• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Veracruz: un atractivo amasijo de legados

En cinco años tendrá el puerto más grande de América Latina / EFE

En cinco años tendrá el puerto más grande de América Latina / EFE

La ciudad portuaria es el lugar donde el encuentro de culturas ancestrales dio forma a lo que hoy es Iberoamérica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En los viejos barrios de Veracruz y en sus antiguas fortificaciones de los siglos XV, XVI y XVII se respira, toca y palpa la música, las costumbres y las raíces de los conquistadores españoles, los esclavos africanos, los indígenas nativos y los negros llegados de las islas caribeñas.

Por esta razón, Veracruz, puerta de entrada del conquistador español Hernán Cortés en 1519 a la Nueva España, reúne el perfil idóneo para albergar la XXIV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se realizará entre mañana y el martes.

 

Legado gastronómico. La ciudad, bautizada cuatro veces como “heroica” por haber enfrentado estoicamente las invasiones de españoles, franceses y estadounidenses, es un amasijo de culturas que formaron a hombres y mujeres alegres y hospitalarios que reciben a propios y extraños con el corazón abierto.

En esta localidad destaca el barrio de la Huaca, un conjunto arquitectónico del siglo XVII. Se trata de 27 antiguos patios y casuchas construidos con madera y tejas traídas en barcos desde Marsella (Francia), ubicados en la zona centro del puerto, donde vivían africanos esclavos liberados, cubanos traídos por las aguas del golfo de México y obreros de las primeras fábricas instaladas por los españoles.

Es la cuna de uno de los legados gastronómicos más importantes de los jarochos o naturales de Veracruz: las famosas picadas rojas o verdes con tortillas de nixtamal, hechas a mano, y precocidas en el comal o las gorditas de masa blanca, negra o dulce, esta última con el sabor característico del piloncillo (papelón) y el anís.

En ese colorido barrio surgió el gran legado musical de artistas de la categoría de Toña la Negra y Agustín Lara, sin dejar de mencionar a José Macías “el Tapatío”, Pedro Domínguez Moscovita y Manuel “el Negro Peregrino”.

No lejos de allí, en pleno puerto, se encuentra uno de los rincones más famosos de la ciudad, el Café La Parroquia. El recinto original data de 1808 y se encuentra frente a la catedral, pero el más reconocido en la actualidad está ubicado en pleno puerto y es famoso por el tintineo de la cuchara de los comensales cuando piden el tradicional “lechero”, un café con leche en el que este último líquido se escancia (se vierte desde gran altura) en el vaso para generar una rica y espumosa bebida caliente con la que acompañar las largas tertulias en alguna de las muchas mesas de madera del salón.

 

Comercio exterior. Veracruz, por su ubicación geográfica estratégica se ha convertido, desde hace muchos años, en la principal puerta de México al comercio exterior, pero se espera que en los próximos cinco años tenga la terminal marítima más grande de América Latina.

El gobierno nacional invierte más de 2 millardos de dólares en la ampliación del puerto, que concluirá en el año 2018. Con las nuevas obras se pasará de una capacidad de manejo de carga de 23 millones de toneladas a 118 millones.

 

La huella de Cortés

La fortaleza de San Juan de Ulúa –asentada en una pequeña isla– es una imponente construcción impulsada por Hernán Cortés para resistir los ataques piratas y corsarios. La edificación, que durante años sirvió como prisión para delincuentes y opositores políticos, fue construida a principios de 1535 con piedra de coral del lugar y, hasta la fecha, se mantiene intacta como uno de los principales centros turísticos.

 

El dato

Veracruz ocupa el cuarto lugar en México en número anual de turistas con 7 millones de visitantes, principalmente nacionales.