• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Viajar es bueno para la salud

Viajar permite tomar cierta distancia de los problemas y verlos desde otra perspectiva / Foto Pixabay

Viajar permite tomar cierta distancia de los problemas y verlos desde otra perspectiva / Foto Pixabay

Un artículo de Traveler.es explica por qué viajar es una inversión en salud a corto y largo plazo desde el punto de vista neurológico y sicológico

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Viajar abre nuestro cerebro, lo vuelve más plástico, más creativo, nos da más capacidad de comprender: de alguna forma lo activa porque necesitamos adaptarnos a muchas nuevas sensaciones (lingüísticas, visuales, aromas, sabores...) y eso siempre es favorable para nuestro cerebro”, explicó el neurólogo José Manuel Moltó Jordá, vocal de la Sociedad Española de Neurología, al site Traveler.es

De acuerdo con Moltó es una actividad que mejora la calidad de vida en el futuro. “A la larga, un mayor número de conexiones ofrece una ventaja de mayor reserva cognitiva, de mayor resistencia al deterioro en edades más avanzadas -explica Moltó- no solo es la ventaja del momento, que puede ser placentero, sino que también, incluso, cuanto más rica haya sido nuestra vida, cuantas más experiencias distintas hayamos tenido, más posibilidades tenemos de llegar a una edad mayor en buena condición mental”.

Adicionalmente está la parte sicológica, que tal como lo explica Cristina Silvente, psicóloga, viajera, coautora de Viajar con niños, viajar se trata de un paréntesis en la  vida diaria, “un parón que te permite poner en su sitio diferentes temas, preocupaciones; puede ayudar a tomar cierta distancia, que te permita verlos desde otra perspectiva: y todo ello puede ayudar o empujar en la toma de decisiones".

Explica Silvente que lo desconocido nos ayuda a conectar. “Si viajamos en familia o con amigos, nos permite disfrutar más de ellos, compartir experiencias, anécdotas que guardaremos en nuestra memoria toda la vida”. Si en cambio viajamos solos, también tenemos mucho que ganar según Silvente: “si se tiene que hacer frente a problemas o dificultades, y salimos bien parados de ellos, nos mejorará nuestra propia autoestima, desarrollaremos nuevos recursos propios y fuerza interna: puedo o soy capaz".

http://www.traveler.es