• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

De Sinamaica a los médanos de Zapara y el castillo de San Carlos

Una delicia navegar por el río Limón desde los palafitos de Sinamaica hasta entrar a las aguas del lago de Maracaibo para bajarse en los memorables médanos de Zapara y luego recorrer despacio el castillo de San Carlos de la Barra, pequeño pero con abolengo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cómo llegar
Desde el puerto de El Moján se toman las lanchitas para ir hasta la Isla de San Carlos en un servicio de lanchas por puesto: pero mi recomendación es que hagan el paseo desde Sinamaica en las lanchitas destinadas a la visita porque el trayecto por el río Limón es precioso. Claro, sale más caro porque no se hace regularmente. Para ambas opciones deben llegar a Maracaibo y desde ahí se van hasta El Moján o hasta El Trompo, ambos cerca de la capital zuliana. También desde la isla de San Carlos hay lanchitas que ofrecen el paseo a los médanos de Zapara.

En varias ocasiones visité el Castillo de San Carlos y los médanos de Zapara, pero nunca había hecho el recorrido desde Sinamaica por el río Limón. Es una ricura de paseo. Casi una hora de trayecto por las aguas tranquilas, mucho verde a ambos lados, no pasa nadie nunca, la brisa pega sabrosa por la velocidad que no es violenta ni atormenta. Todo lo contrario. Es la oportunidad de meditar, hacer planes, imaginar proyectos y rogar al cielo que nos regale cientos de paseos sobre los ríos del mundo. Créanme que en Venezuela pudiéramos hacer viajes fascinantes de río a casi todas partes. Nos quitaríamos de encima la mortificación de las carreteras. Autopistas fluviales. Una Venecia gigante, limpia, salvaje, natural.

Médanos de Zapara. Su nombre viene de akabaipara, un vocablo guaraní que significa “los que atraviesan el mar”. Poquísimos venezolanos han experimentado la euforia de subir por estos médanos y lanzarse hasta caer por un lado al lago y por el otro al mar. Son muy vírgenes. Nadie camina por aquí. Pequeños, redondos, con esas formas que hace la arena con el viento. Lucen como una alucinación cuando te vas acercando. Hay que ir o muy temprano en la mañana o al final de la tarde, pues de lo contrario te calcinas los pies. A mí me gusta caminarlos descalza. No quiero privarme de sentir la arena entre mis dedos. En esta isla de Zapara vive Piñita, el gran guía del lugar. Si lo buscan, pueden hacer un paseo hasta el Torreón y caminar hasta  “la mar salada”. Se trata de una playa inmensa muy poco visitada, perfecta para caminar y caminar sin cruzarte ninguna presencia humana. Si continúan hasta un extremo llegarán a unos manglares que forman una bahía de lo más linda –Punta de la Cañonera–. Me cuentan que es importante estar pendiente de la corriente porque por esta zona se juntan el lago y el mar. Se pueden ir caminando o con la moto de 4 ruedas que consigue Piñita. Son 7,42 kilómetros desde la casa de Piñita.

La isla de San Carlos. La playa del Castillo es de las más visitadas por los maracaiberos cuando quieren baños de agua salada. Queda al lado de la antigua edificación y cuenta con toldos y restaurantes. Hay varias posadas muy sencillas, todas con aire acondicionado, por supuesto, y habitaciones con baño. Hay sitios para comer en los alrededores y todo se hace caminando. En el puerto donde llegan las lanchitas al lado de la entrada al castillo, ofrecen un servicio de bicicletas tipo carreta para llevar los macundales a la playa o las posadas.  El mayor atractivo es recorrer el Castillo de San Carlos de la Barra.  Fue construido en 1679 para resguardar a la actual ciudad de Maracaibo de los ataques de los piratas. Más recientemente, en 1902, cuando los cruceros alemanes invadieron para cobrar una deuda, los cañones, viejitos y todo, detuvieron a los extranjeros. Es un testimonio de la arquitectura militar colonial y hasta la muerte de Gómez fue el martirio de quienes se oponían a la dictadura. Ahora recibe a los visitantes, aunque está bastante deteriorado. Todos los corredores están apuntalados para que no se caigan, hay zonas que no se pueden visitar porque el techo puede derrumbarse y le colocaron friso en muchas de las paredes de piedra. Es notorio que hubo un trabajo de restauración sin el menor criterio. Supe que aprobaron unos recursos para resolver el entuerto. Ojalá. Cuando lo visitamos la primera vez estaba en manos de Corpozulia –como ahora– pero en una administración eficiente que manejaba todo el turismo del Estado.

En Kayak para 2013. Pasear en kayak por el lago de Maracaibo tiene que ser glorioso. Adoro moverme con la fuerza de mis brazos, la lentitud del remo, el silencio de esta embarcación ecológica, el contacto con la naturaleza, la fascinación de detenerse, acercarse o flotar y que te lleve la corriente un ratico. A partir de 2013 la gente de Kayak Maracaibo ofrecerá 4 paseos. Dos están diseñados en su totalidad. Uno es un full day de San Rafael del Moján a la isla de Zapara. Salen del Moján en peñero hasta Isla de Toas. Se le da la vuelta y se toman los kayaks hasta San Carlos por unos canales que se encuentran al norte hasta llegar al castillo para conocerlo. Luego reman hasta la isla de Zapara atravesando la Boca de Lago, se recorren a pie los médanos, las ruinas y comen rico en el único restaurancito que hay. El regreso se hace en peñero hasta El Moján. El otro paseo de naturaleza es en peñero desde Bella Vista hasta el caño que entra a la Ciénaga de los Olivitos. Adoro esta laguna llena de flamingos todo el año. El plan es recorrerla con calma para buscar las aves y observarlas sin mortificarlas. Al regreso, el peñero regresa a los kayakistas hasta Bella vista para almorzar sabroso. Los otros dos paseos en etapa de diseño son a Sinamaica y los Pueblos de Agua en el Sur del Lago.

Esta es la iniciativa más generosa y novedosa que se haya pensado en el Zulia desde que se hizo el Paseo de la Vereda del Lago con su tranvía. Es un plan de turismo ecológico, deportivo, amable con el medio ambiente. Un llamado de atención para promover el saneamiento del lago. La posibilidad de disfrutar el lago al natural. Todo lo que sea necesario para apoyar el trabajo de estos jóvenes debe hacerse. Es apenas el inicio del uso del lago para una actividad mucho más loable que sacarle petróleo. No todo puede ser dinero y explotación.

Datos vitales
Ybiray Villalobos
Guía para el paseo
Teléfono: (0416) 569 0429
Jupunatours.bolgspot.com

Asociación Cooperativa Resistencia Añu
Renny González
Teléfono: (0426) 722 0483

Piñita
Paseos y comida en médanos de Zapara
Teléfonos: (0416) 227 9716 Pedro (hijo de Piñita)

Kayak Maracaibo
Facebook: kayakmaracaibo
Twitter: @kayakmcbo
Jose Gabriel Fajardo (0424) 675 5030
Gabriel Quintero Fajardo 0424 679 2699