• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Venezuela: cápsulas para disfrutar en tres días

Margarita, Mérida, Lara y la Gran Sabana son destinos sugeridos para quienes deseen aprovechar el asueto del 12 de octubre que sigue a las elecciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Margarita plena


Día 1
Adriana Sánchez, conocedora de la isla, sugiere una caminata a las 7:00 am por La Caracola, una franja de arena paralela a la avenida Bolívar. “Después puede desayunar conchas marinas, ostras y triple perlas en la bahía del Concorde. Puede escoger entre el Kiosco de la Abuela o el Caney de los Morochos”. Luego propone tomar la vía a puerto Guamache, antes de llegar a playa Paraíso y cruce hacia playa Oasis con aguas revestidas de manglares. “A las 11:00 am pasa un muchacho con variedad de pescados”, precisa. Para concluir el día no se pierda el crepúsculo en el reservorio de aves, cerca de la playa.

Día 2
Esther González, del restaurante La Casa de Esther, invita a conocer el poblado de Fuentidueño en la parroquia San Juan Bautista para curiosear cómo las artesanas fabrican cestas y sombreros de mapire. “Pregunte dónde preparan el piñonate –turrón de lechosa verde–. Es el mejor lugar donde lo hacen”, dice. En la tarde siga el itinerario de Adriana Sánchez: almorzar en la posada Casa Mejillón, en La Guardia. La degustación incluye 24 mejillones preparados de 5 formas. En la noche, pase por El Rincón Tropical de La Guardia; allí estará Daniel Indriago, conocido como La Ñera. Famoso por ganar en las comparsas de Carnaval.

Día 3
Haga un recorrido histórico que empieza por la Catedral de La Asunción y el fortín de Santa Rosa. “Luego pase por el Parque Nacional Cerro El Copey para admirar las laderas y continuar a la Basílica de Nuestra Señora de El Valle”, aconseja Sánchez. En la tarde vaya de compras al centro comercial Costa Azul, La Vela o el Sambil.

Sur extremo

Día 1
David Jiménez, guía de Backpacker Tours (www.backpacker-tours.com), recomienda un itinerario de dos días desde Santa Elena de Uairén con
destino a El Paují. El trayecto sólo puede hacerse en vehículos 4x4 y ofrece bellas panorámicas. El salto Catedral, 12 kilómetros antes de El Paují,
tiene una caída de 15 metros. En la tarde se llega a la posada Intiguazi.

Día 2
Luego del desayuno, se emprende una caminata de tres horas y media hacia El Abismo. Allí puede contemplar la selva amazónica, que se funde con el comienzo del territorio brasileño. Un sendero es una ruta interesante para los observadores de aves y desemboca en una cueva de  murciélagos que sólo debe ser visitada con personal capacitado. Después de almorzar en El Paují se reactivan los sentidos en el Pozo Esmeralda, con aguas de ese color. Al regresar a Santa Elena, Pacaraima –municipio brasileño limítrofe– es una parada imprescindible. En La Línea se compran
hamacas. Lleve su certificado de vacuna de fiebre amarilla.

Día 3
Conquistar las aguas del revoltoso río Yuruaní es una de las propuestas de Iván Artal, propietario y guía de Ruta Salvaje (web: www.rutasalvaje.com). Un día de rafting en su caudal permite navegar con emoción y pausar el recorrido para caminar o salir en las partes más difíciles. La actividad incluye un paseo por detrás de las cortinas de agua y body rafting en los toboganes naturales de jaspe. Los paseos se organizan a partir de 4 excursionistas y tienen un costo de 600 bolívares por persona.

Lara de encanto

Día 1
La posada El Encanto, a las afueras de Sanare, es el sitio de encuentro en Lara. Manuel Saavedra, su posadero, recomienda un recorrido por el bosque nublado del Parque Nacional Yacambú, con 254 especies de aves. Los guías salen de la posada a las 5:00 am y llegan al mediodía. En El Blanquito se puede acampar junto a una cascada. El parador Estancia Monteverde ofrece chocolate y churros.
En la tarde visite la Hundición de Yay, desierto donde la erosión formó una especie de cañón.

Día 2
Para comprar bellezas hechas en gres, tejidos y madera, la ruta artesanal Quíbor-Tintorero sale de la posada El Cerrito a las 8:00 am y retorna a las 4:00 pm. Saavedra recomienda visitar los talleres de Víctor Millán y Miguel Ángel Peraza, conocido por sus lavamanos, vajillas y esculturas.
La fiesta de Los Zaragozas –celebrada cada 28 de diciembre– se revive por las noches en las posadas El Encanto y El Cerrito, a petición de la
gente. La cena está incluida.

Día 3
Barquisimeto muestra la cara multicultural de Lara. Puede visitar el Museo de Barquisimeto y la colección La Salle de arqueología, paleontología y
antropología. Debe conocer la Flor de Venezuela, creada por el arquitecto Fruto Vivas para el Pabellón de Venezuela en ExpoHannover 2000,
que exhibe lo mejor de nuestra cultura y la biodiversidad. El Parque Zoológico Botánico Bararida también amerita una visita. Hay que ir a
la Catedral de Barquisimeto y al templo de Santa Rosa donde está la Divina Pastora. Contrate los paseos con Saavedra a través de El Cerrito, o por
Turismo Rural (www.sanarerural.com.ve)

Mérida total

Día 1
Gustavo Viloria, director de Gravity Tours, sugiere estar a las 9:00 am en el parque La Venezuela de Antier, que recrea los tiempos de Juan Vicente
Gómez. En la tarde vaya al Mercado Principal de Mérida, pruebe la pizca andina o compre artesanía. Y pase por el Parque Las Heroínas –frente al teleférico– donde La Asociación Merideña de Escalada, ofrece un muro para practicar este deporte. La cena puede ser en La Capellanía del centro comercial Alto Prado.

Día 2
Si le gusta la aventura llame a Parapente Mérida (www.parapentemerida.com), dirigida por Gerardo López, y reserve su vuelo. Ofrecen dos zonas: Tierra Negra, uno de los 10 mejores lugares del mundo para volar; y la estación La Aguada, el mayor despegue de altura en el país. “Luego puede visitar el Jardín Botánico y hacer un picnic o comer en el un cafetín”, señala López. Está abierto hasta las 5:00 pm y ofrece visitas guiadas y escalada de árbol para niños. Si sólo quiere adrenalina solicite a Gravity Tour (www.gravitytours.com) para un itinerario de canopy, paintball o canyoning.

Día 3
“Otra postal de los Andes está en los pueblos del sur: San José, Mucutuy y El Molino”, dice Viloria. San José conserva su estampa colonial. Reserve en la posada La Mochaba, pues además de alojarse, puede pescar truchas en compañía de Martín Mochaba. Bajando por el páramo de San José está Mucutuy, a 1.406 metros sobre el nivel del mar, un pueblo pintoresco. En El Molino se respira el encanto de las calles empedradas. Haga una parada estratégica en el restaurante El Hato.