• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

El Parque La Llovizna atrae a los visitantes a Ciudad Guayana

Parque La Llovizna, Ciudad Guayana | Saúl Rondón

Parque La Llovizna, Ciudad Guayana | Saúl Rondón

Este parque es parte de un conjunto de espacios naturales preservados a orillas del tramo final del Caroní, entre los que se encuentran los parques Punta Vista, Loefling y Cachamay

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El estado Bolívar es reconocido a nivel nacional e internacional por la belleza y variedad de sus espacios naturales, que en 240.000 kilómetros cuadrados reúnen desde mesetas montañosas como la Gran Sabana hasta espacios selváticos y lagos de gran tamaño.

Sin embargo, en los últimos años el movimiento turístico dentro de la entidad no se limita a estos sitios naturales, sino también a sus principales ciudades, como la moderna e industrial Ciudad Guayana (850.000 habitantes) y la histórica Ciudad Bolívar, que hoy se aproxima a los 350.000 pobladores.

En Ciudad Guayana, fundada hace medio siglo como soporte habitacional para miles de trabajadores de las nacientes industrias productoras de hierro, acero y aluminio, también existen espacios naturales que han sido seleccionados por los urbanistas y preservados para el disfrute de propios y visitantes.

Uno de estos espacios es el Parque Urbano La Llovizna, que ocupa 165 hectáreas de terrenos en la ribera oeste del río Caroní, al pie del aliviadero de la Central Hidroeléctrica Antonio José de Sucre (Macagua).

Este parque es parte de un conjunto de espacios naturales preservados a orillas del tramo final del Caroní, entre los que se encuentran los parques Punta Vista, Loefling y Cachamay.

En 2011 la Gobernación de Bolívar asumió el cuidado del parque La Llovizna y lo convirtió en el principal punto turístico dentro de Ciudad Guayana, superando en número de visitantes durante las temporadas de Navidad, Carnaval y Semana Santa a los grandes centros comerciales de la zona de Alta Vista.

Los visitantes pueden caminar o trotar a lo largo de cuatro kilómetros de caminerías, así como disfrutar de un día en familia en cualquiera de las churuatas o casas tipo indígena existentes en el parque.

También pueden disfrutar de las bellezas del río Caroní para lo que se dispone de varios miradores estratégicamente ubicados, denominados Pica Pica, Punta Vista, El Salto y Chaparral, además se mantienen varias lagunas plenas de peces autóctonas del ecosistema del Bajo Caroní.

El parque ofrece servicios de alimentación y recreación, incluyendo el uso de equipos aeróbicos y de autofuerza colocados por la gobernación bolivarense.

Igualmente se ofrecen todo tipo de artesanías y operan puntos de información al turista, en los cuales se puede obtener gratuitamente mapas y trípticos con información detallada sobre el estado Bolívar.

Un pequeño tren eléctrico está disponible para llevar a niños, personas con discapacidad y adultos mayores a lo largo del parque.

En cuanto a la seguridad, la Policía de Bolívar y la Guardia Nacional Bolivariana activaron unidades ciclísticas, apoyadas por un servicio permanente de ambulancia y paramédicos del Servicio de Emergencias Bolívar 171.

Una vez concluida la visita al parque, los turistas pueden recorrer el Ecomuseo del Caroní y la Plaza del Agua, ubicados en los alrededores de La Llovizna, los cuales forman parte de la gran estructura de la central hidroeléctrica Antonio José de Sucre.

En el Ecomuseo del Caroní existe una muestra permanente de artesanías y restos arqueológicos pertenecientes a culturas indígenas prehispánicas que habitaron la cuenca baja del Caroní, algunas de las cuales tienen más de 4.000 años de antigüedad.

"Ciudad Guayana ofrece una mezcla entre la naturaleza viva del estado Bolívar y el desarrollo industrial. La Llovizna es una muestra de que ambas cosas pueden convivir y complementarse para formar un escenario único en belleza, que debemos proteger y disfrutar todos los venezolanos", expresó al respecto el promotor turístico José Altuve.