• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Posadas con conciencia ambiental

Posadas con conciencia ambiental

Posadas con conciencia ambiental

El turismo es tierra fértil para la conservación. Un programa de certificación ecológica reconocerá los esfuerzos “verdes” de hospedajes pequeños y prestadores de servicios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los árboles también pueden ser sembrados en el corazón de las posadas y ser exhibidos como estandarte de turismo sustentable. El Programa de Certificación Verde a Posadas y Servicios Turísticos es una iniciativa de la agencia Viaja Verde para reconocer la labor de las posadas y otros prestadores de servicios por reducir el impacto ambiental.

El programa se apoya en los criterios de la Alianza Mundial de Turismo Sostenible (GSTC, por sus siglas en inglés), cuyos pilares principales son la planificación eficaz para la sostenibilidad; la maximización de beneficios sociales y económicos para las comunidades locales; el mejoramiento del patrimonio cultural y la reducción de los impactos negativos sobre el medio ambiente.

Todos los prestadores de servicios pueden inscribirse en el programa. La participación es voluntaria y gratuita. “Nosotros no calificamos el servicio, sino que reconocemos los esfuerzos para que ser cada día más ecológicos”, dice Oscar Hernández, director general de Viaja Verde.

De los principios de la GSTC derivan 25 elementos aplicables a servicios turísticos que los aspirantes deben cumplir. Los hospedajes son examinados por el Comité de Posadas Verdes que constata las condiciones de cada posada e impulsa a sus dueños para que cada año implementen nuevas políticas sustentables.

Por cada cinco elementos aplicados se otorga un árbol que simboliza un compromiso. La escala de la certificación tiene cinco niveles, siendo el quinto el máximo. Cuando este se obtiene, la posada cuenta ya con cinco árboles. Un símbolo de más (+) se colocará junto a cada árbol para dar a entender que el posadero es constante con sus esfuerzos de ahorro energético y de servicios en general. 

“Buscamos educar a posaderos y huéspedes, pues nuestro turismo es de contacto con la naturaleza, no de rascacielos ni hoteles cinco estrellas Hay que enseñar al turista, especialmente al venezolano, cómo ser amigable con el medio ambiente”, sostiene Hernández.

 

Interacción verde. El Comité de Posadas Verdes no solo considera que los servicios de la posada sean respetuosos con el ambiente. También toma en cuenta el entorno del hospedaje y la comunidad que lo rodea, así como la diversidad de la flora y fauna. Informarse sobre el número y tipo de aves que sobrevuelan el espacio ayuda a que los promotores del producto tengan una idea del ecosistema que lo rodea. “Eso es un punto atractivo para el turista”, destaca Hernández.

La relación entre las comunidades locales y el posadero también es importante. “Destinos como la Gran Sabana, el Delta del Orinoco y los Andes tienen el agregado del trabajo en conjunto entre las posadas y los habitantes del entorno. Ese esfuerzo mutuo lo convierte en un ciclo completo de ecoturismo”.

Las posadas certificadas podrán ser promovidas y ofrecidas a través de la página web de Viaja Verde. Si el posadero lo desea, el comité le ofrecerá un plan de asesoría adicional. Los hospedajes y servicios turísticos que demuestren cumplir con elementos ecoamigables recibirán el certificado, aprobado por el comité, en el que se mencionarán los requisitos puestos en práctica.

Con cada certificado se entregará una calcomanía que debe ponerse en un sitio visible, con el fin de que visitantes y huéspedes sepan que se están alojando en una posada verde. La información para optar al programa se encuentra en la página web www.viajaverde.com, a través de la cual los posaderos pueden solicitar la planilla.

 

Las cuatro pioneras. Viaja Verde comenzó a implementar el programa con cuatro posadas piloto, orientadas a brindar sus servicios en armonía con el entorno.

 

* La Plazita (Galipán, cerro Ávila)

La propiedad de Manana González y sus hijas es una de las casas más bellas de Galipán. Aunque no es una posada, se alquila para eventos corporativos y sociales. El mayor logro de González, oriunda de Galipán, fue vincular cada detalle de la casa con las bondades del pueblo: la comida, tradición y belleza de sus flores pueden ser disfrutados durante la estadía.

La casa, levantada sobre muros de piedra natural, tuvo entre sus constructores a los miembros de la comunidad. Los empleados son los mismos pobladores y han colaborado con las acciones ecológicas. Web: www.laplazitadegalipan.com

 

* La Pajarera (costa central de Vargas)

Ubicada en Caruao, esta posada ofrece tranquilidad frente al mar. Entre sus servicios incluyen excursiones a playas, pozos y cascadas; paseos en kayak, clases de yoga y recorridos deportivos de trote. La Pajarera ha cultivado un lazo fuerte con la comunidad. Incentivó la siembra de vetiver en sus terrenos, acción que busca enseñar a los pobladores las cualidades de esta hierba fortalecedora de tierras. Especialistas en la manipulación artesanal de residuos capacitan a los lugareños para que los trabajen y obtengan productos finales.

Dirección: costa central, estado Vargas, parroquia Caruao, casa La Pajarera. Entre los poblados de La Sabana y Caruao. Teléfonos: (0212) 326 5947/ (0414) 265 9555.

 

* Santa Margarita (Puerto Cabello, Carabobo)

Miembro del Circuito de la Excelencia, este acogedor hospedaje se esmera en hacer sentir a los huéspedes como en su hogar. En 3 casas viejas, unidas y restauradas que suman 17 habitaciones con espíritu propio, Armando Rojas, su propietario, se ha encargado de preservar la belleza de Puerto Cabello y de enseñar a sus visitantes a realizar turismo responsable. Los paseos que brinda la posada son guiados por el ecologista Joel Álvarez y dan a conocer tesoros naturales del destino.

“Pensamos implementar el uso de detergentes biodegradables. Además, colocamos avisos en los cuartos para que los huéspedes reutilicen las toallas en la medida de lo posible y para que no dejen prendido el aire acondicionado al salir de la habitación. Hay que crear conciencia sobre el aprovechamiento de la energía”, asevera el posadero. www.posadasantamargarita.com.ve

 

* Campamento Ecoturismo Boca de Tigre (Delta del Orinoco)

En medio de las selvas pantanosas del Delta del Orinoco este campamento ofrece a sus visitantes la oportunidad de conectarse con la naturaleza. Patricia Gascue, gerente de mercadeo y ventas, afirma que allí siempre piensan en verde: “Ahorramos energía y canalizamos de manera correcta los desechos. De hecho, tratamos de llevar nuestra cultura ecológica a los warao, que tristemente han perdido un poco su vocación de cuidado al ambiente”, afirma.

La cercanía con esta etnia los llevó a crear la Fundación Yakeraja, cuyo objetivo fundamental es contribuir a solventar las necesidades de los warao, brindarles educación y preservar su cultura. Kayaking, ciclismo y natación son algunas actividades que los turistas pueden practicar desde el campamento, además de excursiones por la selva, visitas a las comunidades indígenas, pesca artesanal y avistamiento de aves. www.campamentobocadetigre.com