• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Turismo sin bikinis ni alcohol en el mar Rojo

Isla de Ahbar, situada en el mar Rojo, a unos quince kilómetros al oeste de la costa de la región meridional saudita de Yazan / Foto archivo

Isla de Ahbar, situada en el mar Rojo, a unos quince kilómetros al oeste de la costa de la región meridional saudita de Yazan / Foto archivo

Arabia Saudita rehabilita islas en el mar Rojo para promover el turismo “halal” (acorde con la ley islámica), que no permite bikinis ni alcohol

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las autoridades de Arabia Saudita han comenzado a rehabilitar algunas de sus islas en el mar Rojo y el golfo Pérsico, en el marco de un ambicioso proyecto para promover el turismo “halal” (acorde con la ley islámica), que no permite bikinis ni alcohol.

“Desde que el rey saudita emitió un decreto (para mejorar el aprovechamiento de las islas) en el año 2006, el interés se ha centrado en rehabilitar en una primera fase unas setenta de un total de 1.200 islas”, destacó el portavoz del Departamento de Turismo y Antigüedades saudita, Mutleq al Harbi.

En ese sentido, este órgano estatal anunció recientemente que ya ha preparado para el “turismo de un día” la isla de Ahbar, situada en el mar Rojo, unos quince kilómetros al oeste de la costa de la región meridional saudita de Yazan.

Para ello, se ha acondicionado un embarcadero, se han abierto cafeterías, restaurantes de pescado, baños y lugares para descansar, y se han habilitado zonas para la práctica del buceo y de la pesca.

Asimismo, Al Harbi destacó que su departamento comenzó hace pocos años la rehabilitación de la isla de Forsan, situada en el mar Rojo frente a la costa de Yazan, para que se convierta “en el primer núcleo de desarrollo del turismo marítimo”.

“En esa isla hemos acondicionado la aldea Al Qosar, que es un patrimonio cultural que tiene un gran oasis de palmeras; el embarcadero Al Gadir, que recibe a los ferry que zarpan de Yazan; y la playa de Al Faqua, que se destaca por su paisaje espectacular e ideal para los amantes de la pesca”, concluyó.

Forsan, con sus 2,3 kilómetros cuadrados y unos 20.000 habitantes, es la mayor de las islas del archipiélago homónimo, ubicado en el mar Rojo, unos 45 kilómetros al oeste de la costa saudita.

El empeño de las autoridades por promover el turismo en sus islas contrasta con la ausencia de turistas extranjeros que viajen a Arabia Saudita expresamente para visitarlo.

Según cifras del Ministerio saudí de Exteriores difundidas en 2014, durante el año 2013 no se otorgó ningún visado de ese tipo.

De los más de diez millones de visados de entrada al país otorgados durante ese año, 71% fueron para efectuar peregrinaciones religiosas y el resto para desarrollar actividades comerciales y diplomáticas.

En todos las zonas turísticas de Arabia Saudita, el turista extranjero (residente o visitante comercial) debe cumplir estrictamente con la sharía o ley islámica.

Ese reglamento prohíbe a las mujeres mostrar sus cuerpos y obliga a los hombres a usar un vestuario un tanto largo y no consumir bebidas alcohólicas.