• Caracas (Venezuela)

Viajes

Al instante

Melbourne: Buena para vivir y visitar

Estación de trenes de Melbourne | Archivo

Estación de trenes de Melbourne | Archivo

La llamada The Queen City mantiene una arquitectura victoriana que contrasta con los nuevos edificios corporativos y tiene un nivel de servicios envidiable

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Melbourne es la cara victoriana de Australia. No tiene imagen de playas ni edificios de fama mundial, no tiene ese papel de casi capital que suele concedérsele a Sydney, pasando por alto la existencia de Canberra. Sin embargo, desde hace cuatro años Melbourne encabeza la lista de las ciudades donde mejor se vive y no solo en Australia, sino en todo el mundo. 

Suele causar sorpresa la primera vista de sus rascacielos, de los edificios victorianos detenidos en el tiempo entre torres de vidrio y aluminio, y sobre todo su nivel de servicios envidiable hasta para las grandes capitales del planeta.

En verdad, Melbourne es capital también, la del estado de Victoria, el más europeo de Australia: y no tanto por su población, sino por sus paisajes de colinas y montañas verdes cubiertas de bosques. Es muy distinta del resto de Australia, asociada por lo general con barreras coralinas y desiertos rojizos que se extienden hasta donde llega la vista.

Fue también la capital del país hasta que cedió ese privilegio a Canberra. Lo que no cedió fue su papel de capital financiera, lo que explica la profusión de torres corporativas que se miran en las aguas del río Yarra, cuyas riberas fueron remodeladas para convertirlas en zonas residenciales y comerciales.

Foco de diásporas. Es uno de los principales centros de la diáspora griega. Pero también hay muchos italianos, sobre todo en el valle del Yarra, fuera de la ciudad, y por supuesto muchos asiáticos. El Barrio Chino de Melbourne es de hecho uno de sus principales paseos turísticos no solo para ir a cenar y de paso ver sus calles y su gran pórtico iluminados­, sino para comprar y vivir una experiencia oriental.

El centro histórico es una zona de menos de 30 manzanas a orillas del Yarra. La mejor manera de conocerlo es caminarlo, porque es pequeño. Pero antes se puede subir a un vagón de la línea circular, The Circle Line, un tranvía gratuito que rodea esta porción de la ciudad y al que se puede ascender en cualquier momento.

Con pingüinos y koalas

Otro destino cerca de Melbourne es la isla Phillip. Además de playas, allí está el Koala Conservation Centre (el mejor lugar para avistar esos animales) y un parque frente al Pacífico, donde habitan los pingüinos azules, los más pequeños de la especie (miden 40 centímetros). Se los ve al amanecer y al anochecer, cuando van y vuelven del océano para alimentarse.