• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

San Nicolás ya llegó a Holanda

San Nicolás es un ídolo entre los pequeños, y también sus Pedros Negros / Foto EFE/Robin Utrecht

San Nicolás es un ídolo entre los pequeños, y también sus Pedros Negros / Foto EFE/Robin Utrecht

Más de 400.000 visitantes acudieron a Ámsterdam para recibir a San Nicolás, que siempre llega a mediados de noviembre a Holanda en medio de desfiles y celebraciones en varias localidades neerlandesas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El desembarco de San Nicolás junto a su séquito de sirvientes, los Zwarte Pieten (Pedros Negros), es uno de los acontecimientos más populares en Holanda y, de manera mágica, ocurre por igual en todos los municipios de los Países Bajos. Ocurre siempre a mediados de noviembre, esta vez su desembarco se realizó el pasado sábado.

Una ciudad es escogida cada año para ser televisada, cita que en esta ocasión ocurrió en Meppel, al noreste de Holanda. Sin embargo, y a pesar de que la figura del Zwarte Piet es una de las más tradicionales del país, e incluso más querida que el propio San Nicolás, lleva años encerrado en polémica por su supuesta imagen racista y estereotipada.

Tiene la cara pintada de negro, los labios rojos y una peluca morena de rizos y, por ello, se considera que da “una imagen negativa de la población de origen africano”, según un informe de la Comisión de Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación Racial.

La festividad de San Nicolás tiene siglos de antigüedad y según explica el sitio web del Centro de Cultura Popular y Patrimonio Inmaterial de Holanda, se remonta alrededor de 1570, aunque durante época calvinista “las celebraciones fueron devueltas a la esfera doméstica”.

Sin embargo, no fue hasta la segunda mitad del siglo XIX que la figura de San Nicolás empezó a ser popular entre la sociedad holandesa, sobre todo a partir de la aparición, en 1850, del libro infantil San Nicolás y su sirviente de Jan Schenkman.

De hecho, según explican los expertos, es a partir de este momento en que aparece la figura del sirviente negro de San Nicolás, aunque no es hasta 1895 que recibe el nombre de Zwarte Piet que en holandés significa Pedro Negro.

El origen de esta figura no está del todo claro y existen muchas versiones diferentes, explicó Ivar Noordenbos, el portavoz del ministro de Asuntos Sociales y Empleo del Gobierno Holandés, Lodewijk Frans Asscher. Según explica Noordenbos, “no existe una única versión sobre Zwarte Piet”. Mientras “algunos sostienen que es negro por su origen africano”, otros defienden que “el color negro de su cara se debe al hollín de la chimenea”, por donde se supone que San Nicolás y sus ayudantes descienden para entregar los regalos a los niños y niñas holandeses la noche del 5 al 6 de diciembre.

El Pedro Negro. En el Ministerio de Asuntos Sociales y Empleo entienden que Zwarte Piet pueda “ser una ofensa para los que consideran que esta figura es racista” y que pueda recordar el pasado colonial holandés.

Aunque también “puede significar una ofensa para quienes esta polémica podría terminar con su manera tradicional de celebrar la festividad”, señaló Noordenbos.

De hecho, en La Haya se considera que se trata de “una celebración vinculada a la esfera familiar” y que “no es tarea del Ministerio decidir qué apariencia e indumentaria debe llevar Zwarte Piet, sino que es algo que debe decidir la sociedad”, añadió.

No obstante, reconoce que se trata de “una discusión importante durante los últimos años que es cada vez más intensa y emocional” y que su labor consiste en “facilitar un marco de diálogo donde el debate pueda tener lugar”.

Se trata de una controversia que perdura en la sociedad holandesa desde hace algunos años, pero que también ha llegado a la ONU, que recomendó a Holanda “revisar los estereotipos racistas” del personaje.

Argumentos frente a los que el Gobierno holandés prometió, el pasado agosto, que convertirá a su tradicional Zwarte Piet en un personaje alejado de polémicas racistas, aunque también reconoció que “prohibir esta figura no era la solución”, según señaló entonces la directora de Integración del Ministerio de Asuntos Sociales y Empleo holandés, Afke van Rijn.

El futuro del paje de San Nicolás. La modificaciones en la figura del paje de San Nicolás vienen produciéndose durante los últimos tiempos, en los que ya se han visto Pieten (Pedros) con cara blanca o caras manchadas de hollín, como es el caso de Amsterdam y de ciudades como La Haya, Utrecht, Maastrich y Meppel, según explicaron el pasado octubre.

Con el objetivo de poner fin a la incertidumbre alrededor de la aparición de Zwarte Piet, las cinco ciudades holandesas transmitieron en un comunicado conjunto que el paje “continuará siendo negro debido al carbón”.

Así, tanto en la llegada a la ciudad de Meppel, como en el desfile y actos de Amsterdam, donde se recibieron más de 400.000 visitantes y más de 600 voluntarios disfrazados de Zwarte Piet, el tradicional personaje llevó “la cara negra a causa del hollín” explicó el portavoz de San Nicolás en Ámsterdam, Pam Evenhuis.

“Ámsterdam es una ciudad multicultural con más de 178 nacionalidades pero, lejos de otorgarle características racistas, consideramos que Zwarte Piet es de color negro debido a las manchas de hollín de las chimeneas y no por su origen africano”, indicó.

Sea como fuere, San Nicolás llegó a Holanda adelantándose en días a la mayor parte de los hogares del mundo.