• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Paseos de espanto y brinco

Cementerio en Edimburgo

Cementerio en Edimburgo

Lugares con actividad paranormal atraen cada año a turistas ansiosos de vivir una auténtica Noche de Brujas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Se acerca la Noche de Brujas y los destinos de miedo se preparan para recibir a los que ansían experimentar actividades paranormales. En algunos sitios se recorren museos, prisiones, callejones, cementerios y castillos mientras guías ilustran cada paso con historias escalofriantes.

En Edimburgo son comunes los tours nocturnos por los cementerios, pues Escocia es un destino con muchos reportes de “actividad fantasmal” en camposantos, iglesias, hoteles y castillos. En www.cityofthedeadtours.com no solo se reservan cupos para las excursiones sino que invitan a los participantes a “colaborar” con fotos en las que se hayan captado figuras fantasmales.

En Estados Unidos está la ciudad de Gettysburg, en Pensilvania, escenario de una cruenta batalla durante la Guerra de Secesión. Allí podrán dar un vistazo al puente Sach (donde en la noche se han fotografiado extrañas neblinas y figuras) y a los campos en los que se enfrentaron los ejércitos del norte y del sur, y donde en las noches aún se escucha el fuego de artillería. La Sociedad Paranormal Mason Dixon (www.masondixonghosttours.com) incluso ofrece tours para familias, niños incluidos, en los que se puede tomar parte en una “investigación” (claro, antes de que caiga la noche).

Los más valientes pueden aventurarse a entrar al museo Fort East Martello, en Key West (Florida), donde se encuentra Robert, el Muñeco. Hoy está detrás de una vitrina, pero se dice que cuando estaba en la casa de sus dueños se “movía” de lugar. Lo acompaña una cartelera llena de cartas pidiéndole que les retire la maldición que le lanzó a cada asistente a la exposición que lo ignoró o que se burló de él.

En México, las fiestas por el Día de los Muertos se toman al menos una semana. En Aguascalientes se realiza el Festival de las Calaveras. En Janitzio, una pequeña isla en el lago Pazcuaro (Michoacán), la celebración incluye música, procesiones y una velada nocturna en el cementerio para cantar y bailar (gomexico.about.com).

Hostales para el Halloween

- El HI-Ottawa Jail Hostel, en la capital de Canadá, es una antigua prisión con un tour donde se visita el corredor de la muerte, en el que ocurrió el último ahorcamiento en este país (1869). Se dice que el espíritu sigue merodeando por el lugar. Al finalizar el tour se puede descansar en una de las celdas.

- El USA Hostels San Diego está ubicado en lo que fue un burdel en el siglo XVIII, en San Diego (California). Se han reportado luces que se apagan solas, corrientes de aire sin explicación alguna, ruidos en los muros… Cuentan que el fantasma del sheriff Wyatt Earp deambula por el edificio buscando venganza.

- Para los que aman el mar y quieren disfrutar de una noche de Halloween con los niños, entonces el hotel es el HI-Point Montara Lighthouse, en Montara, California. En este antiguo faro se celebra una Noche de Brujas por todo lo alto con juegos, marionetas y trucos de magia.

Fuente: Hostelworld.com

Escenarios de miedo

El Bebé de Rosemary. Los exteriores de esta película de 1968 se filmaron en el edificio The Dakota, en la calle 72 al oeste de Central Park de Nueva York. Entre sus antiguos residentes están Boris Karloff y John Lennon (asesinado en la entrada). Se dice que Karloff realizaba sesiones espiritistas y que su fantasma aún deambula por los pasillos. También se cuenta que el ocultista Aleister Crowley, realizaba allí rituales de magia negra. Durante la filmación hubo manifestaciones de satanistas que intentaron detener el rodaje.

La casa encantada. Al sur de Stratford-upon-Avon, Inglaterra, está el hotel Ettington Park donde se filmó esta película (The Haunting, su nombre en inglés). Allí se han reportado sucesos paranormales que van desde la presencia de fantasmas hasta un candelabro flotando en el aire o libros que se mueven misteriosamente por la biblioteca.

Fuente: Hostelworld.com