• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Recorrer escenarios de película

También se pueden recorrer partes de los archivos, se incluye un almuerzo gourmet y se entrevén algunas producciones en curso

También se pueden recorrer partes de los archivos, se incluye un almuerzo gourmet y se entrevén algunas producciones en curso

Espacios decorados con mundos de fantasía para la gran pantalla que ahora esperan a fanáticos y curiosos visitantes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cinecittà

Italia

Su época de oro fue entre 1949 y 1959, cuando se filmaron títulos monumentales como Quo Vadis y Ben Hur, pero nunca dejó de estar vigente: allí se rodaron los célebres spaghetti western y, en años más recientes, películas como Gangs of New York, de Martin Scorsese y La Pasión de Cristo, de Mel Gibson.  Durante los recorridos a este espacio romano es posible acercarse a decorados, accesorios, filmadoras, trajes, escenografías, todo lo que hace la fantasía, ayer del celuloide y hoy de lo digital. Después de asomarse a los sets, todo termina –como casi todo en Italia– en un café.

Harry Potter Studios

Inglaterra

Los estudios Leavesden fueron durante la Segunda Guerra Mundial un sitio dedicado a fabricar aviones, y más tarde motores para esa industria. La crisis de los setenta los dejó vacíos y reconvertidos en estudios de cine. Pero alcanzaron la celebridad con la saga de Harry Potter. No falta nada: la casa de los Weasley, el gran comedor de Hogwarts, la oficina de Albus Dumbledore y las varitas de Ollivander. El viaje lleva alrededor de una hora y media desde Londres, combinando bus y tren, y requiere comprar sí o sí las entradas (y reservar horario) por Internet.

Hobbiton

Nueva Zelanda

Una colina de un verde que se diría pintado, y en ese verde una serie de casitas de puerta circular, llenas de flores, son el panorama de este lugar literalmente salido de una imaginación literaria y cinematográfica. El paseo empieza en el cartel que dice Bienvenidos a Hobbiton, y sigue en una decena de cuevas, un puente, un molino y el pub Green Dragon. Hay opciones para visitarlo de día o de noche y, por supuesto, no se saldrá sin haber visitado una tienda de recuerdos y llevándose una foto donde es posible sentirse como un auténtico gigante frente al pequeño mobiliario de los hobbits.

Paramount Studios

Estados Unidos

Esta visita es una suerte de viaje al corazón del cine, de los espacios y trucos con que desde hace más de un siglo el séptimo arte encanta a los espectadores de todo el mundo. Hay tres opciones: el tour normal dura dos horas y se organiza todos los días. Recorre locaciones clásicas como la Bronson Gate, el New York Street Backlot y el Prop Warehouse, con una auténtica mirada behind the scenes. El tour vip dura cuatro horas y media y otorga además acceso a algunas áreas privadas de los estudios, como las de sonido y efectos especiales.

También se pueden recorrer partes de los archivos, se incluye un almuerzo gourmet y se entrevén algunas producciones en curso. La tercera opción es una visita nocturna que recorre lugares inaccesibles a la luz de las linternas. Son dos horas y media, solo los fines de semana.