• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Senderos submarinos activan turismo natural en España

España tiene  la costa acantilada mejor conservada del litoral mediterráneo europeo / Foto EFE

España tiene la costa acantilada mejor conservada del litoral mediterráneo europeo / Foto EFE

El turismo de recursos naturales ha demostrado ser un buen negocio en la costa mediterránea, al disponer de espacios protegidos e incorporados a la red europea Natura 2000

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las posibilidades de adentrarse y de recorrer la red Natura española son infinitas, y durante los últimos años varias administraciones públicas y muchas empresas están promocionando una muy especial y descubriendo nuevas oportunidades ligadas a esos espacios.

Se trata de los senderos submarinos, una original manera de pasear por los fondos marinos, de descubrir por qué España es el país europeo con una mayor biodiversidad y de conocer por qué el 8% de la superficie marina española está amparada por alguna medida de protección.

Una gran parte de la vasta franja litoral española, compuesta por casi 8.000 kilómetros, está ya integrada en la red ecológica europea Natura 2000. Y los valores naturales -terrestres y marinos- se están convirtiendo en un polo de atracción y en motor de desarrollo socio-económico local.

Así ocurre por ejemplo en el almeriense Cabo de Gata, donde el contacto de la tierra con el mar concede al paisaje unas connotaciones norteafricanas que lo convierten en único y diferente dentro de Europa; que lo sitúan como la costa acantilada mejor conservada del litoral mediterráneo europeo.

Según datos de la UE, los mares regionales de Europa se encuentran entre los más productivos del mundo y ofrecen una amplia gama de bienes y servicios procedentes de esos ecosistemas, que son el sustento de casi 5,5 millones de europeos y generan un valor añadido bruto de casi 500.000 millones de euros cada año.

Negocio. Lejos de haber frenado el desarrollo económico de la zona, las casi innumerables figuras de protección del Cabo de Gata (Reserva de la Biosfera, Parque Natural, Humedal de Importancia Internacional, Zona de Especial Protección para las Aves o Zona de Especial Conservación, entre otras) que pretenden salvaguardar esos valores naturales y ese paisaje han multiplicado sus oportunidades y han contribuido a consolidar un modelo de desarrollo sostenible.

El director-conservador del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, Emilio Roldán, ha citado éste como un ejemplo de desarrollo sostenible y ha apuntado que durante los últimos diez años el número de empresas de turismo activo ha pasado de 10 a 37, lo que a su juicio demuestra que los recursos naturales son “una fuente de riqueza”.

Roldán ha señalado que el argumento esgrimido en numerosas ocasiones de que la inclusión de un espacio en Natura 2000 puede ser un freno al desarrollo “no parece que esté muy relacionado con los datos prácticos de que disponemos”, y ha asegurado que es “lo contrario”, un modelo de desarrollo diferente que no consiste en cerrar la costa “hasta el techo”.

Consolidado el lugar como una de las mejores joyas naturales de España, el interés se centra ahora en dar a conocer la riqueza y la variedad de sus fondos marinos, y la limpieza y transparencia de sus aguas se ha convertido en el mejor aliado de actividades como el submarinismo.

Creciente demanda. Karlos Mina, responsable de Subparke -un centro de buceo y turismo activo ubicado en Rodalquilar, en el corazón del Parque Natural-, ha subrayado la cantidad de oportunidades que ofrecen los espacios naturales protegidos y ha señalado que éstos son “importantes nichos de desarrollo socioeconómico”.

Ha insistido además en que este tipo de actividades contribuyen a diversificar el modelo tradicional de sol y playa y satisfacen la creciente demanda de los ciudadanos interesados por el turismo activo y en contacto directo con la naturaleza.

El interés por practicar este tipo de actividades propicia el nacimiento de pequeñas y medianas empresas especializadas y redunda en beneficio de todo el sector hostelero, ha subrayado Karlos Mina, para quien el turismo activo ligado a los recursos naturales puede ser además “la piedra angular” que contribuya a paliar la “temida” estacionalidad del turismo más convencional.

Son espacios, terrestres y marinos, que están ya rentabilizando la importancia de su riqueza biológica y el interés creciente de la sociedad por conocerla, y aprovechando su inclusión en la red Natura 2000 para explorar las nuevas oportunidades que pueden surgir para favorecer el crecimiento económico y el desarrollo. Y hacerlo además de una forma sostenible.

Más información sobre la Red Natura 2000 en: www.infonatur.es