• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Putin también tiene su ruta turística

La Catedral Spaso-Preobrazhensky (Transfiguración) de San Petesburgo, donde fue bautizado Putin / Foto AFP

La Catedral Spaso-Preobrazhensky (Transfiguración) de San Petesburgo, donde fue bautizado Putin / Foto AFP

Las huellas del presidente Vladimir Putin en su natal San Petersburgo han dado origen a una atractiva ruta turística

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Estaba el San Petersburgo de los zares y de Dostoyevski, del museo Ermitage y de la avenida Nevski. Ahora está el de los primeros años del presidente Vladimir Putin. Por 1.800 rublos (24,60 euros) un matrimonio ruso-estadounidense o turistas chinos acompañados del guía Gueorgui Rusanov se proponen descubrir en dos horas los 44 años pasados por Putin en esta ciudad, en la época en la que todavía se llamaba Leningrado.

“La visita guiada del San Petersburgo de Putin es popular, sobre todo entre los turistas extranjeros”, afirma Gueorgui. En el poder desde 1999, como presidente o primer ministro, Putin goza de gran popularidad en el país, donde tres cuartas partes de los rusos aprueban su gestión. Algunos opositores señalan la aparición de un culto de la personalidad en torno a Putin, cuyo cumpleaños levanta pasiones entre sus simpatizantes. En el extranjero, su permanencia en el poder y la gestión de las crisis en Ucrania o en Siria fascinan e irritan a partes iguales. “Putin es muy conocido en todas partes, podríamos decir que tanto como una estrella de cine; por eso la gente se interesa por él”, comenta Rusanov.

De la niñez al KGB. El guía se centra en los aspectos humanos. Se para al pie de un gran edificio de arquitectura clásica: la maternidad más antigua de San Petersburgo. “Aquí nació Vladimir Putin el 7 de octubre de 1952, era el tercer hijo de Vladimir y María Putin”, anuncia a los turistas. Los otros dos hijos del matrimonio murieron cuando todavía eran pequeños.

De allí se dirige a una calle adyacente: la Baskov, donde el futuro presidente pasó su infancia en el seno una “familia sencilla, obrera”. Y está el patio interior en el que de niño “cazaba ratas”. “Volodia (diminutivo de Vladimir) no era un niño modelo”, dice. También los lleva a la sede local del FSB, el antiguo KGB, donde Putin empezó a trabajar en 1975, y al ayuntamiento, donde dio sus primeros pasos en política en 1989, junto al entonces alcalde liberal Anatoli Sobchak.

La visita incluye el lugar de la primera cita entre el jefe del Estado ruso y Liudmila, madre de sus dos hijas. Putin pasó 44 años en la antigua capital imperial antes de mudarse a Moscú, donde fue elegido presidente en marzo de 2000, sucediendo a Boris Yeltsin.