer con su vida, pero que sí que sabe lo que le hace feliz. Y que en cuanto tenga hijos, o sobrinos, los va a llevar a recorrer el mundo con él.

Pero eso no es todo, Traveler.es agrega la opinión de María Garay, dating coach del portal de citas Meetic. "La persona que viaja suele ser curiosa, despierta a la vida, llena de conocimiento, confía en sí misma y con una sed de aventura que la convierten en una persona activa y atractiva, con gran poder de adaptación y empatía. Un auténtico viajero suele hacer preguntas interesantes que le permiten conocer mejor a los demás, y por otro lado, siempre tiene mil experiencias e historias que contar acerca de sus aventuras, lo que le convierte en el foco indiscutible de atención, y a los ojos de cualquiera se vuelve mucho más atractivo. Por lo general, la gente viajera es gente predispuesta a aprender y a entender otras culturas, lo que les hace personas de mente más abierta, fascinantes y sexys"

Tomado de : http://www.traveler.es/viajes/mundo-traveler/articulos/razones-por-las-que-viajar-te-hace-sexy/8284?utm_campaign=20160210&utm_content=&utm_medium=email&utm_source=newsletter_20160210