• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Toronto, crisol de culturas y sede de los Panamericanos

Una de las transitadas calles del centro de la ciudad de Toronto / Foto Canadian Tourism Commission

Una de las transitadas calles del centro de la ciudad de Toronto / Foto Canadian Tourism Commission

Ciudad referente de la moderna Canadá, Toronto es una urbe multiétnica y multicultural con una variada oferta turística que mezclará el calor, ahora mitigado por el lago Ontario donde se ubica, con la pasión de los aficionados que se citan para los próximos Juegos Panamericanos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con una población de más de dos millones y medio de personas, que supera los seis en el Greater Toronto Area, la cosmopolita ciudad canadiense de Toronto es la cuarta más grande de América del Norte y está considerada también, según publica la Unidad de Inteligencia Económica (EIU) de The Economist en su Encuesta de Habitabilidad, como la cuarta ciudad más habitable del planeta en su estudio de 2014.

Capital de la provincia de Ontario es asímismo la urbe más poblada del país y el verdadero centro de negocios y finanzas del territorio, con un enorme caudal artístico y cultural. En ella se hablan más de 140 idiomas y dialectos y, según información de la página oficial de la ciudad (www.toronto.ca), algo más de 30% de los residentes hablan en casa un idioma distinto del inglés o francés.

Como destino turístico, la ciudad atrae a más de 25 millones de visitantes al año, según datos de la misma fuente, que indican que la mitad de su población nació fuera de Canadá, que la mitad de todos los inmigrantes de Toronto han vivido en Canadá por menos de 15 años. Además, el 50% de ellos tienen un promedio de 25 años de edad, y en Toronto viven cerca de 75.000 personas procedentes de América Latina.

Efectivamente, la diversidad multicultural de Toronto, según fuentes municipales, es muy variada y se expresa por los más de 200 orígenes étnicos diferentes identificados, que se publican en su Censo de población correspondiente al año 2006.

Cine. La ciudad de Toronto se ha convertido en uno de los mayores centros de la industria cinematográfica de América, junto con Vancouver. Sus calles y monumentos se pueden ver en películas que imitan las calles de ciudades de Estados Unidos, como Chicago y Nueva York.

Por ejemplo, la serie de televisión Defiance, que se empezó a emitir hace unos días en Latinoamérica en su tercera temporada, se rueda en un gigantesco decorado en Toronto, en el que se sitúa una Tierra transformada radicalmente por la llegada de varias razas de extraterrestes, que coexisten con los humanos.

Otra muestra de su podería cinematográfico lo representa el clásico Festival Internacional de Cine de Toronto (Toronto International Film Festival, TIFF) que se celebra todos los años.

La muestra arranca el martes siguiente al Labor Day (primer lunes de septiembre) y dura 10 días. Se suelen presentar de 300 a 400 películas en diferentes categorías, aunque no se entregan premios. Se considera uno de los festivales más importantes del mundo. De hecho, en 1998, la revista Variety decía “el Festival de Toronto es el segundo después del de Cannes en términos de presencia de estrellas y de actividad económica”.

El festival realizó su primera edición en 1976 como una retrospectiva de los mejores festivales del mundo y, además, es un importante socio de la industria de Hollywood, de hecho algunas producciones que destacan aquí son consideradas con opciones para entrar, el año siguiente, en la lucha por los Óscar.

Gastronomía y caldos. Toronto también es una ciudad con gran tradición gastronómica. Su menú básico se fundamenta en dos platos: el salmón y el venado, aunque también destacan sus carnes de cordero, sus particulares quesos, sus especialidades vegetales y los productos ahumados.

Pero la gastronomía siempre debe ir conjugada con un buen caldo y los vinos en la ciudad es otra de sus especialidades.

De hecho son muchas las variedades, algunas de gran calidad, que se consumen en la ciudad, hasta el punto de que existe una ruta turística enológica que le llevará por la región de Niagara on-the-Lake, la más importante del país, en la que se encuentran más de medio centenar de bodegas, algunas con restaurantes de prestigio, en medio de un paisaje de viñedos y suaves colinas.

Según los expertos enólogos la región tiene un microclima ideal para el cultivo de uvas y elaboración de caldos del tipo Chardonnay, Pinot noir, Pinot gris, Cabernet franc y, su gran estrella especial, el Icewine.

Este último tipo de vino está elaborado, según un método original de Alemania, con racimos cosechados después de congelarse en la misma viña. Se trata de un vino dulce, con densidad similar a un licor, que se degusta para postres y quesos.

Ciudad deportiva. La modernidad de Toronto se pone de manifiesto porque ha sido elegida para la celebración de los Juegos Panamericanos, que se celebran del 10 al 26 de julio, y en la que participan 7.500 deportistas, cuya antorcha partió de la Pirámide del Sol, en Teotihuacán en México, siguiendo la tradición que comenzó en 1951.

Desde allí partió hacia Fort Williams, Ontario, donde inició su recorrido en tierra durante más de 40 días, portada por 3.000 personas y con los coloridos pictogramas del lema ¡Unidos jugamos!.

La ciudad cuenta con un edificio relevante, la CN Tower, la tercera torre de televisión más alta del mundo, desde la cual se puede contemplar una magnífica vista de Toronto. Tiene 553 metros de altura y se construyó en el año 1976, tan solo es superada por la torre televisiva de Cantón, en la ciudad de Guangzhou (China), y por la Tokio Sky Tree, que ostenta el récord, ubicada en la capitál de Japón, de 634 metros.

Con un clima suave, dadas las condiciones de esta nación americana, la proximidad al lago Ontario y su localización al sur del país, le permiten tener un clima húmedo continental con veranos que pueden llegar hasta los 27 grados centígrados, e inviernos fríos que no suelen pasar de los -6 grados centígrados.

El centro histórico y turístico de la ciudad está en el denominado Old Toronto y es la parte más poblada de la urbe, donde destacan los barrios de Yorkville, Rosedale, The Annex, Forest Hill, Lytton Park o Casa Loma, este último muy famoso por sus grandes y lujosas casas.

En la última década ha adquirido un gran relieve turístico el distrito de la Destilería, que contiene muchas cafeterías, tiendas y restaurantes y que lo componen más de cuarenta edificios históricos de la época victoriana y su arquitectura industrial.

Pero en Toronto también pueden descubrirse barrios étnicos muy populares entre los habitantes como el barrio griego, dos barrios chinos, la pequeña Italia, el Portugal Village o la Little India, entre otros.

Crisol de culturas y cultural, cuenta con una de las mayores galerías de América del Norte, la Galería de Arte de Ontario, que es el gran museo de arte en el centro de Toronto, en el distrito de Grange Park, con una colección de 80.000 obras que abarcan desde el siglo I D.C. hasta el presente. La galería cuenta con 45.000 metros cuadrados.

Como centros culturales y de diversión, la ciudad cuenta con el Royal Ontario Museum, con colecciones de dinosaurios y arte africano y asiático, o con el Ontario Science Center, para los amantes de la ciencia, con exposiciones interactivas, simuladores de tornado, túneles de sonido y otras muestras de botánica o del cuerpo humano. También cuenta con un moderno acuario, el Ripley, en el que hay 16.000 animales marinos distribuidos en 17 ambientes.

En definitiva, Toronto es un centro turístico muy relevante en Canadá, con una calidad de vida y una oferta de lo más variado de América.