• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Peregrinos se aprestan a ir a Roma

Agentes de policía italianos patrullan junto a la plaza de San Pedro en Roma | Fotos EFE

Agentes de policía italianos patrullan junto a la plaza de San Pedro en Roma | Fotos EFE

La Ciudad Eterna se prepara con medidas de seguridad especiales para acoger a miles de viajeros que atravesarán las puertas santas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una gran puerta de bronce en el extremo derecho de la fachada de la basílica de San Pedro es la protagonista del Jubileo de la Misericordia. La puerta permanece abierta después de que el papa Francisco, en la ceremonia tradicional de inauguración de los Jubileos celebrada el 8 de diciembre, hizo girar sus goznes, abriéndola al mundo y a todos los peregrinos que, desde ese día hasta el próximo 20 de noviembre de 2016, acudan a Roma para atravesarla.

Se trata de la Puerta Santa, una de las 62 que por orden del pontífice estarán abiertas en las diócesis de todo el mundo para aquellos que quieran cruzarlas y concluir así un largo camino de reflexión. Pasando a través de ellas, se recibirá simbólicamente la indulgencia, es decir, el perdón de los pecados.

El último Jubileo se celebró en 2000 y, según el calendario eclesiástico, el siguiente se tendría que haber celebrado en 2025. Por eso, este Año Santo es un Jubileo extraordinario.

Luigi Mezzadri, profesor de Historia de la Iglesia de la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma y párroco de la iglesia San Silvestro in Quirinale, afirma que la decisión de convocar este Jubileo nace porque "hay momentos en los que la gente, frente a todas las cosas, dice basta. Basta, queremos que alguien venga hacia nosotros, que nos dé paz y perdón. De vez en cuando la gente lo necesita".

Las rutas. El camino de peregrinaje principal que existe en Roma es el que llega a la Basílica de San Pedro desde Castel Sant'Angelo, el monumental castillo a orillas del río Tíber, conectados por la amplia avenida de la Via della Conciliazione.

Ese es el tramo final, pero este recorrido puede comenzar un poco antes en una de las tres iglesias que son el punto de llegada de la Via del Peregrino: San Juan Bautista de los Florentinos, San Salvador en Lauro y Santa María en Vallicella.

Hay otros dos itinerarios urbanos para los peregrinos jubilares, que atraviesan el centro histórico de Roma y convergen en Castel Sant'Angelo; la llamada Vía Papal y el Camino Mariano.

La Vía Papal comienza en la Basílica de San Juan de Letrán, la Catedral de Roma, aunque muchos piensen que ese honor lo tiene San Pedro, mientras que el Camino Mariano empieza en la basílica de Santa María Maggiore. Ambos convergen en Castel Sant' Angelo.

Seguridad extra. Tras los atentados de París, Roma presentó un plan de seguridad para blindar la capital italiana. No solo habrá controles en los principales puntos de llegada de viajeros por tierra, mar y aire y se creará una zona de exclusión aérea en los cielos  romanosl, sino que los días de mayor afluencia de personas a la plaza de San Pedro, se podrá entrar solo a través de treinta accesos por los que los peregrinos deberán someterse a controles por escáner.

Pan de la acogida

En las panaderías de Roma ya se hornea el "pan de la acogida",  que los turistas en peregrinaje pueden encontrar en una red de hornos que la ciudad ha emplazado en un mapa. Es redondo y con una gran cruz en su bóveda. Aquellas personas que quieran solidarizarse con los peregrinos podrán dejarlo pagado en las panaderías, para que los caminantes espirituales puedan consumirlo sin costo.

Inscripción

Los peregrinos que deseen cruzar la Puerta Santa de la basílica de San Pedro deberán inscribirse previamente en la página www.im.va.