• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Murciélagos y auroras boreales en el verano de París

Será un paseo nocturno entre murciélagos en compañía de los buscadores que estudian estos animales misteriosos / Foto alleyras-capitale.info/

Será un paseo nocturno entre murciélagos en compañía de los buscadores que estudian estos animales misteriosos / Foto alleyras-capitale.info/

Además de la playa en el Sena, en este verano habrá paseos nocturnos entre murciélagos y hasta una actividad que incluye escuchar el sonido de las auroras boreales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

París ofrece como cada verano una cargada agenda cultural para sus visitantes, en la que incluye siestas electrónicas, caminatas nocturnas entre murciélagos o escuchar el sonido de las auroras boreales mientras se escuchan mitos de la cultura inuit.

Para los amantes de la ciencia, el Museo Nacional de Historia Natural presenta este año la posibilidad de dar un paseo nocturno entre murciélagos en compañía de los buscadores que estudian estos animales misteriosos, algunas de cuyas razas están en peligro de extinción.

Y tras una noche en vela entre murciélagos nada mejor que disfrutar de una siesta electrónica tumbado en la hierba del jardín del Museo del Quai Branly mientras suenan creaciones musicales etnoelectrónicas. Este festival “hedonista” se celebra todos los domingos del verano. Mientras que para los valientes el mismo museo propone también noches de historias de miedo sobre leyendas fantasmagóricas de otras culturas sumidos en la oscuridad.

Oscuridad que se rompe en París con los sonidos emitidos por las auroras boreales a ritmo de las creencias del pueblo inuit que el Palacio de Tokio presenta con El intervalo de la resonancia, un video en consonancia con Ni el cielo ni la Tierra, largometraje presentado en el festival de Cannes de 2015 y que entrelaza mitología y ciencia.

En la parte negativa, la capital francesa ha tenido que anular ciertas actividades por medidas de seguridad tras los atentados que ha sufrido el país y que ha afectado el transcurso de París playa, evento principal del verano, y el popular festival de cine al aire libre del parque de La Villette, que este año hacía honor a las películas neoyorquinas.