• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Nazaret, Jerusalén, Haifa y Galilea dan la bienvenida a la Navidad en Israel

Un carpintero trabaja en la elaboración de esculturas de madera que representan figuras religiosas cristianas en un taller en Belén / Foto EFE/Abed Al Hashlamoun

Un carpintero trabaja en la elaboración de esculturas de madera que representan figuras religiosas cristianas en un taller en Belén / Foto EFE/Abed Al Hashlamoun

La situación de violencia que sacude la zona en los últimos tres meses ha espantado a los turistas y peregrinos extranjeros, pero la población cristiana local se ve con ganas de celebrar la Navidad en Tierra Santa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En Israel, donde los cristianos son una minoría, los adornos navideños, nacimientos y villancicos no son lo acostumbrado, pero importantes ciudades del itinerario cristiano dan la bienvenida a la Navidad con mercadillos y varios eventos.

Nazaret y otras aldeas de la Galilea, la histórica Jafa y la emblemática Jerusalén, además de localidades como Haifa, Lod o Ramle, aparecen estos días en las guías de publicaciones y medios on line como reclamos para el público en general que desee sumarse al espíritu navideño y las ganas de celebración que invaden en estas fechas al globo.

Con una población menor del 2% en el país, los cristianos son una minoría que integran confesiones de diferentes ritos, en gran parte seguidores de iglesias orientales.

Wadie Abu Nasar, portavoz de varias instituciones cristianas en Israel, estima en cerca de medio millón la población de cristianos residente en Israel, entre los que incluye a 120.000 de origen árabe local y el resto de diferente procedencia, como decenas de miles que emigraron al país de exrepúblicas soviéticas, Etiopía o trabajadores extranjeros que residen de forma legal o ilegal.

La situación de violencia que sacude la zona en los últimos tres meses ha espantado a los turistas y peregrinos extranjeros, pero la población cristiana local se ve con ganas de celebrar la Navidad en Tierra Santa.

"Pese a la situación, la gente quiere seguir con su esperanza y por esto hay previstas diferentes festividades, especialmente en la Galilea, que se diferencian de otras de perfil más bajo en Cisjordania", indicó Abu Nasar.

En la ciudad de Haifa y en Nazaret, así como en las poblaciones galileas de Meelia y Fasuta, de población católica con 3.000 habitantes cada una, se sucederán las procesiones especiales con motivo de la Navidad que atraen a público de toda la región.

También activistas cristianos planean visitar hospitales para desear felices fiestas especialmente a niños enfermos en Haifa o a los ancianos en residencias de la tercera edad.

Los paquetes de donaciones para enviar a las familias más necesitadas es otra costumbre muy arraigada en la Galilea o Haifa, al igual que en la palestina Belén, que será el epicentro de la festividad el día de Navidad.

Las celebraciones se prolongan hasta final de mes y se inician en Nazaret, de donde era originaria la familia de Jesús y donde tendrá lugar un concierto de gala de la Orquesta Sinfónica de la Galilea, y un pasacalles el mismo día 24 de diciembre, en paralelo a la procesión que realiza el patriarca latino de Jerusalén a Belén.

Las calles de Nazaret también serán escenario de un festival culinario y un mercadillo en el que los viandantes pueden degustar y comprar los productos típicos, incluidos postres árabes y comprar ornamentos para el árbol y la casa.

Jerusalén dio el pistoletazo de salida a la Navidad con el encendido del tradicional árbol en la ciudad antigua en la noche del viernes, en la parte oriental, mientras que son escasos los lugares en la parte oeste donde puede sentirse el espíritu de esta fiesta.

Uno de ellos es la icónica sede del YMCA, construido en 1933 con diseño de Arthur Loomis Harmon, arquitecto del Empire State, que ha decorado como cada año su imponente campanario de 45 metros y un ciprés exterior con gran profusión de luces y bolas.

En su interior el mercadillo navideño recibió este fin de semana a decenas de visitantes, con el espíritu de integración de cristianos, judíos y musulmanes en la Ciudad Santa, que comparten instalaciones deportivas, guardería y restaurante con asiduidad.

"Queremos sentir que existe la Navidad en esta ciudad y qué mejor manera que visitar este mercadillo tan tradicional", explicó una pareja cristiana palestina que acudió al popular edificio.

También la histórica ciudad portuaria de Jafa, aledaña a Tel Aviv, cuenta con su particular mercadillo de invierno donde los visitantes pueden adquirir productos artesanales, árboles navideños, comida y adornos para la ocasión.

Otras aldeas de la Galilea, donde Jesús predicó a sus discípulos, recogen el espíritu navideño y organizan paseos guiados para apreciar la iluminación nocturna como Eliabun, Kafr Yasif o Gush Halav.

A diferencia de otras áreas de la región, en Israel el número de cristianos ha aumentado aunque de forma muy lenta en los últimos años y se mantienen en torno al 2%.

Ello pese a que en cómputo global el porcentaje se redujo en relación a los otros dos grupos predominantes como judíos y musulmanes, que crecen a un ritmo más acelerado, según las estadísticas.