• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

En Tokio faltan hoteles para tanto turista

 Centro comercial Sunrise en el mercado de Ota / Foto www.japantimes.co.jp

Centro comercial Sunrise en el mercado de Ota / Foto www.japantimes.co.jp

En uno de los distritos de la capital nipona autorizarán el alquiler de casas a turistas extranjeros por falta de hoteles

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El distrito tokiota de Ota aceptó que particulares puedan alquilar habitaciones o residencias privadas a visitantes extranjeros para paliar la escasez de hoteles ante el incremento del número de turistas que visitan la capital.

Las autoridades locales de Ota, donde se sitúa el aeropuerto de Haneda, comenzaron a aceptar solicitudes de los residentes y negocios de la zona para obtener la autorización que les permitiría alojar a los viajeros en sus inmuebles, según recogió la agencia Kyodo.

En los últimos tiempos un número cada vez mayor de extranjeros ha estado alquilando dormitorios y apartamentos a través de plataformas como Airbnb.

Esto ha desatado numerosas quejas ante la posibilidad de que este servicio viole la ley de negocios hoteleros, así como protestas de vecinos por el ruido o la incorrecta gestión de basuras, cuyo régimen es muy estricto en el país asiático.

Con el fin de terminar con este tipo de problemas, el distrito de Ota exigirá a los solicitantes que cumplan una serie de requisitos, como notificar a los vecinos con antelación que el apartamento va a ser alquilado, y conservar la información de contacto del huésped durante al menos tres años.

Japón recibió 19,7 millones de turistas en 2015, una nueva cifra récord para el país asiático, y lo que supuso además un 47% más que el volumen registrado un año antes.

Para hacer frente al notable incremento, distritos como Ota y la prefectura de Osaka aprobaron recientemente una ordenanza para permitir que viviendas particulares sean empleadas como alojamiento pagado.

El Gobierno central está considerando ampliar este cambio de regulación para hacer frente a los turistas que visitarán el país en el período previo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Ante el fuerte crecimiento del sector, el año pasado el Gobierno nipón modificó sus metas y amplió de 20 a 30 millones el número de visitantes que espera tener para entonces.