• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Rosario, la novia del Paraná

Riviera Nayarit

Riviera Nayarit

La tercera ciudad más poblada de Argentina se hace querer con la calidez de su gente y los paisajes de la costanera. Su variada oferta hotelera brinda opciones para el turismo familiar y de convenciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A Rosario cuesta definirla en una palabra. Es familiar, repleta de niños y mascotas que recorren sus parques y plazas; es natural, de cara al río Paraná y con una costanera que invita a recorrerla a pie o en bicicleta. Pero lo que más destaca de esta urbe es su rápido crecimiento: centros de convenciones, hoteles que se preparan para recibir a todo tipo de viajeros y nuevos proyectos urbanísticos se desarrollan en armonía con el apacible entorno.

Para conocer esta ciudad, ubicada en el extremo sureste de la provincia de Santa Fe, en Argentina, basta con lanzarse al asfalto y que dejarse guiar –y consentir– por los hospitalarios rosarinos. Un buen punto de partida es el Monumento a la Bandera. Está ubicado en el Parque Nacional de la Bandera y su imponente arquitectura se extiende en 10.000 m², asentados en el lugar donde Manuel Belgrano ordenó izar por primera vez la bandera de Argentina. Desde su mirador se admira un magnífico paisaje del Paraná y del casco histórico, así que no olvide llevar la cámara.

El Pasaje Juramento, paso de peatones, enmarcado por un espejo de agua y un conjunto escultórico, fue inaugurado en 1999 como parte de la idea original del arquitecto Ángel Guido, uno de los creadores del Monumento a la Bandera. Este pasaje vincula con diversas edificaciones del núcleo fundacional de la ciudad como la Plaza 25 de Mayo, el Palacio de los Leones y la Catedral de Nuestra Señora del Rosario.

En torno a la plaza –donde comenzó la fundación de Rosario– la historia cobra vida con sencillez: al centro, la Columna a la Libertad muestra una estatua que representa el preciado ideal en la parte superior. Está rodeada por otras esculturas de los héroes nacionales: José de San Martín, Manuel Belgrano, Mariano Moreno y Bernardino Rivadavia.

El Palacio de los Leones (sede del Poder Ejecutivo), el Correo Central, el Museo Estévez, el edificio Bola de Nieve y la Catedral rodean la plaza. Contemple la minuciosidad del templo, que en sus inicios era una pequeña capilla de barro y de paja que alojaba la imagen de Nuestra Señora del Rosario.

La Explanada Cívica es otra parada que deleita la vista. Este sendero, que lleva hasta un mirador con paneles de cristal de cara al Paraná, conecta el Monumento a la Bandera con la Estación Fluvial. Desde allí zarpan las embarcaciones que comunican con las islas del delta.

La Estación Fluvial cuenta con restaurantes, bares, salones para eventos, tiendas, estacionamiento y hasta obras de arte en el museo El Paraná y sus islas, fundado por el artista plástico rosarino Raúl Domínguez.

Para caminar con una agradable brisa y la vista del río, puede avanzar desde el centro y pasar por el Parque de España, continuar el recorrido ribereño por el Parque de las Colectividades y seguir hasta el Parque Sunchales. Estos terrenos pertenecieron al antiguo puerto y a los ferrocarriles. Actualmente son aprovechados para hacer deporte, pasear y montar bicicleta.

Por las orillas

Rosario no es una ciudad tropical, pero sus habitantes saben muy bien cómo disfrutar las bondades de vivir frente al Paraná. La vista a las pequeñas islas del delta motiva a sacar el traje de baño y pasar el día tumbado en las playas de la ribera.

El balneario municipal La Florida es la principal zona de veraneo. Adoptada por los rosarinos desde el siglo XIX, esta playa ofrece todo tipo de servicios. Se divide en el predio concesionado (administrado por la Empresa del Estado Municipal Costanera Rosario) y la playa pública. El primero posee mayor número de comodidades y el costo de la entrada es de 12 pesos.

La Rambla Catalunya es otro balneario que se extiende por más de 600 metros. Cuenta con bar, restaurantes y es de libre acceso. Para conocer los islotes y playas, puede dirigirse hacia la Estación Fluvial y pasar el día en los balnearios de Costa Esperanza, Vladimir y Oasis.

El sector de Costa Alta –ubicado en la costanera norte– encanta por su privilegiada vista al Puente Rosario-Victoria, estructura que comunica con la ciudad de Victoria (provincia de Entre Ríos).

Deportistas y enamorados acuden para disfrutar de la paz del río, mientras veleros coloridos surcan sus aguas. Allí se encuentra el Paseo del Caminante, sendero de 600 metros de largo y un muelle que se adentra 50 metros en el Paraná. Si no sufre de vértigo, suba en el ascensor para contemplar una vista única en el mirador.

Historia y cultura

Los museos y manifestaciones culturales responden a la memoria y la identidad de su pueblo. La arquitectura original del Museo de Arte Contemporáneo de Rosario (Macro) lo obligará a alzar la vista cuando pase por el Bulevar Oroño, entre el Parque de las Colectividades y el Sunchales.

Su estructura es el resultado del reciclaje de varios silos ubicados a orillas del Paraná, iniciativa realizada por la municipalidad para la construcción del museo. El edificio está integrado por 8 cilindros y cuenta con 10 pisos, una explanada y un túnel para exhibiciones, además de una tienda.

Fue inaugurado en noviembre de 2004 luego de que su precursor, el Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino, incorporara obras más actuales en su acervo y no tuviera una sede para ello. El Macro alberga hoy la colección más importante de arte contemporáneo argentino.

El Museo Municipal de Bellas Artes, vecino del Macro, presume de ser el segundo en importancia a escala nacional. Exhibe la colección histórica, heredada del primer Museo de Bellas Artes de 1920, y alimentada a lo largo del siglo XX gracias a numerosos legados, donaciones e incorporaciones hechas por fundaciones, gobierno municipal y provincial.

El Castagnino es uno de los pocos museos en el mundo que posee las cuatro series de grabados de Francisco de Goya: Los caprichos, Los disparates, Los desastres de la guerra y Tauromaquia.

Para sumergirse en la memoria colectiva, el Museo Municipal de la Ciudad (Bulevar Oroño) alberga una síntesis de los procesos políticos, culturales, sociales y económicos que ilustran la historia de Rosario. Momentos del golpe militar de 1976 en Argentina reviven en el Museo de la Memoria (Córdoba 2019). Allí es posible reconstruir los hechos en su centro de documentación e investigación, biblioteca, hemeroteca y exhibiciones.

En el casco histórico, el Museo de Arte Decorativo Firma y Odilio Estévez posee una colección permanente de pinturas europeas de los siglos XVII al XIX, además de marfiles, platería hispanoamericana, tapices, alfombras, cristales, porcelanas y esculturas.

De flux y corbata

La ciudad ha ganado un puesto importante dentro del nicho del turismo corporativo y de eventos. Jorge Cura, presidente del Rosario Convention & Visitors Bureau, afirma que cada año se realizan más de 300 eventos y que, desde 2009, se han creado 16.000 m² de espacios expositivos.

Además de contar con infraestructura hotelera y salas de convenciones, Rosario se ubica a 300 km de Buenos Aires; a 160 km de la capital de la provincia, Santa Fe, y a 395 km de la ciudad de Córdoba. Conecta al este con la ciudad de Victoria a través del puente, que atraviesa 60 km de río e islas.

Hospedajes grandes y pequeños cuentan con todas las comodidades para que cualquier evento pueda ser realizado con éxito. El hotel Pullman City Center Rosario (www.citycenter-rosario.com.ar) es un alojamiento con 188 habitaciones de lujo para convenciones numerosas.

Un circuito de piscinas para adultos y niños; un fitness center, spa y zona de relax; cancha de tenis, de paddle y un circuito aeróbico de 400 metros completan la oferta. Pero lo más llamativo es su centro de convenciones –con capacidad para 2.500 personas– y su casino, el más grande de Latinoamérica.

El Ros Tower Hotel (www.rostower.com.ar) es un hospedaje cinco estrellas que fusiona la infraestructura de un hotel ejecutivo con los mimos propios de un alojamiento para la familia. Sus 139 habitaciones están preparadas para recibir a grupos, parejas o padres e hijos.

Su centro de convenciones posee una capacidad simultánea de 3.000 personas. 11 salones ofrecen opciones versátiles para dividirse y realizar eventos variados. Su business center se encuentra muy bien equipado y cuenta con asistencia bilingüe.

En el Aguatierra Spa lo consentirán con masajes y tratamientos, y en el fitness center podrá seguir con su rutina de ejercicios. La piscina, climatizada y al aire libre, lo hará desconectarse inmediatamente, así como el jacuzzi con vista a la ciudad.

El Dato

En 1999, Rosario fue declarada capital del helado artesanal. ¿La razón? Es la ciudad con mayor producción de helado en proporción a su número de habitantes: cuenta con alrededor de 70 fábricas y se elaboran entre 8 y 9 litros anuales por persona.

Mesa variada

*La gastronomía de Rosario, al igual que en el resto de Argentina, se inclina por la carne y el buen vino. No obstante, los pescados de río –como el pacú, la boga y el surubí– pueden saborearse en muchos restaurantes de la costanera. Destaca Escauriza (www.escaurizaparrilla.com.ar), privilegiado por su vista y su variado menú.

*Para una cena íntima o familiar, el Restaurant Refinería (www.restaurantrefineria.com.ar) tiene una carta especializada en parrilla. Para comer con los amigos, la mesa de Los Ilustres (www.losilustres.com.ar) saciará su apetito con parrillas y postres generosos.

*El sándwich “Carlitos” es un clásico que debe pedir. El original contiene jamón, queso y salsa ketchup, servido en pan de miga tostado. Se cree que lo inventó un mozo llamado Carlos, pero no se tiene información sobre el lugar o la fecha.

La ciudad de los niños

El Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas premió a Rosario como “Ciudad modelo” por su iniciativa Ciudad de los Niños, cuyos espacios cuentan con conceptos recreativos y educativos.

¿Cómo llegar?

Aerolíneas Argentinas (www.aerolineas.com.ar) tiene una frecuencia de 5 vuelos semanales de Caracas a Buenos Aires. Desde allí puede llegar hasta Rosario por tierra (son 300 kilómetros por carretera) o conectar por vía aérea. Para información, llame al 0800-1005655.